El Smithsonian Air and Space Museum – Steven F. Udvar-Hazy Center Una visita a ambos museos.

Concorde

Todo aquel que visita la ciudad de Washington DC, seguramente visite tambien el Smithsonian Air & Space Museum, un museo que está muy bien puesto, donde se cuenta un poco la historia de la aviación mundial, y hay aviones y partes de aviones, muestras interactivas para niños, etc. Está más bien orientado hacia el aspecto educativo.

Por supuesto yo también lo visité cuando estuve en Washington hace unos meses. Ya Chandler lo explicó muy bien aquí, así que solamente pongo unas pocas fotos.

La parte delantera de un B747-200, que se puede visitar (al menos el upper-deck).

Un hermoso modelo de barco-dirigible.

Cómo es un motor por dentro.

Explicando como se transporta la mercadería, peras argentinas.

DC-3 de Eastern.

No cabe duda que es una linda visita, pero a mi me dejó con ganas de ver mas fierros.
No sé como, ya antes de viajar había descubierto la existencia del Steven F. Udvar-Hazy Center, una suerte de anexo del Smithsonian Air and Space, donde están en exposición muchas de las piezas que simplemente no tienen lugar en el museo central.
El nombre de este anexo, se debe a que Steven F. Udvar-Hazy, un inmigrante húngaro al que aparentemente le fue muy bien,  donó en 1999 la suma de USD 65 millones para su construcción. El anexo se inauguró en diciembre de 2003, y se encuentra cerca del aeropuerto Dulles de Washington, al sur de la cabecera 1R.

La ubicación era justamente el problema, no es fácil llegar sin auto, cerca del aeropuerto no quiere decir que se pueda ir caminando desde el mismo. Por lo tanto no tenía del todo decidido si iba a poder ir.
Finalmente, para nuestro último día en Washington, mi esposa quería seguir visitando monumentos, de los que yo ya estaba harto. Así que quedamos en ir cada uno por su lado, y encontrarnos por la tarde de vuelta en el hotel.

Para llegar entonces, me tomé el bus 5A en L’Enfant Plaza, a la vuelta nomás del Air & Space central (aunque dependiendo de donde estén parando en Washington, puede ser más conveniente tomarlo en Rosslyn y acortar un poco el viaje, ya que las líneas naranja y azul del metro pasan por ambos lugares; es lo que hice a la vuelta).
El 5A demora unos 50 minutos en llegar a aeropuerto. Allí mismo y sin cambiar de andén (2E), hay que tomar otro bus que hace el recorrido “Dulles to Dulles”, y pasa por el museo. Este otro bus tiene horarios bastante limitados, fíjense bien y que no les pase como a mí, ya verán al final.

Llegué entonces al museo, la entrada es gratuita como a todos los Smithsonians, y lo primero que escucho cuando entro, de unas personas que me cruzaron fue “eh, pero este lugar esta mucho mejor que el del centro!”. Efectivamente, al entrar inmediatamente aparecemos en un balcón que da a un gigantesco hangar que está absolutamente repleto de aviones de todo tipo.
Algo así:

Una locura! Lo primero que hice fue subir a la torre de observación, ya que ésta cerraba más temprano que el resto del museo. hay que hacer fila un rato, y nos llevaron en un ascensor.  Desde allí arriba hay una buena vista del aeropuerto Dulles, aunque es aún muy lejano.
No tenía mucho zoom, pero se puede ver un A380 de Air France preparándose para despegar.

Realmente estábamos lejos del aeropuerto como para ver con algo de detalle. Lo ideal sería ver despegues por la 19L o aterrizajes por la 1R, pero al menos a esta hora del día, no los había.
El hangar principal del museo.

Después de un rato mirando por ahí, esperando a que despegue el A380 (se tomó su tiempo), y de escuchar a una madre preguntarle a su hija 30 veces seguidas “no ves el avión?”, a lo que su hija contestaba sistemáticamente “no”, hice la fila para volver a bajar por el ascensor, lo que tomó bastante tiempo. Al fin de cuentas creo que perdí demasiado tiempo en la torre esperando que despegara un A380 que apenas veía, y haciendo la fila para bajar.

Ya de nuevo en la planta baja, en el balcón que recorre el hangar casi totalmente alrededor, un Lockheed Blackbird.

Hacia la derecha, mayormente eran aviones de guerra.

Los aviones militares no son particularmente mi interés principal, y no sé mucho de ellos, por lo que decidí solo dar una pasada rápida.

Un F14 Tomcat, famoso por la película Top Gun.

El biplano es un Naval Aircraft Factory “Yellow Peril”, detrás de izquierda a derecha, Vought F4 Corsair, Curtis P40 Kittyhawk, y Westland Lysander IIIA (todo esto según la guía del museo, yo no tengo idea).

Una de las estrellas del lugar, el prototipo de lo que luego sería el Boeing 707, el Boeing 367-80 “Dash 80″

El Boeing B-29 Superfortress “Enola Gay”,  tristemente célebre por ser el avión que arrojó la primera bomba atómica sobre Hiroshima.

Dassault Falcon 20 de Federal Express.

Aero Commander’s Shrike Commander. Bob Hoover era un piloto militar y acrobático que hacía demostraciones en este avión, a veces incluso llevando pasajeros.

El tren de un A330

El techo también lleno de aviones.

La cabina de uno de los famosos dirigible de Good Year, el Columbia.

Sí se cruza un Fiat 600 y un helicóptero qué sale? Esto.

Boeing 307 Stratoliner, de PanAm.

Global Flyer de Virgin Atlantic. En él, Steve Fosset dió la vuelta al mundo sin aterrizar en 2 días y 19 horas, en 2005, y luego en 2006 voló la mayor distancia sin aterrizar, 41467 kilómetros.

El primer Mooney Mite M-18, de 1947. Atrás, Piper PA-12.

El Dash-80 entero.

Otra vista del Enola Gay.

También vitrinas con muchos modelos.

La familia Airbus unida, aún faltaba el miembro más nuevo de la familia, el A350.

El segundo hangar del museo esta ubicado en forma perpendicular al primero, y está dedicado al espacio exterior. Otro tema que tampoco es de mi mayor interés, pero tienen en exhibición al transbordador Discovery, que es imponente para verlo de tan cerca y hasta poder tocarlo.

Habrán visto entre todas las fotos un Concorde, me pareció el rey de la exhibición así que lo dejo para el final.
Es el Concorde F-BVFA, originalmente de Air France. Retirado en 2003, me quedó la espina de poder volar en uno, quizá si se hubiera quedado un par de añitos más en servicio…

No tiene APU el Concorde?

Motores.

Pincha.

Imparable.

Sexy.

Esbelto.

Cabina.

El museo también tiene un café, y un local de venta souvenirs, remeras, pines, esas cosas. Pero lo que a mi me hubieran interesado, modelos de aviones que no fueran juguetes, no vendían.

A esta altura, ya eran casi las 18hs, y el museo estaba próximo a cerrar. Aunque me hubiera quedado un buen rato más, tenía que volver a tomar el bus. Saliendo, a la derecha estaba la parada del bus. Me senté en uno de los bancos que había allí, y esperé. Y esperé. Y esperé. Toda la gente se iba yendo en sus autos, y del bus no había ni noticias. Al final solo quedaron un par de tipos, después me dijeron que eran canadienses, que estaban en mi misma situación. Acceder al sitio de la empresa de buses era imposible desde mi teléfono, ya que el sitio estaba hecho en Flash!. Intenté llamar un taxi, pero el despachante, nunca entendió donde quería que mande el taxi, yo le decía que estaba en el museo cerca del aeropuerto, y el tipo ni idea. El despachante de taxis! Al final me cortó.
Por último, fuimos a preguntarle al guardia de seguridad del museo, que nos dijo que ese día el museo cerraba a las 18hs (normalmente cierra a las 17hs), pero igual los buses solo pasan hasta las 17hs.
Por suerte nos llamó un taxi, que compartimos hasta el aeropuerto. Desde allí me tomé otra vez el 5A hasta Rosslyn, y de allí el metro hasta el hotel.

Una excelente experiencia para los fanáticos de los aviones, aerotrastornados, avgeeks o como quieran llamarnos, vale la pena las 3 horas de viaje para ir y volver. Quizá, para que sea perfecto, deberían poder dejar subir a algunos de los aviones. Pero bueno, todo no se puede, igualmente es totalmente recomendable la visita.

Creative Commons License
This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

13 Responses to El Smithsonian Air and Space Museum – Steven F. Udvar-Hazy Center Una visita a ambos museos.

  1. bettbals says:

    Cuando leí sobre este museo en el blog de Chandler, supe que visitarlo sería el principal motivo de la llegada a esa ciudad si alguna vez vamos a USA, porque si mi marido deliró con lo que vió en el Festival Aeronáutico de Noruega, acá estaría de igual manera.
    Buenísimas las fotos como de costumbre!
    En el próximo viaje pasaremos nuevamente por Hamburgo y queremos visitar la fábrica de Airbús, sabés algo al respecto? por lo que leo en Tripadvisor, todos salen conformes… el año pasado logré entrar a las plantas de BMW y Audi, el próximo desafío es lograr este tour :)
    Saludos!

    • Ale says:

      Gracias, interesante lo de las plantas de BMW y Audi, este año vamos a estar en Alemania, donde quedan?
      La fábrica de Airbus no está en Toulouse, Francia?
      Saludos!

      • Ale says:

        El plan es ir desde Frankfurt hasta Munich, más o menos, haciendo la ruta romántica. Por lo que pasaríamos por BMW y Audi.
        Saludos!

  2. bettbals says:

    En Toulouse también hay una planta.

    BMW está en Munich y Audi a 70 kms de ahí, en Ingolstad. Acá está mi post comentando las visitas, http://www.unarutasoleada.blogspot.com.ar/2013/12/fanaticos.html lo único malo es que no se pueden tomar fotografías.

    A que ciudad Alemana van a ir?

  3. Matyas says:

    Hermoso museo, tuve la oportunidad de ir a ambos en noviembre del 2012.
    Hay o habia un detalle en un helicoptero de la USAF que esta a la derecha del fitocoptero; en la entrada de aire habia un lego mecanico sentadito. Tengo la foto guardada, la verdad que muy gracioso el detalle en ese momento.

    Tambien muy lindo ver el hangar de restauración que se encuentra a la izquierda del hangar del espacio.

  4. Santiago says:

    Excelente!! Muy bueno Ale, un pendiente para visitar en EEUU. Qué lindo es el Dash 80!!

  5. Miguel says:

    Tenés razón acerca del Concorde, no tiene APU. Debido a la falta de espacio a bordo, se dispuso que el avión recibiría electricidad auxiliar desde un equipo externo en pista, tal cual sucede con los aviones de combate. Un APU pesa como mínimo 2000 kilos, y el peso extra y el espacio necesario era demasiado. Además, el avión no se pensaba operar desde aeropuertos remotos sin las instalaciones adecuadas.
    Pensar que estuvo un par de veces en Buenos Aires !!!!

  6. arquiadrian says:

    Uf, lo que debe ser ese museo. Espectacular. ya que tocaste el tema Concorde me permito linkear una nota al respecto (espero no lo tomes a mal)

    http://autoblog.com.ar/2011/12/asi-fue-el-primer-vuelo-del-concorde-en-la-argentina/

    Saludos

  7. fferfer says:

    hey ale

    buenisimas fotos! el blackbird es genial!

    pero lo mejor fue el fitito volador! quiero uno!

    muy emocionante el enola gay! que historia negra!

    ffer

  8. Joe says:

    Excelentes fotos Ale. Lo visité un par de veces aprovechando stops de varias horas en IAD, cuando United volaba desde EZE. Hay un bus del Virginia Regional Transit Service que te lleva desde el aeropuerto por 50 centavos. Cuando fui estaba el Enterprise (que nunca voló) en lugar del Discovery. Creo que ahora lo mandaron al Intrepid en NY. Tienen unos 200 aviones más almacenados que irán agregando a la exhibición así que habrá que volver.
    Saludos!

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: