Más alquileres en Airbnb

Airbnb Pasadena

Hace unos meses hice un post con mis departamentos de Airbnb, y ahora que estuve en un par más, hago una continuación.

Después de los Airbnb de aquel post, estuvimos en uno en Queenstown, Nueva Zelanda. Ese departamento ya lo mostré en el post de los hoteles en Nueva Zelanda (quizá debería haberlo dejado para este post).

Pero en Octubre nos fuimos a Cerdeña.

La Caletta, Cerdeña, Italia.

En Cerdeña, la oferta de Airbnb era enorme. Como no teníamos mucha idea de dónde ir puntualmente, la verdad que me puse a buscar, dentro de la costa noreste de la isla, algún lugar que me gustara. Éste, en el pueblo de La Caletta, fue el que más me gustó, y el precio era muy conveniente.

En realidad el lugar era el hotel Abitare a Vacanza, que ofrece departamentos completos. Octubre es prácticamente el fin de la temporada en Cerdeña, por lo que el hotel estaba prácticamente vacío, solo nos cruzamos una sola vez con otros huéspedes en toda la estadía.

La entrada.

La recepción

El acceso al departamento era por el dormitorio.

Que contaba con dos armarios separados, TV y una cajonera. Todo muy bien.

El living tenía una mesa redonda, sillas y un sillón. Una pequeña TV en la pared que jamás encendimos.

El baño, amplio y con todo lo necesario.

Cocina completa.

Entre los espacios comunes, tenían este lindo salón, donde había una máquina de café, libros y revistas.

Y un gimnasio.

La ubicación era frente al mar (aunque nuestro depto. no tenía vista al mismo), aunque sobre la marina, la playa quedaba a unos 300 mts, misma distancia hacia la calle principal donde estaban la mayoría de los restaurantes, negocios, supermercados, etc.

Mayormente todo estuvo bien, excepto un par de detalles. Por supuesto había WiFi en el hotel, pero era exasperadamente lento. Me dijeron que porque al ser una isla, no hay buena conectividad. Puede haber sido cierto, pero el 3G de mi conexión de Three funcionaba mejor.
El otro problema, es que al alquilar por Airbnb se supone que deberían estar todos los esenciales, como jabón, papel higiénico, shampoo; en la cocina rollo de papel, sal, aceite y vinagre. Estoy de vacaciones, la idea no es salir a comprar papel, jabón, etc. Bueno, de todo eso, lo único que había era un rollo de papel higiénico (carta igienica, tuve que aprenderlo), y cuando se acabó, nada más. Le pedí a Alessandro, quien estaba a cargo del hotel, si me podía facilitar algo de todo eso, y me dijo que no estaba incluído, pero igualmente me trajo papel higiénico y jabón para las manos.

Salvo estos detalles, el lugar es recomendable.

Pasadena, California.

En el viaje a Los Angeles, queríamos alojarnos en Pasadena, porque nos había gustado mucho en el viaje anterior. El problema que en año nuevo, Pasadena es la sede del Rose Parade, y del Rose Bowl,  y por lo tanto hay mucha demanda. Para cuando me puse a buscar, ya quedaba poco, pero encontré éste en una ubicación excepcional, y con un precio relativamente razonable (dado el caso), pero que igualmente es lo que más pagué por un Airbnb ever.

Aún así, fue mi peor alquiler con Airbnb. No es que haya ocurrido algo terrible, pero hubo una serie de detalles que hicieron que la estadía en el depto. no fuera tan placentera como debía haber sido.

El depto. era como mostraban las fotos en Airbnb. Tipo, loft en dos niveles.

Con una linda y bien equipada cocina.

Arriba estaba el dormitorio, con una cama King, y un disño brutalista, que no me gusta mucho. La cama muy cómoda y con excelentes sábanas, pero ni una silla o algo para dejar la ropa.

Había tele arriba y abajo, pero no se veía muy bien.

El baño era algo antiguo, pero estaba bien.

Ahora bien, tuvimos los siguientes problemas:

  • El dueño me mandó las instrucciones para entrar, un código para abajo y uno para arriba. El código de arriba no abría la puerta. Después de varios intentos, lo llamé y me dijo que se había equivocado, y me dió otro código que sí abría.
  • El fob para abrir el portón del garage estaba sobre la mesada de la cocina. Fuimos a guardar el auto en el garage del subsuelo, y supuestamente debíamos subir en el ascensor hasta el primer piso. Pero el ascensor no andaba. No encontrábamos la forma de salir del garage, por el portón no se podía salir. Después de varias vueltas, encontramos una puertita que salía al callejón de atrás. Tuvimos que ir por ahí, cargando las valijas, dar la vuelta hasta la entrada del edificio, y después subir otro piso. El ascensor se arregló al tercer día.
  • Los tres primeros días hizo bastante frío. En el depto., nos morimos de calor arriba, y de frío abajo, porque obviamente el calor sube y el sistema de calefacción estaba arriba (un cráneo el que lo diseñó!). Para intentar que abajo al menos no se forme escarcha, había que mantener la calefacción prendida todo el tiempo, y aunque el dormitorio era una selva tropical, abajo no terminaba de calentarse, mientras escribía en la laptop tenía las manos y la nariz helados!
  • El sistema de calefacción, era un sistema de aire acondicionado frio/calor, con termostato regulable. El equipo estaba ubicado entre el domitorio y el baño, y al tenerlo a cierta temperatura, prendía y apagaba con bastante frecuencia. Y era muy ruidoso, así que imaginen.
  • No contento con el ruido de la calefacción, al segundo día los del depto. de al lado parece que se fueron y aparentemente dejaron el inodoro del baño con el agua corriendo, lo que se escuchaba bastante fuerte de nuestro lado. Así estuvo por tres días, amén de un perrito que ladraba y lloraba porque también lo habrán dejado solo.
  • Recién al tercer día, después de ducharnos con agua tibia, me dí cuenta que el control de la ducha, que era muy antiguo, consistente en una palanca que se giraba en redondo, había que empujarlo más allá de un tope que tenía, para que el agua salga realmente caliente. Esto no estaba explicado en ningún lado.
  • En un momento descubrí que las ventanas no cerraban bien, lo que contribuía aún más a no poder mantener el calor abajo. Por suerte daban hacia al callejón trasero, y de ahí no provenía casi nada de frío.

Aqui se ven que esos dos caños plateados a ambos lados de la columna, son los que en teoría llevan la calefacción abajo. Totalmente inútiles si la temperatura es menos de 8 grados.

La ubicación de este depto. fue definitivamente la mejor característica, a media cuadra del E. Colorado Blvd, pleno centro de Pasadena.

Cuándo regresamos a casa, puse un reclamo por £200 por todos los problemas que habíamos tenido. El dueño nunca respondió, por lo que el caso pasó a Airbnb. Había tenido la precaución de grabar un videíto mostrando como el ruido constante venía del depto. de al lado, y le presenté eso como prueba a Airbnb. Al cabo de unos días, Airbnb me devolvió £100 a la tarjeta (que se los habrá descontado al dueño), y me dió un cupón por otros £100 para usar en un próximo alquiler  (ya fue usado!). O sea que tuve una compensación por los inconvenientes.

Aún así, sigo recomendando Airbnb en la mayoría de las circunstancias, a veces no todo sale como es de esperar pero estos casos son los menos. Y recuerden que si van a alquilar Airbnb por primera vez, siguiendo este link, nos dan un crédito a Uds. y a mi.

8 Responses to Más alquileres en Airbnb

  1. Marchu says:

    Los departamentos parecen buenos, pero tuvieron sus problemitas!!! Nunca alquile por Airbnb!!!Todavía prefiero los hoteles!! Saludos

  2. […] que cuando estaba viendo deptos. en Airbnb en Pasadena, ví que a muy pocos metros de donde estaba mi candidato para alquilar, había un Little Sheep! Eso, sinceramente, me terminó de convencer para alquilar ahí (también […]

  3. Pablo says:

    Ale, tengo un alojamiento en Punta del Este, Uruguay que quizás te pueda interesar si andas por la zona. Avisame!

  4. ferarriola says:

    Buen post!
    Respecto a experiencia de compensaciones de Airbnb: a mi me pasó una vez que tenía reservada una habitación privada en Sarasota. Dos días antes de viajar (estaba alojado en Orlando) se me ocurrió escribirle un mail a la dueña para confirmar nuestra llegada. Al no tener respuesta, la llamé y me dijo que el lugar no estaba disponible ya que estaban haciendo unas refacciones. Imagínate mi cara al verme en el apuro de buscar algo que me zafé en Orlando para quedarme.
    Hice el reclamo y a los días, porque en este caso era claro que el que estaba en falta era el dueño de la propiedad, no solo me reembolsaron todo el dinero sino que me dieron un voucher por 200 dólares.
    Saludos

    • Ale says:

      Sí, por suerte hasta donde yo sé Airbnb siempre responde en estos casos. Pero qué boluda la dueña al no avisarte nada! Le pudiste poner una calificación bien negativa?
      Saludos!

  5. […] nuestro último día en Los Angeles, el departamento que habíamos alquilado en Pasadena, no estaba disponible. Pero eso no era realmente un problema, como nuestro vuelo salía a la […]

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: