Marina Bay Sands, Singapur (Parte 1) -El Hotel Estadía en Singapur

Marina Bay Sands Night

Hace unos 8 años (2009), cuando estuvimos en Singapur por primera vez, mientras paseábamos por la bahía y le sacábamos fotos al Merlion, también le sacamos una foto a algo que estaban construyendo del lado de enfrente. Eran tres torres bastante altas, pero en ese momento no nos pareció nada demasiado especial, de hecho Singapur estaba lleno de torres, y no teníamos idea qué era. Por lo tanto no le prestamos demasiada atención.

Un par de años después, empezaron a aparecer por internet las fotos de una piscina muy fuera de lo común, una piscina infinita (infinity pool) que parecía estar en el cielo. El lugar era el hotel Marina Bay Sands, la piscina estaba situada sobre una terraza montada a lo largo de esas tres torres que yo había visto en construcción (si hubiera estado en ese momento esa terraza sí me hubiera llamado la atención!).

De casualidad Alicia estuvo viendo unas fotos en internet sobre unos jardines verticales e iluminados que también inauguraron en Singapur, Gardens by the Bay, y me dijo que le gustaría ir. Este bosque esta situado justo detrás del Marina Bay Sands, asique bueno, no había mucho que pensar, simplemente esperar una promo de Qatar Airways para el vuelo a Singapur, y reservar en el Marina Bay Sands.

Investigando en la página web, los precios en el hotel variaban muchísimo según las fechas, desde “más o menos carito” hasta “pero vos estás en pedo?”. Entonces lo que hice fue fijarme en que fechas era más barato, y reservé para esas fechas, y luego compre los aéreos para las mismas fechas.

Como siempre, mi regla para hoteles 5* es nunca reservar la habitación más barata; si no me dá para una habitación mejor, prefiero un 4*. Para estas fechas, los club rooms no estaban demasiado lejos de la básica, por lo que reservé un Grand Club. El siguiente nivel era la Orchid suite y ya se me iba de las manos. Pero como en muchos hoteles, los club rooms incluyen desayuno en el club lounge, té de la tarde, y bebidas y snacks a la nochecita, por lo que son generalmente una muy buena opción.

Llegamos entonces en taxi desde el aeropuerto, directo a la Torre 1, donde el online check-in que había hecho la noche anterior nos había dicho que vayamos,  directamente al premium check-in (para club rooms y suites). Al bajar del taxi uno de los botones sacó todo nuestro equipaje del baúl, lo puso en un carrito, y tomó mi nombre para luego enviar todo directamente a la habitación.

Nos costó encontrar el premium check-in, porque donde nos indicaban había un gran mostrador normal de check-in, con una fila bastante larga. Después de dar un par de vueltas, alguien nos acompañó y nos mostró exáctamente el lugar, una pequeña puerta al costado del gran mostrador, pero que no estaba señalizada de ninguna manera.

El Premium Check-in espectacular. No bien entramos nos convidaron un helado, y nos indicaron que sacáramos un nro., pero como en ese momento no había nadie esperando, nos atendieron inmediatamente.

Nos sentamos en un escritorio, el agente nos atendió muy amablemente, y enseguida nos hizo el check-in, ya que como había hecho el check-in online la noche anterior, todos nuestros datos ya estaban ingresados. También nos confirmó que teníamos incluído el desayuno en el Club 55, pero si queríamos podíamos también ir a cualquiera de los otros restaurantes del hotel donde sirven desayuno. Por curiosidad le pregunté si sabía de algún argentino que trabajara en el hotel, y me dijo que en el hotel mismo no, pero en la pizzería Mozza que quedaba en el shopping adjunto, la manager era argentina. Si pintaba ir a comer ahí la saludábamos, pero no ocurrió.

Ya con las tarjetas en la mano, buscamos los ascensores correcto para ir a nuestra habitación en el piso 19.

Ya que otros ascensores son para los pisos superiores.

Aún cuando en la planta baja del hotel hay mucha gente y mucho bullicio, en los pisos donde estaba nuestra habitaciones es extremadamente tranquilo, ya que es más arriba de donde las dos partes de las torres se unen.

Entramos a nuestra habitación. Esto sería el palier.

Luego hay una especie de living, con sofá y mesita, pero como no es una suite, no está físicamente separado del resto.

Ahí mismo hay una Nespresso con una pequeña variedad de capsulitas.

Frente al living está la cama king.

Separado por un modular y la tele, que se gira 180o para poder ver desde la cama o desde el sillón.

Al lado de la cama, como empotrado hay un escritorio.

Que aquí vemos en detalle.

Las mesitas de luz, contenían conectores USB y tomas multiformato, como corresponde a cualquier hotel que reconozca que estamos en el siglo XXI

El minibar muy bien surtido, pero era pago, por lo que apenas si consumí una coca.

Pava eléctrica.

Vasos, copas, chocolate, tés.

El simpático elefantito hecho con toallas, bastante usual en los cruceros pero no lo había visto en un hotel hasta ahora.

El baño era enorme, casi tan grande como la habitación!

Cuarto de ducha

Amenities

Los productos era de Roberto Cavalli, Alicia estaba fascinada porque decía que eran los que usaba la Su, y se trajo un cargamento, ya que todos los días los reponian aunque no los hubiéramos usado.

La bañadera con un ventanal que daba hacia la bahía. Lamentablemente no se podía usar con la persiana (eléctrica) levantada, porque si bien desde la bahía es imposible que te vean, el costado daba al pasillo interno, y si alguien se asomaba explícitamente, podía ver.

Los amenities de la bañadera.

El toilette con el inodoro estaba en cuartito aún separado, por lo que la privacidad estaba garantizada en este caso.

La vista desde la habitación al amanecer.

Periscope con recorrido de la habitación.

 

Bastante tiempo de la estadía lo pasamos recorriendo el hotel. Fuimos al gimnasio en el piso 55.

Sacamos fotos desde los balcones internos.

Rise, restaurante buffet en la planta baja.

Y desde el puente que cruza por adentro para ir al Gardens by the Bay, pero que no tiene acceso al hotel.

Y por supuesto muchas fotos del edificio desde afuera.
Desde adelante, sobre la salida del shopping que dá a la bahía.

Viniendo desde la estación del metro Marina Bay (que paradójicamente no es la más conveniente para el hotel, sino que es Bayfront)

Desde la terraza del hotel Fullerton, en frente.

El extremo de la terraza es un mirador que está abierto al público, por el módico precio de S$23

Rodeando la bahía.

El Helix Bridge cruza el canal de acceso a la bahía hacia el hotel.

Y hay una especie de balcones para sacarse fotos.

Yendo para Gardens by the Bay

La arquitectura es espectacular.

A ver si descubren cual era nuestra habitación. Dejé la GoPro pegada al vidrio para hacer un time-lapse.

Ya de noche desde Gardens by the Bay.

La pasarela, y uno de los árboles.

Desde el Dragonfly Lake

Finalmente, para hacer el check-out simplemente se puede llenar un pequeño formulario, usando el lapicito que te proveen ahí, y dejarlo en cualquiera de estos buzones.

Un breve videíto sobre el hotel.

Más que un hotel, el Marina Bay Sands es una prácticamente un destino en si mismo, si tenemos en cuenta además el shopping adyacente (que pertenece a la misma empresa del hotel, y que tiene acceso directo desde el hotel), tranquilamente podría uno quedarse allí varios días sin salir, y no aburrirse. Es excelente y todo el personal se comportó de manera excepcional, de hecho hasta el botones que nos llevó el equipaje a la habitación, nos dejó su tarjeta personal por si necesitábamos algo.

En los próximos posts les mostraré los restaurantes, y por supuesto, la piscina infinita en la terraza.

 


Show currencies in
Powered by LocalCurrency. Rates from Yahoo! Finance

9 Responses to Marina Bay Sands, Singapur (Parte 1) -El Hotel Estadía en Singapur

  1. Omar says:

    Que hermoso lugar , te sentis un rey en esel ugar por el lujo y la atencion , que envidia poder estar ahi , felicitaciones!

    • Ale says:

      Sí, no sé si es tanto lujo, creo que es una medida justa de comodidad. Pero sí, definitivamente un lugar que vale la pena conocer.
      Gracias y saludos!

  2. bettysreisen says:

    Espectacular!!!! inmensa alegría me produce que lo hayan disfrutado, en tu relato transmitís cuánto te gustó estar ahí.
    Saludos!

  3. gkaptan says:

    Tremendo….. puedo decir algunas palabras para expresar lo que sentí cuando leí el review, pero no se si le harían justicia. Impresionante. Punto. Es un MUST definitivamente. Me da la sensación de que es ideal para relajar, para estar tranquilisimo. Casi para no salir del hotel. Con 5 días está mas que bien no? No investigué mucho Singapur en si, pero ese hotel paga todo el viaje creo.

    • Ale says:

      Hola Gabriel. No sé si tranquilidad es la definición correcta, porque en cuanto salís de tu habitación y te metés en el ascensor, te empezás a cruzar con muchísima gente. Pero definitivamente podés pasar 4/5 días sin salir del hotel y la pasás bárbaro. Singapur tiene mucho para visitar, así que quizá una buen opción sería quedarse 4 noches en el Marina Bay Sands y disfrutarlo al máximo, y luego otras 4 noches en otro lugar más accesible para aprovechar y visitar el resto de Singapur.

      • gkaptan says:

        Claro, eso no lo había pensado. Y si, albergan miles de personas. La pileta es común a todas las categorías de habitación o hay zonas definidas? Gracias por el Datolo respecto a la estadía, está muy bien ese plan. Espero a los otros posteos a ver que contas. En este post tarde en comentarte porque estoy a full de laburo y ya el domingo parto para Japón. Al final en Hong Kong saque Holiday Inn Mongkok. Tenías mucha razón respecto a esa ubicación, realmente estas en el centro y ya hay para divertirse bastante en esa zona.

  4. Tin says:

    Hola Ale. Gran posteo. En enero nos pegamos una vuelta por Singapur, me podrás comentar de la precios? Chequee un par de veces y no le encuentro variación. Gracias!

    • Ale says:

      Fijate en la página, andá donde dice Book Rooms, y para cada tipo de room hay un link que dice Flexible Dates, eso te abre el calendario con los precios de varios días, y podés ir para adelante o para atrás. Pero por lo que veo en Enero no varían demasiado, desde USD300.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: