Hotel Radisson Blue Plaza Oslo

Radisson Blue Oslo

Inmediatamente después de la floja experiencia con el Fraser Suites en Doha, nuestro próximo alojamiento era el Radisson Blue Plaza de Oslo, donde nos alojaríamos por 1 noche, mientras aprovechábamos para recorrer la capital Noruega. Es raro este país en eso, la comida, el transporte, las cosas en general son muy caras, sin embargo los hoteles tienen precios normales, hasta diría algo menor que el promedio de las grandes ciudades.

El hotel está ubicado directamente al lado de la estación central de trenes de Oslo, ese fue uno de los motivos por el cual lo elegí. De hecho al salir de la plataforma donde nos dejó el tren desde el aeropuerto, simplemente doblamos a la derecha para salir de la estación, cruzamos un puentecito y ya estábamos en la puerta del hotel!

Aunque era bastante temprano, y mucho antes del horario del check-in, igualmente nos dieron la habitación, incluyendo un upgrade a “business class room” (debido a ser Gold de Club Carlson) . En realidad en los Radisson Blue, los business class room son iguales a los normales, siendo la única diferencia que están ubicados en los pisos altos, tienen una máquina de café, y también el desayuno incluído.

El agente que nos hizo el check-in fue muy amable, e incluso nos dijo que si queríamos saber algo de la ciudad, le preguntemos.

Subimos a nuestra habitación en el piso 22, y nos encontramos con un cuarto sobrio, sin lujos pero muy correcto.

Buen tamaño para la habitación.

Tele de 42″

El minibar me parece que se olvidaron de revisarlo, porque estaba a medio llenar, y esas dos bananas no creo que las proveyera el hotel.

Como corresponde, enchufes y conectores USB en las mesitas de luz.

El baño quizá lucía un poco pasado de moda, pero estaba bien.

Los amenities usuales en este tipo de hoteles.

La vista desde la habitación.

Después de dejar el equipaje y refrescarnos un poco, salimos a pasear por la ciudad. A la noche, cuando regresamos a la habitación nos estaba esperando esto:

Espectacular! Esta gente sí que sabe tratar a los clientes!

A la mañana siguiente nos levantamos temprano para aprovechar el día, y fuimos a desayunar.

Pero antes, pasamos por la recepción para pedir un late check-out, que es uno de los beneficios de la tarjeta Gold, porque como el vuelo salía a la noche, queríamos organizarnos para ver cuando dejábamos la habitación. Normalmente el late check-out suele ser a las 14hs, a veces un poco más dependiendo del hotel y el nivel de cliente. El agente nos dijo:

– Hasta qué hora quieren? Les puedo dar hasta las 20hs.

La verdad que nos vino bárbaro, porque teníamos que salir hacia el aeropuerto a las 19hs.

Con todo el tiempo del mundo, nos fuimos a desayunar. Como el hotel tiene 676 habitaciones, el lugar para el desayuno era enorme, y tenía todas las estaciones de comida repetidas tres veces a lo largo de los 2 salones que ocupaba. Al principio entonces daba la sensación que había una variedad enorme de comida, pero era en realidad la ilusión de que todo estaba por triplicado.

Igualmente, aunque no era tanta variedad, todo era de buena calidad, y presentado de una manera rústica, o campestre.

Los noruegos consumirían mucho huevo duro.

Quesos, incluyendo el típico queso marrón con gusto a dulce de leche.

Fiambres y pescado.

Jugos.

Panadería.

Muy ricas las papas.

Y los pancitos!

En el piso 34, además del gimnasio, la piscina y el spa, hay un restaurante llamado, justamente, 34, con vistas panorámicas de la ciudad. Pensamos en ir, pero leímos reviews muy variadas en Tripadvisor, por lo tanto desistimos, después de todo ir a comer afuera en Noruega es toda una inversión.

El Radisson Blue Plaza Oslo es un hotel de 4*, que no pretende ser nada más, y cumple su promesa a la perfección. La experiencia refuerza mi regla de nunca reservar la habitación más barata en un 5*, y en vez preferir una habitación superior en un 4*. Simplemente comparen con lo que nos dieron en el Fraser Suites de Doha con esto, con cuál se quedarían?

Por la ubicación, la atención del personal, la calidad de la habitación y del desayuno, este hotel es una gran opción para alojarse en una visita a Oslo.

7 Responses to Hotel Radisson Blue Plaza Oslo

  1. Marchu says:

    Qué interesante todo lo que comentas Ale!!! Qué ganas de conocer Oslo y los fiordos de Noruega!! Muy buen hotel y que ricas cosas p el desayuno!!! Tenían Sauna estilo escandinavo? Verdaderamente parece un muy buen hotel. Qué interesante ese queso con gusto a dulce de Leche!!! Otro detalle más que me confirma lo errado del mito sobre la paternidad argentina del dulce de leche!!!( Entiendo, he visto en algunos paises, que con otros nombres, existe en todo el mundo) saludos

    • Ale says:

      Seguramente tenía sauna en el último piso donde estaba el gimnasio y spa, pero no pasamos por ahí, ya que solo estuvimos una noche.
      El queso es rico, pero igual me quedo con un buen pote de dulce de leche!
      Saludos!

  2. bettysreisen says:

    Hermoso hotel Ale! me encanta esa cadena, por la originalidad de sus edificios, no puedo hablar de sus servicios porque nunca me he hospedado en alguno de ellos, somos del team de sus parientes pobres: los Scandic y los Rica jajaja
    Saludos!

  3. Andrew says:

    Buenas, buena Review. Cuando te referis al late es checkout cierto? Estuve enviando un Radisson en Bruselas y también está frente a una estación de tren.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: