QF032 London Heathrow – Singapur A Sydney en el A380 de Qantas

Qantas A380

Estoy escribiendo esto a mitad de camino entre Londres y Singapur. Es de noche y estamos volando sobre Turkmenistan después de cruzar sobre el Mar Caspio. Aprovecho a escribir ahora, asi puedo publicarlo antes.

Para nuestro vuelo de las 12:15 salimos de casa aproximadamente a las 8:15am. Como siempre, el viaje a Heathrow no deja de tener sus bemoles. Esta vez, por ser Sábado, la línea Jubilee del metro, que es la que pasa mas cerca de mi casa, no circulaba debido a refacciones que estaban haciendo. Asique tuvimos que tomar un colectivo hasta Elephant & Castle, y de ahí la línea Bakerloo hasta la estación Picadilly Circus, donde cambiaríamos a la línea Picadilly directo a Heathrow T4. Hasta ahí todo bien, pero cuando llegamos a la plataforma de la Picadilly, se anunciaba el siguiente tren a Heathrow T5 en 4 minutos, y deberíamos esperar 2 minutos más para el tren a T4. Habrán pasado 10 minutos y no venía ningún tren. Finalmente llegó el tren para T5, pero cuando estaba saliendo como que se trababa y se paraba. Finalmente quedó detenido medio tren en el túnel y medio en la estación. Ahí decidimos no arriesgarnos a perder más tiempo e irnos para Paddington, de donde salen los trenes para Heathrow. Volvimos sobre nuestros pasos y tomamos otro tren de la Bakerloo hasta Paddington. Desde esa estación salen dos trenes a Heathrow: el Heathrow Express (HEX), directo a T5 cada 15 minutos, y el Heathrow Connect (HC), directo a T4 cada 30 minutos. El siguiente HEX salía en unos minutos, mientras que el HC en 25, y además tarda 30 minutos en llegar. No quedaba otra que tomar el HEX, que tarda 15 minutos en llegar, sino se nos iba a hacer muy tarde. El problema es que el HEX es posiblemente el tren más caro del mundo, teniendo en cuenta lo que cuesta y el recorrido que hace: £16.50 por 15 minutos. Otra opción no había, asique oblamos las £33 y allí fuimos.

Llegamos rápidamente a Heathrow Central T123, como el HEX sigue a T5, debíamos esperar un HC para que nos lleve a T4, que tardó 12 minutos en llegar.

Acceso desde la estación del metro:

De la estación del tren en T4 se sube por un ascensor hasta el sector de partidas. No ha cambiado mucho desde que T4 era la terminal de los vuelos de British Airways, ahora mudada a T5, pero han cambiado la iluminación (antes era muy lúgubre), y mejoraron la señalización.

Rápidamente ubicamos los mostradores de Qantas en el sector C, solo había una persona delante nuestro,y pronto fue nuestro turno. El check-in tomó menos de 5 minutos, con una agente muy amable, y enseguida tuvimos nuestros boarding passes.

Para pasar por seguridad, aprovechamos el Fast Track, igualmente no había demasiada gente.

Mientras iba con mi bandeja con la laptop, teléfono, billetera, pasaportes y otras chucherías, el agente de seguridad me dice “la laptop va sola”, pero con un tono que no se sabía si me estaba diciendo o preguntando. Le pregunté “sola en una bandeja?”, y el tipo puso una cara de fastidio absoluto, como si le hubiera hecho perder 10 años de su vida con esa pregunta. Yo me quedé ahí esperando que me conteste algo, y después de resoplar un rato, me volvió a decir exáctamente lo mismo. Mi esposa me dice “supongo que quiere que pongas la laptop  sola en una bandeja”. Eso hice, y le dije “eso es lo que quería saber”. En fin, habrá tenido una mala noche ayer, y encima se tuvo que levantar temprano.

La parte del shopping de T4 está prácticamente igual, aunque parecería haber menos movimiento que antes, y con varias zonas en refacción. El QF032 salía de la puerta 6, asique hacia allí fuimos, no sin antes hacer algunas compritas en el free shop (mi esposa):

Al pasar por la puerta 7 (que está todavía bastante antes de la 6), saqué esta foto de un B744 de El-Al:

Y pude ver por primera vez al A380, y vi que era el VH-OQC, el más nuevo de los 3 que tiene Qantas por el momento:

Al llegar a la puerta 6 lo pudimos ver mejor, impresionante por donde se lo vea. Altísimo, anchísimo, con esos motores enormes Saqué algunas fotos (las que puse en mi mensaje anterior):


Nos metimos al lounge de British Airways, que aún mantiene en T4, justamente para estos vuelos en codeshare con Qantas. Próximamente Qantas se mudará a T3 con el resto de las aerolíneas de One World, y allí tendrá sus propios lounges:


Desde la ventana se veía este B757 de Continental:

En el lounge aproveché para comerme un sandwich de panceta (bacon roll), muy apreciado entre los habitués de los lounges de British Airways, y la verdad que estaba delicioso. También aproveché para subir aquellas dos fotos, lo que me costó bastante por la calidad de la conexión a Internet que había.

Finalmente llamaron para nuestro vuelo que comenzaba a abordar, y tranquilamente fuimos hacia la puerta. El acceso al A380 se hace por 3 mangas, dos en el main deck (first y economy, por separado) y una en el upper deck (business y premium economy, juntos). Fuimos por la de business, no había nadie:

Desde la manga:


Después de dar varias vueltas, llegamos a la puerta, donde nos recibio un tripulante y nos indicó la dirección hacia nuestros asientos, 13A y B, ubicados apenas pasando el galley luego de la puerta.

La cabina frontal de business tiene solo 3 filas, en configuración 2-2-2, con todos los asientos mirando hacia adelante, a diferencia de los de BA. En nuestros asientos nos esperaban los menús, y la tarjeta del desayuno:

El espacio es fabuloso. La distancia entre asientos es de aproximadamente 80″. A los costados, bajo las ventanas, hay una serie de gabinetes con tapa para guardar bolsos (similar al upper deck de los B744), esto además de los usuales portaequipajes sobre los asientos. Los asientos tienen muchas funciones y cositas por acá y por allá, pero de eso voy a escribir en otro momento.

Al poco tiempo se acercó a nosotros uno de los tripulantes, David, se presentó, y nos comentó que iban a servir el almuerzo poco tiempo después de despegar, y el desayuno poco antes de llegar a Singapur (cómo, y la cena??? Quiero mi dinero!!), y que además podíamos servirnos lo que quisiéramos en cualquier momento de los varios bares autoservicio que hay en la cabina. Nos sirvió también una copa de bienvenida (champagne, jugo o agua), y nos pidió que llenáramos la tarjeta con el pedido para el desayuno, así ellos ya lo pueden ir preparando sin necesidad de despertar a los que estén durmiendo.

Yo veía por la cámara de la cola, que todavía había una puerta de la bodega abierta, y de paso le pregunté a un TCP si podía tener la pantalla abierta mientras el avión despegaba, aunque ya sabía la respuesta. Obviamente me dijo que no, y me explicó que si había que evacuar el avión la pantalla podía bloquearme. Una lástima, porque sería lo más interesante de ver, en vuelo realmente no se ve mucho. La generación anterior de asientos de business de Qantas tienen las pantallas en la parte trasera del asiento de adelante, por lo que en este caso no sería problema, pero se ve que en los A380 decidieron ponerla en el apoyabrazos, ya que sinó queda realmente muy lejos.

La cartilla de seguridad:


La revista de Qantas:

El capitán anunció que nos íbamos a atrasar unos 10 ó 15 minutos debido al tráfico, y así fue, el pushback fue a las 12:40, en realidad 25 minutos más tarde. Todavía quedaba bastante carreteo hasta la pista, Heathrow utiliza una pista para aterrizajes (la sur) y la otra para despegues (la norte). T4 queda al sur de la pista sur, asique había que esperar turno para cruzarla, y luego llegar a la pista norte y ponerse en la fila para despegar.
Algunas fotos de los aviones que nos cruzamos:

Ahí estaba uno de los hermanos del VH-OQC, en este caso trabajando para Emirates:

Delante nuestro para despegar había un B744 de Cathay Pacific, un B734 de Olympic y un A321 de BA:


Finalmente a la 1:05 llegamos a la cabecera de la pista y fue nuestro turno. Empezamos a carretear, y realmente nunca pareció que fuéramos demasiado rápido, pero sin duda rotamos y subimos. Es cierto lo que decían, el A380 es muy silencioso, solo el ruido de los motores y ese característico “trrrrrrrrrrrrrrrr” que hacen todos los Airbus al despegar (aunque no tanto como en un A320), alguien sabe qué es?

El despegue fue hacia el oeste, y rápidamente rotamos 180 grados hacia la derecha, para cruzar Europa sobre Holanda y Alemania:

Una vez que se apago la señal de cinturones, la tripulación comenzó a preparar el servicio. Me llamó la atención que estaban vestidos con saco negro y corbata, pero al empezar con el servicio se cambiaron a una especie de guardapolvo negro con cuello mao, tanto es así que mi esposa pensó que eran mozos que servían la comida y bebida.  :jajaja:

Los TCP pasaron a repartir los amenity kit (había para hombre y para mujer) y los piyamas:

Dentro de la cajita hay unos tubitos con cosméticos, una pasta de dientes y un cepillo, un antifaz, un par de medias, unos tapones para los oídos y unas pastillitas refrescantes para la boca:

Aproveché para ir al baño, y sacar la foto-homenaje a Fernando:

El baño no tenía nada de particular, salvo el control digital de temperatura del agua:

Nos preguntaron que queríamos tomar, siempre dirigiéndose a nosotros por nuestros apellidos, anotando en una libretita (hay un poco de turbulencia ahora y se me hace un poco difícil escribir) y luego trayendo hasta nuestros asientos los vasos o las tazas, nada de latitas y servite en un vaso de plástico. Y el pan también me lo sirvieron de una canastita con una cuchara y un tenedor. Un lujo, che.

Luego sirvieron la entrada, que la trajeron en una bandejita pero poniendo un mantelito sobre la bandeja retráctil.

Los tenedores y cucharas eran de metal, pero los cuchillos de plástico, lo que me pareció raro, en BA me dieron cuchillos de metal.

Muy rica la entrada, lo único que podría cuestionar es que estaba muy frio. Luego vino el mozo, digo el TCP, a preguntarnos que queríamos de plato principal. Yo elegí la carne y mi esposa el pescado, que tardaron un poco en llegar pero estaban muy buenos, quizá la carne levemente seca, pero nada más.

Para el postre pasaron con el carrito, y uno elegía lo que quería.

Hay que destacar que el servicio es excelente, los TCP son muy amables, siempre con una sonrisa, siempre atentos y llamándonos por nuestros nombres, realmente al nivel de un restaurant 3 estrellas, y superior al de British Airways (que tampoco es para nada malo).

Luego del almuerzo me puse a ver unos capítulos de Los Simpsons, y una serie australiana de divulgación científica bastante interesante y bien hecha.
El sistema de entretenimiento es muy bueno, con pantalla de 15″ wide de my buena calidad (a diferencia de la de BA es bastante mala). Aún en un vuelo tan largo como este es imposible ver todo, cientos de películas, series, documentales, música, etc. También hay muchísimos juegos de varios tipos, que no están nada mal (aunque no soy muy adepto a los juegos, me aburro rápido), incluso algunos multiusuario y se puede jugar con otros pasajeros. Traté de ver si alguien estaba jugando pero no encontré a nadie, lo que es raro porque con 450 pasajeros alguno debería
haber. En el reporte del viaje de vuelta voy a poner más fotos del IFE.

Ahora estamos sobre sobre Pakistán, casi llegando a la frontera con India. Hace un rato se encendió la señal de cinturones porque en un momento hubo una turbulencia media, pero ahora hay poca, de hecho se acaba de apagar la señal. Voy a aprovechar para levantarme un rato y ver alguna película, luego sigo.

Volví. Estamos sobre el oceáno Indico, casi llegando a Tailandia. Acabo de tomar el desayuno (que fue la cena en realidad para mí):

Antes estuve un rato en el lounge jugando videojuegos (ya que ahí hay una pantalla más grande), luego me pedí un sandwich tostado y me puse a ver una película (The Day The Earth Stood Still)

El bar autoservicio:

Ya estaba amaneciendo:

Un aeropuerto poco antes de llegar a Singapur:

Finalmente aterrizamos en Singapore a 7:58am (local), fue un aterrizaje muy suave, casi no se notó más que el golpe al tocar la pista. Obviamente lleno de aviones de Singapore Airlines, incluso dos de sus A380, que creo se pueden apreciar en el video.

Como estamos cerca de la puerta fuimos de los primeros en bajar, lamentablemente la vista desde la manga daba hacia donde no se veían otros aviones. Un larguísimo pasillo hasta llegar al llamado Transit Mall (al menos reconocen que es un shopping), pero con cintas para no tener que caminar tanto (escuchaste, BCN?). Dimos una vuelta para conocer, pero las fotos y el reporte del aeropuerto estará en el reporte del viaje de vuelta. Entramos al Lounge de Qantas/British Airways, y esperamos allí hasta la partida hacia Sydney a las 9:40am.

Continuará…

Creative Commons License
This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

12 Responses to QF032 London Heathrow – Singapur A Sydney en el A380 de Qantas

  1. Federico M says:

    Me gusta mucho tu pagina.

    Como funciona ese lounge? Lo reservas y estas solo ahí jugando?
    Saludos Federico

    • Ale says:

      Gracias Federico.
      El lounge del avión no hay que reservarlo, simplemente vas y te sentás. Puede que haya otras personas, en cuyo caso podés charlar.

  2. Kevin says:

    Lo de los cuchillos, me imagino es por cuestiones de seguridad, nunca falta el lunático. Saludos, tu blog es muy bueno.

  3. betocreativo says:

    El “trrrrrrr” que tú oyes siempre en los Airbus si mal el ruido de las ruedas del tren de aterrizaje al retraerse. Ella siguen girando por la inercia al momento de despegar pero son frenadas justo antes que terminen de retraerse.

    • Ale says:

      Hola Beto, no creo que sea eso, porque si fueran las ruedas al frenar duraría solo unos segundos, y esto dura bastante más. Estoy seguro que es el ruido que hacen los motores cuando están a la máxima potencia.
      Saludos!

  4. Exacto, es como un ruido de motor de auto, que no tiene nada que ver con el ruido tipico de la turbina. Se escucha solo si estas adelante o sobre el ala. Supongo que es el ruidito de maxima potencia… Saludos!

  5. La pregunta q hacías del sonido del a320, de hecho, tiene un nombre: “buzzing” y no esta en todos los a320, ehhhhhhh, sólo en los q tiene motores o turbinas “cfm”

  6. Miguel says:

    Respecto al sonido de motores en los Airbus encontré lo siguiente:
    The answer is simple. It’s a high bypass turbofan engine. The fan is producing most of the takeoff and climb thrust. The blades on the fan are evenly spaced and fairly far apart. This sets up a low frequency resonance in relation to the RPM the fan is turning. So, when the power is reduced, the RPM decreases and the fan is operating closer to, or at a resonant frequency.

    The solution is to stagger the spacing of the blades. However, this reduces efficiency and ultimate thrust substantially.

    I think it’s a wonderful sound. When it goes away suddenly, with you onboard, I think you’ll agree.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: