BA001 London City Airport – New York (JFK) Cruzando el Atlántico en un A318

BritishA318

Este vuelo estaba orginalmente programado para el día Domingo 28. Pero el huracán Irene estuvo haciendo de las suyas, y como la mayoría de los aeropuertos de la costa este de USA cerraron, el vuelo se canceló. Lo cambié para el día siguiente, junto con dos reservas de hotel y una de auto, ya que en NYC solo estaríamos de pasada, a la manana siguiente volaríamos a Las Vegas, que era nuestro primer destino concreto para estas vacaciones en USA.

Este servicio LCY-JFK comenzó hace unos dos años, y se opera con A318, en una configuración todo Club World (business). Debido a lo corto de la pista en LCY (1500 mts, menos que Aeroparque), y del alto “climbing rate” (no se como se traduce al español), este vuelo tiene una importante penalidad de peso para despegar, y ni loco puede llegar a cruzar el Atlántico. Entonces, debe hacer una escala para recargar combustible en SNN (Shannon, República de
Irlanda). Lo bueno de esta escala, es que en SNN hay un control de aduana y migraciones de USA, por lo tanto mientras se recarga el combustible, este trámite se hace ahí, y al llegar a JFK, simplemente se sale como si fuera un vuelo de cabotaje. Como yo vivo a unos 40 minutos de LCY, la verdad que para mi es muy cómodo.

Así es que para el vuelo que salía a las 13:05, salimos a es de las 11:00 de casa, con tiempo de sobra (aunque luego verán que no era tan de sobra).
Tomamos un colectivo, un subte y el DLR, y sin problemas llegamos a LCY a eso de las 11:50.

British Airways tiene instalado un mostrador separado exclusivamente para este vuelo, a la entrada de la
terminal.

Allí, debimos esperar a que dos personas terminaran con su check-in, para que nos toque a nosotros. Lo cómico fue que la agente que atendíá el check-in, se llamaba… Irene!
– Seguramente le habran estado muchas bromas hoy, no?
– Ah, si, todo el día! Debería haberme cubierto mi name tag!

La agente revisó nuestros pasaportes, y nos emitió los boarding passes para este vuelo, y para el siguiente a
Las Vegas en AA.

También nos despachó el bolso grande directo a Las Vegas, y un señor vino a recogerlo.
En un momento, la agente le dice a mi mujer:
-Felicitaciones! Ha sido favorecida con un control de seguridad extendido!
Bueno, no lo dijo exáctamente en esos términos, pero muy amablemente y disculpándose todo el tiempo, bien
British y como corresponde!
Asi que esta señora nos llevó a uno de los mostradores de BA dentro de la terminal, y le dijo a uno de sus
colegas que eramos los “selectees” (seleccionados). Eso puede sonar como un privilegio, y hacernos sentir como
un VIP, pero en este caso no lo era. Nos dijeron que esperemos unos minutos, que alguien de seguridad iba a
venir a buscarnos.

Efectivamente, a los dos minutos apareció un agente de seguridad, que muy amablemente nos pidió que lo
acompañaramos. Nos llevó a un cuartito donde aparéntemente se guarda equipaje demorado, anotó nuestros nombres en un papel, y nos pidió que fueramos abriendo el equipaje. Teníamos una valijita de mano, mi mochila y la cartera de mi mujer. El agente reviso todo, aunque no demasiado minuciosamente, y siempre pidiendo permiso antes de abrir algo. Finalmente, cuando estuvo conforme, cerramos todo y nos dijo que nos acompanaba a seguridad. Subimos la escalera, y accedimos al área de seguridad, donde hay que escanear el boarding pass en unas máquinas tipo molinete. Una vez adentro, abrió el tensa-barrier para hacernos pasar sin hacer fila.

Inocentemente, pensé que ya que nos revisaron antes, ahora nos harían pasar sin demasiadas vueltas. WRONG! El agente que nos acompañaba le dijo a los que estaban aquí que eramos los “selectees”, y se despidió deseándonos buen viaje. Pasamos las valijas por el scanner, nos sacamos los zapatos, nos palparon al pasar por el portal, y del otro lado, nos estaba esperando una agente de seguridad con nuestras cosas. Esta vez la agente fue sacando una por una las cosas de la cartera de mi mujer, y luego de mi valija de mano, y las fue poniendo ordenadamente en una bandeja. Una vez que estaban vacías, hizo una especie de hisopado por la cartera y la valija con una telita que sostenía con una especie de tijera larga. Luego puso la tela en una máquina para testearla. Según lo que veo siempre en el programa de TV UK Border Force y Customs UK, es un test para detectar restos de drogas ilegales. Obviamente en mi valija y la de mi mujer a lo sumo puede encontrar un poco de mugre, pero por suerte eso no está penado por la ley (por ahora!).

Extrañamente, ninguno de los dos agentes que revisaron abrieron la tapa de mi valija (el portatraje). Quién
sabe que podría haber escondido ahí, pero bueno.

Después de todo este trámite, nos dejaron libres para vagar por la terminal, airside.

Ya eran casi las 12:30, no quedaba mucho tiempo, asique simplemente parar para sacar`algunas fotos, y directo a la puerta 24.
En LCY, cada puerta tiene un pequeno salón con asientos, ubicado en la planta baja a nivel de la pista, ya que
no hay mangas y todos los aviones son pequeños. Particularmente, la puerta 24 es para uso exclusivo de BA para sus vuelos a JFK, y por lo tanto el salón esta acondicionado como un lounge. Hay sillones en lugar de sillas
(exáctamente 32, la capacidad del vuelo), y una mesa con bebidas y algo de comida (refreshments, como se dice aquí), nada en comparación a los Galleries Lounges de LHR, pero sirve ya que es para pasar unos pocos minutos.
Apenas tuve tiempo de tomarme un jugo y agarrar una revista, que llamaron a embarcar.

El A318 estaba ahí nomás, solo caminamos unos metros y subimos por la escalerilla.

Una cabin crew nos recibió y nos indicó donde estaban nuestros asientos, 2AB, pero mi mujer, con su eterno
despiste, se fue directo para el fondo del avión, y se quedó algo desorientada. Claro, había leido 24 (que era
la puerta, no la fila) en su boarding pass, y no entendía como la última fila era la 8. Cuando me vió parado
en la fila 2, se dió cuenta (peor fue aquella vez que viajó LCY-MAD via FRA con Swiss, y en FRA vió un cartel
que decia Madrid y se mandó, y cuando quizo ingresar a la manga el agente le dijo: “no, no, Ud. viaja por
Swiss, esto es Iberia”. Tuvo que salir corriendo hasta la otra punta de la terminal!).

Bien, nos ubicamos en nuestros asientos, una cabin crew puso los abrigos en una percha y los guardó en un
roperito, y luego nos trajeron la copa de bienvenida (jugo de naranja para nosotros).
Estos asientos son diferentes a los típicos asientos de Club World del resto de la flota de BA. Para empezar,
la configuración es 2-2, y ambos asientos miran hacia adelante.

La bandeja para la comida es bastante grande, se saca del posabrazos, hay una luz individual en una especie de
tubo al lado del apoyacabezas, y un panel retráctil que actúa como divisor entre los dos asientos (aunque es
bastante pequeño).

El legroom obviamente es enorme.

En el techo está la típica salida de aire.

Y hay un enchufe para la laptop.

El control del asiento.

El avión iba prácticamente lleno, solo un par de asientos de los 32 quedaban vacíos.

Supuestamente este vuelo nunca lleva demasiada ocupación, ya que la escala en SNN hace que sea más largo que salir de LHR, aunque el regreso JFK-LCY usualmente siempre va lleno. Pero en esta ocasión supongo que la
mayoría de los pasajeros del día anterior nos habíamos cambiado a éste, por lo se habían juntado la ocupación
de dos vuelos.
Era mi primera vez en un A318, en este caso matrícula G-EUNA, entregado nuevo a British Airways en agosto de
2009.

No habiendo demasiados pasajeros, rápidamente todos estuvieron en sus asientos, y estuvimos listos para
despegar. Aquí no hay push-back, todos los aviones quedan mirando a la pista y usan su propia propulsión para
dejar la posición. Carreteamos hasta el extremo de la pista 27, esperamos que aterrizara un Fokker F-50 de
CityJet, y allá fuimos.
La rotación es casi inmediata, y la subida muy rápida. Pasamos por sobre el O2, y las torres de Canary Wharf
(que no se ven porque están exáctamente abajo), y luego viramos hacia la derecha, donde tuve una muy buena
vista de Central London, incluyendo The Shard, el nuevo edificio que estan construyendo en la zona de London
Bridge, y que una vez finalizado será el más alto de Europa (al menos hasta que se concreten un par de
proyectos en Paris).

El vuelo a SNN es corto, apenas 50 minutos, y por lo tanto no hay tiempo para servir más que bebidas y una
entrada. Había en total 3 cabin crew, todas mujeres, y que rápidamente fueron sirviendo de adelante hacia
atrás.

Yo elegí la tarta de berenjenas.

Mi esposa el pato.

En poco tiempo ya estábamos descendiendo hacia SNN. Cuando pasamos las nubes pude ver muchísimo verde, y unas casitas y pueblitos muy pintorescos. Me debo una visita a Irlanda.

Si se fijan en Google Maps,  el aeropuerto de Shannon es más grande que el pueblo de Shannon, y es hub de Air Lingus y Ryanair, lo que en principio parece extraño. Pero la realidad es que el aeropuerto sirve a todo la región, especialmente las ciudades de Clare y Limerick.

Atterizamos por la pista 24, y nos dirigimos hacia la terminal. Aquí hay mangas, y todos descendimos debiendo
llevar todo el equipaje de mano. Entramos a la terminal, y nos avisaron que si teníamos equipaje despachado,
debíamos esperar en un área designada para tal fin, mientras que aquellos que solo llevaran equipaje de mano, podían ingresar directamente al área de migraciones.

Esperamos un rato, hasta que nos avisaron que podíamos ingresar.

Primero pasamos por seguridad, como si recién fueramos a empezar el viaje, portal y escaneo de equipaje,
aunque la revisión esta vez no fue tan rigurosa.
Luego esperamos en la fila hasta que nos tocó el turno en el mostrador de migraciones.
Pongo una foto de wikipedia, ya que obviamente allí no se podían sacar fotos:

Allí una señora muy amable nos preguntó qué íbamos a hacer a Estados Unidos (vacaciones) y por cuánto tiempo nos quedábamos (dos semanas), y algunos detalles del itinerario. Luego nos preguntó a qué nos dedicábamos, nos sacó unas fotos, nos tomó las huellas digitales (hubo algunas diferencias entre las huellas que me tomó a mí y a mi mujer, ya que ella viaja con pasaporte italiano bajo el “visa waiver program”, y yo con pasaporte argentino con una visa de turismo; increíblemente, a mi me tomó las huellas de una sola mano, y a ella de las dos). Luego nos preguntó si nos parecía muy diferente el clima de Londres con respecto al de Buenos Aires, y finalmente nos mostró una foto de nuestra valija sobre una cinta transportadora y nos pidió que la
identifiquemos. Nos selló los dos pasaportes, y nos deseó buen viaje. Tiempo total, unos 5 minutos incluyendo
seguridad.

Air Lingus también:

Luego, directamente al avión nuevamente. Al abordar veo que la puerta de la cabina está abierta, y luego de
dejar mi equipaje, le pregunto a la cabin crew si era posible sacar una foto de la cabina. Por supuesto me
dijo que iba a preguntar, y enseguido regresó a decirme que sí, que podía pasar. Los pilotos estaban amorzando
parece, y el capitán estaba con un sandwich a medio comer, pero fueron muy amables, posaron para la foto, y me hicieron un par de preguntas sobre que me parecía el vuelo y eso.

No quise molestar más, asique les agradecí y me volví a mi asiento.

Tuvimos que esperar bastante, ya que uno de los pasajeros estaba demorado en migraciones, según nos dijeron.
Finalmente el tipo apareció (justo estaba sentado el la misma fila, del otro lado del pasillo).
Se cerró la puerta, se hizo pushback y carreteamos hasta la cabecera 24, donde despegamos sin demoras.

Una vez a la altura de crucero, nos vinieron a preguntar si queríamos usar el sistema de entretenimiento.
Dijimos que sí, entonces nos trajeron unas tabletas marca Archos, pero bastante precarias. Cada tableta se
ajustaba a un brazo retráctil que se saca desde los apoyabrazos centrales. El sistema es bastante tosco, no
responde bien, la pantalla es pequeña, y la selección es algo limitada. Pregunté por que no había pantallas en
los respaldos del asiento delantero como es usual, y me dijeron que es para ahorrar peso. Pero también me
dijeron que a partir de septiembre, las Archos se van a reemplazar por iPads, que seguramente funcionarán
mejor que éstas, espcialmente si pueden ofrecer contenido HD.

Luego sirvieron el almuerzo (para el que ya habían tomado los pedidos previamente).

Yo pedí el bife

y mi mujer las tortas de cangrejo.

De postre, pastel de manzana para los dos.

Ya estábamos sobre el Atlántico, y encima nublado, por lo que no había demasiado que ver por las ventanillas.

Miré un par de capítulos de series de televisión, pero no me entusiasmaba mucho la Archos.

Inicialmente estaba entusiasmado porque sabía que este vuelo tenia internet a bordo. Pero luego me enteré como era el sistema. No es internet mediante WiFi, como sería razonable, sino mediante celular, hay que tener un buen plan de roaming porque sino sale carísimo. 100% inútil para mi, no entiendo por qué no usan WiFi, me voy a quejar a British Airways.
Los indicadores incluyen el aviso de senal de celular.

También aproveché para leer un mini-comic de Mortadelo y Filemon que me habían regalado hacía poco, y la
verdad que no recuerdo si dormí un poco o no.

Cuando faltaba poco más de una hora para llegar, sirvieron el té de la tarde.

La cuestión es que de alguna manera pasó el tiempo, y comenzamos el descenso hacia JFK.
Otra vez miré con detenimiento todo Long Island, que no deja de sorprenderme.

Seguimos descendiendo, y finalmente aterrizamos por la 31L, y luego debimos volver y dar toda la vuelta al
aeropuerto hasta llegar a la terminal 7, usada principalmente por British Airways y United, más las otras
aerolíneas One World (excepto American Airlines que tiene su propia terminal 8).

Me quedé (casi) último para tomar una fotografía del avión (casi) vacío.

Rápidamente descendimos, y nos encontramos en el área de partidas internacionales.

Había bastante tumulto de gente debido a la inminente partida de un A340-600 de Iberia rumbo a Madrid.

Un poco paseando y mirando todo fuimos hacia la salida, ya que nuestro equipaje despachado iba directámente a Las Vegas, en el vuelo que tomaríamos temparano la mañana siguiente.

Cruzando la calle está la estación del AirTrain, que recorre todas las terminales del aeropuerto, y luego
continúa hasta la estación Jamaica del LIRR o de la estación Howard Beach de la línea A del subway.

Desde el AirTrain hay vistas bastante interesantes.

Pero nosotros nos bajamos en Federal Circle, que es donde están todas las empresas de los autos de alquiler, y los shuttle que transportan a los hoteles de la zona. Como justamente esto es lo que íbamos a hacer, quedarnos en el Hampton Inn JFK por esa noche, buscamos el shuttle correspondiente que nos llevara al hotel.

Lamentablemente, no se pudo realizar el encuentro forero que teníamos planeado, CrashLander y Pablo Choclín justo estaban de viaje, y JFK Man tuvo algunos problemas en su trabajo debido al huracán, y para colmo a mi me resultó casi imposible comunicarme.
Asi que simplemente aprovechamos y nos fuimos a dormir temprano (aunque para nosotros era tarde), ya que al otro día había que madrugar para tomar el vuelo a Las Vegas.

Por último, les dejo un videito que me armé de todo el viaje, contiene todos los despegues y aterrizajes, pero también algunas otras escenas en el aeropuerto y en otros medios de transporte. Lamentablemente se me rayó el lente de la cámara y todo el tiempo aparece una mancha en el video. Espero que igualmente les guste.

11 Responses to BA001 London City Airport – New York (JFK) Cruzando el Atlántico en un A318

  1. Ana says:

    Soy gordita, así que lo primero que digo es qué linda se ve la comida! Vos dirás si era rica o no.

    Cuanto tardaron desde Shannon a NYC?

    • Ale says:

      Bueno, la comida de los aviones suele lucir mejor de lo que realmente es. A veces es buena, a veces es mediocre.
      Creo que de Shannon a NYC habrán sido unas 6 horas.

  2. Fede m says:

    No me queda muy claro como recargar a los 50 minutos de vuelo es tan necesario, tan justo de combustible llega al JFK?

    El aeropuerto de irlanda tiene un estilo a al parte fea de EZE.

    En mi vida vi eso de la pantallas, la verdad es muy truchon y anti estetico con los cables colgando. Pero al menos lo tienen, yo viaje en muchass que no tienen nada y a veces te pasan todas las pelis juntas y desp horas sin hacer nada.

    • Ale says:

      Sí, el tema es para poder despegar desde el London City Airport, que tiene una pista tan corta, tiene que ir muy liviano, es decir, con el combustible necesario para llegar a Shannon y no mucho más.
      En Shannon la pista es mucho más larga, asique ahí no hay problemas, va con lo suficiente para llegar a JFK.
      El regreso desde JFK tampoco tiene problemas, ya que también la pista es muy largo.

  3. Juan Manuel says:

    climbing rate: Regimen de Ascenso.

    muy lindo vuelo, algo diferente, un vuelo tan largo con un avion para vuelos cortos.

    saludos

  4. Diego says:

    Hola Ale,.

    Te conozco por el blog de Sir chandler. Te quería hacer una consulta, tengo que ir de Hammersmith al LCY y estoy viendo que lo mas me conviene es tomar el metro en Hammersmith por la district hasta Monument empalmar con el DLR dirección Woolwich Arsenal hasta la estacion LCY. Mi duda es si con el mismo boleto sencillo zona 3 puedo usar el DLR? y si vos conoces otra forma mejor. Gracias.

    • Ale says:

      Hola Diego, sí, podés usar el DLR con el mismo ticket que usas en el subte. También podés hacer esa combinación, pero te aviso que hacer ese transbordo en Monument hay que caminar bastante, aunque tenés escalera mecánica siempre.
      Saludos!

  5. […] Como también está el Airbus 318 que desde Londres vuela a Nueva York (con escala en Irlanda) que mostró Ale su blog solo…. […]

  6. […] estaba uno de los dos Aibus 318 que son sólo con “business” que Ale mostró en su post. Hacen el vuelo BA 001, que es el número heredado del Concorde si mal no recuerdo. Obvio no van […]

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: