QR909 Sydney – Doha First Class en el A380 de Qatar – Parte 1 Fecha del vuelo: 17/09/2016

Asiento First Qatar

Habíamos llegado desde Queenstown a Sydney pasado el mediodía, y decidimos ir a pasear un poco por Sydney hasta la noche que teníamos el vuelo a Doha. Dejamos el equipaje en el guardaequipaje del aeropuerto (AUD 13 +tax cada pieza), y nos tomamos el tren a Circular Quay, en pleno centro icónico de Sydney.

Impresionante la cantidad de gente que había, cuando estuvimos en el 2009 todo estaba mucho más tranquilo. Y todavía zafamos porque el día siguiente era la maratón de Sydney, o sea que nos hubieramos encontrado con un montón de calles cerradas y hubiera sido un caos. Paseamos por Circular Quay hasta la Opera, y luego fuimos para The Rocks. Allí comímos unas mén ilanesas espectaculares en un restaurant alemán, y luego seguimos paseando por la zona bajo el puente, con unas vistas espectaculares de la bahía de Sydney. Luego fuimos a tomar el tren de regreso al aeropuerto a una estación anterior, Wynyard, y recorrimos la zona de teatros, realmente muy lindo todo. Debo decir que la ciudad que más me gustó de Nueva Zelanda fue Sydney! ;)

El aeropuerto

Llegamos de regreso a la terminal internacional de Sydney, recogimos nuestro equipaje y fuimos a hacer el checkin.

Eran las 20 y algo, y el vuelo salía a las 21:50. Mucha gente, después de todo era un A380. Qatar había comenzado a volar a Sydney en el A380 solo el día anterior (de hecho la ida había sido en B777)
Nos pusimos en la fila prioritaria. Incluso aquí había mucha gente, después de todo hay 56 asientos premium en el A380 de Qatar.

Después de un ratito nos atendieron. Despachamos nuestro equipaje, y me sorprendió que nos pesaran el equipaje de mano, y anotaran el peso en la etiqueta que adosaban a cada pieza. Después veríamos el porqué.
Junto con los boarding passes nos dieron unos pases para el Fast Track de seguridad.

Cuya entrada es por acá.

En realidad el fast track no es gran cosa, porque simplemente hace saltar la fila, pero no hay carriles de migraciones o seguridad dedicados. Primero se pasa por migraciones, para lo que previamente hay que llenar una tarjeta. Lo gracioso es que el pase es por una máquinas automáticas para todo el mundo, y luego hay que tirar la tarjeta en una urna, donde seguramente se destruyen diariamente.

Yo pasé sin problemas, pero mi mujer quedó detrás de una mujer china que no era capaz de entender que tenía que esperar que la luz se ponga verde antes de meter el pasaporte. O sea, ROJO DETENERSE, VERDE CONTINUAR, no es tán difícil, no? Al final alguien vino a sacarla de la máquina y llevarla a un mostrador. Mientras tanto yo estaba del otro lado, esperando para pasar por seguridad.
Perdí de vista a mi mujer, y mientras esperaba, se acerca una de las empleadas que ordena las filas:
-Está esperando a alguien?
-Sí, a mi mujer.
-Es una buena esposa? Sabe cocinar bien?
-Sí, sí, cocina muy bien.
-Ah, entonces espérela!

Tardó mucho Alicia en pasar, y luego la mandaron por otro carril de seguridad. Así que pasé yo por donde estaba y luego me la encontré del otro lado. Resulta que aparentemente la china tildó la máquina con tanto manoseo, y ella tuvo que pasar por el mostrador.
Para colmo, el agente de migraciones vió que la foto “le salió muy blanca” (?), y le puso a hacer preguntas, le pidió si tenía otra identificación (no tenía) y la tuvo ahí varios minutos. O sea, imaginen la cantidad de sellos que tiene Alicia en su pasaporte, y además habíamos entrado y salido de Australia hacía 14 días, y vuelto a entrar hacía unas horas! Me parece que migraciones en Australia tienen algún kilombito, deberían revisar algunas cosas.

Como ya no quedaba mucho tiempo, fuimos directo para el lounge. Desde hace mucho que quería conocer el lounge de First Class de Qantas en Sydney, que es mundialmente famoso.

Pero los detalles irán en una entrada aparte.

Desde el lounge había unas vistas excelentes de la plataforma, y nuestro avión estaba allí mismo.

Cuando anunciaron que ya podíamos abordar, dejamos el lounge. La terminal es muy linda y amplia para un lado.

Pero medio tétrica para el otro, aunque está en reparaciones.

La fila para abordar era bastante larga, y había personal de Qatar con carteles indicando los nros. de fila que podían abordar.

Igualmente, por la fila prioritaria pasamos diréctamente.

El upgrade

Cuando llegamos al control, al escanear los boarding passes, la luz se puso roja en lugar de verde. La empleada nos indicó que pasaramos a un costado y que ya nos iban a atender.
Lo primero que pensé fue “upgrade!”. Pero no podía cantar victoria. Había dos personas antes de nosotros, una familia de chinos, y un señor. Desde donde estaba yo miraba la pantalla de la empleada, y vi que a la familia le salía una nota que decía “chequear equipaje de mano por peso”. La empleada entonces sacó una de esas balanzas en las que se cuelgan las cosas a pesar mientras se sostiene la misma con la mano, y peso cada una de las mochilas/bolsos. Todo pareció estar bien, así que los dejaron pasar. Quién habrá puesto esa nota en la reserva, no sé, porque supuestamente ya les habrían pesado todo en el checkin, no?
Al siguiente pasajero, le dijeron que tenía que viajar en economy por la sobreventa de la cabina de business, y que le iban a devolver las millas, por lo que probablemente había hecho un upgrade con millas. El tipo no dijo ni mu que lo mandaban a la fila 82, a mi me hacen un downgrade en semejante vuelo (14hs) y armo un escándalo!
Ahora era nuestro turno. Yo miraba la pantalla, y cuando ví 1K, salí corriendo alrededor de los mostradores, al grito de “vamos, carajo!!!!”

No, mentira, me quedé ahí tranquilito, le agradecí a la agente cuando nos dió los nuevos boarding passes, y nos fuimos a abordar el avión.

A diferencia de Emirates, que tiene First Class en casi toda su flota de largo alcance, Qatar solo tiene First en los A380, lo que lo limita a las rutas de Doha a Londres, a Bangkok, a París y ahora a Sydney. Por lo tanto fue un privilegio muy inusual poder disfrutar de la First Class de Qatar, y en una ruta tan larga como esta.

El avión

Entramos al avión, y nos recibió una tripulante que nos acompañó hasta nuestros asientos. En esta cabina no hay portaequipajes, supongo que es por el diseño del avión ya que tan adelante el techo empieza a bajar bastante pronunciadamente. Por lo tanto la tripulante llevó mi carry-on y lo guardó en un armarito adelante. Yo me quedé con mi mochila ya que tenía espacio de sobra para guardarla, y me senté en mi asiento, el 1K, mientras que Alicia estaba detrás mío en el 2K.

Pero del asiento en sí nos ocuparemos más tarde.

Dos de los tripulantes de cabina se vinieron a presentar, y uno de ellos me dejó además un voucher para usar internet durante todo el vuelo.

Pronto me trajeron una bebida de bienvenida con unas tostaditas, una toallita caliente, y el amenity kit.

A mi lado tenía una pareja de señores mayores, que me saludaron muy alegremente cuando ya estuvimos instalados.

Cuando todo estuvo listo, hicimos el push-back, y rápidamente despegamos. Como siempre, es un placer despegar en un A380, porque es extremadamente suave y ni se siente el ruido. Y sentado en este asiento, estaba, literalmente, en el cielo!
Pasamos un poco lejos de la bahía de Sydney como para que se vea todo bien, lo mejor que pude obtener fue esto.

La cena

Nos trajeron los menús, y nos tomaron los pedidos para la cena, como es usual, podíamos elegir cenar ahora o en cualquier momento. Pero siendo más de las 22hs, lo mejor era cenar para luego irnos a dormir.
Este es el menú

Y el menú de vinos, incluía el afamado Champagne Krug. Esto es algo que siempre me dá un poco de bronca, porque como yo no bebo me dá la sensación de que me pierdo una parte importante de la experiencia. Estos son solo algunos de los vinos que estaban en el menú.

En este asinto teníamos la oportunidad de cenar los dos juntos, ya que el apoyapies se puede usar como un asiento para una segunda persona. Pero mi mujer prefierió cenar mucho más cómodamente en su asiento mirando la tele, y la verdad que tenía razón.
Similarmente a como es en business, prepararon la mesa con un mantel, una servilleta, y luego una panera, salero y pimentero, manteca y aceite.

Luego llegó la entrada, que yo hanía pedido la ensalada de cordero australiano, con queso feta y quinoa.
Pero me trajeron la ensalada de cola de langosta, camarones y pulpo.

Como eso también me gustaba, lo comí igual. Luego me enteré que mi ensalada se la dieron a mi mujer, y a mi la de ella!
De principal pedí el bife de lomo australiano.

De postre helado, que fue igual al de los otros vuelos, nada especial.

Después de terminar de comer, y de que retiraran la mesa, me dispuse a mirar un poco de tele antes de dormirme. Para eso tome el pijama que me habían dado y fui a cambiarme al baño.

El Baño.

Todos los A380 tienen dos espacios adelante, a ambos lados de la escalera, donde el techo ya se hace muy bajo como para poner asientos. Entonces la mayoría de las aerolíneas ponen ahí un baño mas espacioso que lo normal, aprovechando que generalmente la cabina de First o business se encuentra al lado. Aunque por ejemplo, de los Qantas tienen un saloncito, con sillones y una tele grande.

Este es el baño entonces.

Y del otro lado.

Hay un cajoncito con cosméticos o todo lo uno pueda necesitar.

Toallas de tela para secarse las manos.

Todo en un estlio muy moderno, incluyendo la salida del agua.

El inodoro está disimulado bajo una tapa que al estar baja se integra con el resto del sillón.

Flores.

Muchas flores (lo que me recuerda que British Airways acaba de hacer una nueva mejora a su servicio, y sacó las flores de los baños de business y First).

Muy similar al baño del A380 de Emirates, con la salvedad que aquí no tenemos ducha.
Había pedido un pijama tamaño M. Pero cuando me quise poner la parte de arriba, no me entraba! O el pijama era muy pequeño para ser M, o entre la milanesa de la tarde y la cena de hacía un rato, había aumentado mi volúmen! Tuve que ir a pedirle a una tripulante si me podía dar otro más grande. Ningún problema.

Esta vez sí me entró, y ya quedé listo para ir a la cucha.

Mientras, otra de las tripulantes me había preparado la cama, con el colchón y la manta, por lo que cuando volví a mi asiento ya estaba listo.

Así que me dispuse a ver un pcoo de tele antes de dormirme. Me puse la alarma como para dormir 6 horas, porque con lo cómoda que era la cama, podría haber seguido de largo hasta llegar a Doha, y quería disfrutar del vuelo, y además me faltaba recorrer un poco el avión.

Así es que en el la parte 2 de este reporte,  mostraré el bar, el desayuno, y el asiento con más detalle. Que tengan buenas noches.

18 Responses to QR909 Sydney – Doha First Class en el A380 de Qatar – Parte 1 Fecha del vuelo: 17/09/2016

  1. Genial, que maravilla que te toque eso de chiripa!
    No se si me da mas envidia tu vuelo en first, o la frase “me puse la alarma para no dormir más de 6 horas”. Lo distinta que sería mi vida si pudiera dormir 6 horas en todos los vuelos!
    Excelente todo, espero la 2 parte.
    Abrazo

  2. Marchu says:

    Wow!! Que avión tan bueno y que comodidad tiene la first! El placer de volar es mayor así…yo en mi mente elegí la entrada que te dieron equivocada, pobre Alicia!!! Y hubiese comido el pollo a la árabe!!!, De postre el pudding de naranja!!!que. Menú xDios!!! Las. Fotos muy buenas!!!

  3. Alberto says:

    Excelente, carajo.

  4. Betty says:

    Hola Ale!
    Lograr un upgrade en esa aeronave debe ser un sueño indescriptible! Me alegro por ustedes y por mí, porque me dá la posibilidad de conocer en detalle algo que nunca haré jaja
    Suelo dormir 5 o 6 hs seguidas en economy, por lo que imaginate que en esa cama me tienen que despertar para que me baje:)
    Espero la parte dos!
    Saludos

    • Ale says:

      Hola Betty, sí un placer!
      Por eso me puse la alarma, porque la cama era tan cómoda y amplia, además del silencio y suavidad del A380, que si te dormis, seguís de largo!
      Saludos!

  5. Julian says:

    No me quedo claro si el peso de tu equipaje de mano, pesado o liviano, te ayudo a conseguir el upgrade?

    Los oficiales de oz son de los más complicados que me han tocado. Casi siempre con mala actitud y cuestionando cosas – una vez me cuestionaron la fecha de vencimiento de un pasaporte eu que tenía un formato confuso, pero en vez de fijarse en el doc me decían q la fecha estaba mal y se ofuscó cuando le demostré q el estaba equivocado.. en fin

    felicitaciones por el upgrade, que placer!

    • Ale says:

      No, el equipaje de mano nada que ver, casi seguro fue por ser OW Emerald y un poco de suerte.
      Aparte no se que pretendía el de migraciones, ni siquiera estaba entrando a Australia, estaba saliendo!
      Saludos!

  6. […] Esta es la segunda parte del vuelo en First Class en el A380 de Qatar Airways. La primera parte la encuentran aquí. […]

  7. Ana O says:

    Yo también me hubiera comido en mi asiento, principalmente porque si estoy de espaldas a la dirección del viaje, me mareo. Me pasó rn la configuración nueva de business de no recuerdo qué avión de AA. El despegue me mató.

    • Ale says:

      Mirá vos, a mi no me afecta para nada, de hecho en la business de BA siempre viajo al revés porque los asientos de ventanilla son todos así.
      De hecho solamente se nota un poco en el despegue y en el aterrizaje, en pleno vuelo no podría decir si estoy para un lado u otro?
      Saludos!

  8. […] algún motivo, quizá por haber estado cansado, o por haber quedado obnubilado por el vuelo anterior en First class,  no me molesté demasiado con la fotos. Por eso no hay demasiado para mostrar […]

  9. […] Todos los ventanales dan a las plataformas, y ahí nomás estaba nuestro A380 en el que volaríamos a Doha, y aún no sabíamos que lo íbamos a hacer en First Class! […]

  10. […] y desde allí volamos a Sydney en la low-cost Jetstar. Allí nos esperaba la gran sorpresa, el upgrade a First Class en el A380 de Qatar, en el tramo hacia […]

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: