BA4459 London City – La Haya/Rotterdam Holanda Fecha del vuelo: 17/04/2014

Saab2000_BA

Hace varios meses leí la noticia que British Airways iniciaba vuelos hacia La Haya-Rotterdam desde el London City, con la particularidad especial de operarlos con dos aviones “leased” (alquilados) a Eastern Airways, en este caso dos Saab-2000. La particularidad de estos aviones es que son turbohélices, y aunque he viajado muchísimas veces en avión, siempre había sido en jet, así que era una excelente oportunidad de saldar una vieja deuda.

La hora de salida era las 19:40, así que tranquilamente al salir de la oficina fui a tomar el DLR que me deja diréctamente en el City Airport. Llegué sin novedad en 25 minutos, y allí me encontré con mi mujer que ya me estaba esperando.

Si bien hay mostradores, son solo para despachar equipaje. Como nosotros solo teníamos equipaje de mano, los boarding passes los retiramos en las máquinas de autoservicio, e inmediatamente subimos al primer piso para pasar seguridad.

Para acceder al área de seguridad, hay que presentar el boarding pass en esas máquinas.

Pasamos rápidamente, y del otro lado estaba bastante concurrido.

El copiloto esperando que las chicas decidan que fragancia van a llevar!

Por los ventanales ya podíamos ver el avión que íbamos a abordar en minutos.

Un Saab 2000, el hermano mayor de los Saab 340 que tiene Sol por ejemplo. Nunca fue un modelo exitoso, ya que cuando Saab lo sacó al mercado, ya existía la competencia de Embraer y Bombardier con sus jet regionales, por el mismo precio. De hecho, en la actualidad hay no más de 33 Saab 2000 en operación, por lo que es bastante raro encontrarse con uno. Este en particular, G-CDEB, que voló por primera vez en abril de 1996, es propiedad de Eastern Airways, una compañía británica que se dedica principalmente a charters. BA CityFlyer alquiló dos de estos y lo pintó con sus colores, si no me equivoco para utilizarlos exclusivamente en esta ruta.

Cargando el equipaje.

Por ahí un CRJ de Swissair.

También apodado el “jumbolino”, creo que se entiende el por qué!

El punto flojo del City Airport, que para llegar a cada puerta, hay que bajar un piso por escalera.

Había bastante fila para pasar por el control. El tema era que a cada persona que llevaba equipaje de mano (que fuera más grande que un bolsito), tenían que darle un ticket para poner en la valija, ya que en un avión tan pequeño no entran en los portaequipajes, y hay que dejarla al pie de la escalerilla para que la pongan en la bodega.
Además, en nuestro caso particular, al escanear los BP salió la luz roja. Eso significa que hay alguna situación excepcional. En este caso, fuimos favorecidos con el upgrade más inútil del mundo! Originalmente tenía los asientos 5KF (el Saab tiene configuración 1-2). Entonces nos dieron un upgrade a Club Europe, y nos pasaron a los asientos 1KF. Pero claro, en este avión los asientos son exáctamente iguales, y como el vuelo es tan corto, no hay ningún catering especial para business. Como fue un upgrade operacional, tampoco me dieron más millas y/o puntos. Es decir, si en el libro de mi vida está escrito que voy a recibir tal número de upgrades a lo largo de mi existencia, he desperdiciado uno de la manera más estúpida posible!

Ya en la sala de espera.

Y el avión esperándonos.

Finalmente abrieron la puerta de vidrio y pudimos salir a la plataforma y hacia el avión.

La fila del Pago Fácil aéreo. Las valijas las dejamos en un carrito que estaba ahí al costado.

Uno de los motores Rolls-Royce AE 2100

Subiendo.

Queda lindo el livery en este avión tan chiquito.

Las aspas fueron fabricadas por la empresa Dowty, ahora parte de General Electric.

Casi entrando.

Así es la cabina del Saab 2000, bastante apretaditos.

Ya casi estoy acostumbrado a encontrar mugre en los asientos en los vuelos de BA.

Un Fokker F-50 despegaba por la única pista.

Todavía estábamos esperando a un par de pasajeros.

Como estábamos en la primera fila, no había espacio para dejar nuestras mochilas en el asiento de adelante, por lo que el cabin crew las colocó en este compartimiento.

Los pilotos estaban preparando todo.

Y salimos! (en este aeropuerto no hay push back, los aviones estacionan de culotte y luego salen por su propia propulsión.

Otro F-50, en este caso de la subsidiaria de Air France, CityJet.

Uno de los A318 que hace la ruta transatlántica a New York JFK, que yo hice allá por 2011.

Llegamos a la cabecera 27 (por la pista, ya que esta está construida sobre el agua, y no tiene calle de rodaje).  Giramos 180 grados, y despegamos.

Aquí pasamos sobre Stratford y se vé el parque olímpico.

Interesante el turbohélica, desde el vamos el ruido es totalmente distinto a un jet, y los movimientos también son distintos. Difícil de explicar, es algo que se siente.

Al rato comenzó el servició de catering. El cabin crew pasó con el carrito, y había para elegin una bebida fría o caliente, y un snack, que podía ser una barrita de cereal o una mini bolsa de papitas.
Otra vez, al estar en la primera fila, no teníamos mesita (menos mal que nos upgradearon!), y en primera instance, el CC nos dió las bebidas y el snack en la mano, diciendo “no hay mesa”. Evidentemente debemos haber puesto una cara de orto que ni Budú cuando le dijeron que estaba procesado, porque enseguida sacó un par de mesitas portátiles de no sé donde, que se colocaban en los apoyabrazos.

Una vergüenza la foto que saqué de la cartilla.

El pasillito.

El vuelo no dura mucho, es cuestión de cruzar el charco del Mar del Norte y ya estámos.
Ya sobrevolábamos los alrededores de Rotterdam.

Dimos toda la vuelta para aterrizar por la 24, y aunque presté atención, jamás pude ubicar las luces del aeropuerto desde el aire.

Finalmente paramos cerca de la terminal.

Tuvimos que esperar un ratito a que bajen el equipaje de mano, y lo pongan en un carrito al lado de la escalerilla para que cada uno se agarre el suyo.

Por acá tenemos que bajar?

Caminando hacia la terminal.

La cinta de equipaje de los arribos internacionales (o más bien los no Schengen).

Y esta está luego de pasar migraciones, para los vuelos del área Schengen.

Paramos en un puestito de información turística para comprar unos tickets de transporte. Mientras yo distraía a la empleada comprándole los tickets, mi mujer se afanaba (involuntariamente, porque parecían unos simples folletos como los que hay en todos los aeropuertos) unas guías turísticas. Rápidamente, antes que se den cuenta, salimos de la terminal hacia la parada del bus.

Nuestro hospedaje estaba en La Haya, y para llegar hasta allí debíamos tomar ese bus, que en 5 minutos nos dejaba en la estación Meijersplein del metro.

Aquí resulta que los tickets, que recién habíamos usado en el bus y que supuestamente duraban 1 hora, no abrian la barrera en el metro. No entendíamos por qué, y para colmo no había absolutamente nadie a quien preguntarle.

Cruzamos por debajo de las vías para llegar al otro andén, y allí sí había personal del metro. Aparentemente, lo que había ocurrido era que en el bus hay que tocar con la tarjeta al subir y al bajar. El chofer no nos avisó, y por lo tanto quedó deshabilitada (luego confirmaríamos que el sistema de tarjeta para viajar en Holanda tiene sus bemoles). La empleada del metro nos retó, pero nos hizo pasar. Por otro lado, los trenes hacia La Haya pasaban por el andén que decía Rotterdam (y los de Rotterdam también). Había un cartel que aparentemente lo decía, pero en holandés.

Los carteles tampoco indicaban cuando llegaría el próximo tren a La Haya, vino uno para Rotterdam, y ahí se subieron todos, incluso los empleados, y quedamos solos esperando.

Yo me había impreso un papel con los horarios, que había sacado de la empresa de trenes, pero por lo visto no le dan mucha importancia a esas cosas. Así fue que tuvimos que esperar bastante hasta que finalmente llegó el tren en dirección a La Haya. Todavía fueron unos 30 minutos de viaje hasta Den Haag Centraal y de ahí caminar hasta el Hotel Mercure. Pasamos por zonas en construcción, y tuvimos que dar vueltas, pero llegamos. Al día siguiente nos dimos cuenta que había un camino mucho más simple y directo, pero bue.

En breve el relato del regreso, de algunas cosas interesantes que vimos en Holanda, y también los otros 4 tramos que todavía me falta reportar, espero llegar antes que se me junten con los próximos vuelos.

Creative Commons License
This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

20 Responses to BA4459 London City – La Haya/Rotterdam Holanda Fecha del vuelo: 17/04/2014

  1. Facundo says:

    Excelente! Hace mucho que no había un reporte por acá.. Nunca he viajado en un turbo hélice, algún día.. (va, he volado en un cessa, creo que cuenta no?)

    Una pequeña corrección: Escribiste ban en vez de van. (arriba de la foto de las azafatas eliguiendo fragancias..)

    Abrazo!

    • Ale says:

      Hola Facundo, me parece que el Cessna no es turbohelice, sino simplemente a pistón, pero igual cuenta, es muy diferente a un jet!
      Ya corregí el error de ortografía, gracias por avisar.
      Saludos!

  2. guidoglu says:

    buenisimo el reporte Ale, que pasa que están tan espaciados?mucho laburo

    • Ale says:

      Hola Guido, estuve varias semanas haciendo un curso de programación funcional que me insumía prácticamente todo mi tiempo libre, así que me atrasé un poco. Supongo que ahora podré ir sacando lo que tengo pendiente, que es bastante.
      Saludos!

  3. Muy bueno el reporte Ale!, ya los echaba de menos, me recordó a cuando tuve que viajar en SOL de RGL a RGA ida y vuelta en un Saab 340, coincido totalmente, viajar en un turbohélice es una experiencia totalmente distinta tanto en sonidos como en movimientos.

  4. Ana O says:

    Me hiciste reir con lo de los upgrades!
    Yo también viajé en un turbohélice mas grande de Jersey a Gatwick pero no me acordaba porque en esa época ni blogueaba ni me fijaba en esas cosas. Coincido en que se mueve distinto. Entre nos, cuando vi las hélices me agarró un ataque de julepe. No queria subir porque me daba miedo!

  5. Betty says:

    Hola Ale!
    Excelente el reporte y las imágenes aéreas nocturnas. Ayer miré el arribo a Londres del Tour de France, no por las bicis, sino por las excelentes tomas desde el aire que hacen :) casualmente mostraron el parque olímpico y alrededores.
    Que bien organizados están… sólo se movilizan con equipaje de mano… algún día van a tener que mostrarnos que es lo que llevan para que instruirnos!
    Un saludo!

    • Ale says:

      Ah, Betty, pero depende a donde vamos y por cuánto tiempo! Sí hubieras visto cuando llegamos a Buenos Aires, casi nos quedamos a vivir en EZE!
      Saludos!

  6. Santiago says:

    Excelente reporte Ale!! la sensación de volar en un turbohélice es muy buena! Para variar las imágenes.. increíbles!De aviones turbohélices comerciales volé hace unos años en American Eagle en un ATR 72 hacia Nassau, una experiencia muy linda.
    Muy ansioso de seguir leyendo todo lo que tenes atrasado!! (y espero que el curso haya salido bien!!)

    • Ale says:

      Hola Santiago, sí, ahora me queda volar en ATR-72 (o 42) y en Dash-8.
      Por suerte lo del curso salió bien, aunque con algunos tropiezos, gracias.
      Saludos!

  7. […] Volar por el Mundo,vuela de La Haya Rotterdam a Holanda, una nueva ruta de la aerolínea British Airways, que puso en el aire aviones de tipo turbohélice […]

  8. ferarriola says:

    Muy bueno el reporte Ale, como nos tenes acostumbrados.
    Mi consulta es: en este tipo de vuelo con estos aviones comercializan la Club Europe? Porque no le veo otro beneficio, más que el de sumar millas extras, a pagar mas si comentas que el servicio y los asientos son iguales al resto.
    Volar un turbo es una de las grandes cuentas pendientes de mi vida!
    Esperemos con ansías los reportes que tengas en borrador!

    • Ale says:

      Sí, venden Club Europe, pero como vos decís es exáctamente lo mismo. Ojo, lo mismo pasa en los Embraer 170/190. Alguna vez me resultó útil para conseguir Tier Points a buen precio, pero después no cambia nada más que sentarte más adelante.
      Saludos!

  9. Cascini says:

    Brilla por fuera, recien pintado!

    Nunca viaje en un turbohelice y si los puedo evitar mejor, no se porque. Debe de ser que lo veo como “fragil”. ¿Que diferencias se notan en el vuelo mas alla del ruido?

    • Ale says:

      Hola Carlos, no hay por que evitarlos, lo único diferente es la propulsión, las avionicas y todo lo demás es lo mismo.
      Yo diría que los movimientos son un poco más ásperos, que se yo, difícil de explicar! :)

      Saludos!

  10. Vinny de VM says:

    Sabes muy bien que soy gran fan de volar pero viajé CUR-AUA en un Fokker 50 de Insel y buena la experiencia.

    Pero más nunca.

    Me tocó asiento al lado de la hélice y verla tan pequeña…girar…sobre tanta agua del Caribe no me gustó mucho.

    Vivan los jets.

    • Ale says:

      Bueno, la verdad que en ningún momento me sentí inseguro por volar en turbohélice! Imaginate, volé en el DC-3 que es un simple motor de pistones, y ningún problema!
      Igual vivan los jets! :)

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: