El restaurant 71 Above, Los Angeles, California Almorzando a 300 mts. de altura

71 Above

Como viene siendo costumbre estos últimos años, el cumpleaños de Alicia, mi mujer, lo íbamos a pasar en Estados Unidos, esta vez en Los Angeles. Para festejar la ocasión, siempre nos gusta ir a comer a un lindo restaurant, algo que salga un poco de lo común.

Los Angeles es una mega ciudad, y por lo tanto hay miles de lugares para ir a comer, por lo que no es fácil elegir. Finalmente nos decidimos por 71 Above, que además de tener buenas críticas, y ser una novedad (inaugurado a mediados de 2016), está ubicado en el último piso de la US Bank Tower, uno de los edificios icónicos del downtown LA.

Llegamos desde Pasadena donde nos estábamos alojando, en la GLC 300 y la dejamos en el valet parking que está en la entrada del edificio.

El edificio mide 310 mts. de alto, en 73 pisos, y en los pisos 69 y 70 tiene un observatorio abierto al público (previo pago de $25 por cabeza), y en el 71, el restaurant 71 Above. Se terminó de construir en 1989, y es famoso por haber sido el primer edificio que los alienígenas destruyen en la película Independence Day.

El lobby estaba decorado con un enorme árbol de navidad

En la recepción verificaron nuestra reserva, y por el opulento ascensor subimos hasta el piso 54, donde cambiamos a otro ascensor para llegar hasta el piso 71.

Al salir del ascensor, ya estábamos en el restaurant, que ocupa todo ese piso.

Al ser el edificio redondo, el restaurant es un anillo, y las cocinas se ubican en el centro. Tienen un sistema muy particular para elegir mesa, se puede reservar normalmente, pero eso no garantiza una mesa en la ventana. Si se quiere una mesa en la ventana realmente, entonces hay que “comprar” la mesa. Esto parece malo, pero simplemente significa que hay que pre pagar una suma fija, equivalente a un menú para 3 personas. Como al mediodía el menú costaba USD35, el total entonces que pagué por adelantado fue USD105, los USD35 restantes quedan como crédito, entre las bebidas, los postres y la propina se usa seguramente.

También hay distintos sectores, el salón principal, un área demi privada que es un poco más tranquila, y la barra. También un salón privado para grupos. Nosotros elegimos el salón principal, y habíamos “comprado” una mesa a la ventana porque #teamVentana.

La cumpleañera.

Cada mesa a la ventana tenía cierta privacidad, porque estaban separadas con espejos entre sí, lo que daba la sensación de más espacio. Y por supuesto la impresionante vista de todo Los Angeles a 360 grados.
Otras mesas por ejemplo tenían sillones.

Nuestro mozo entonces nos trajo el menú, que constaba de una entrada y un plato principal, y cuyo costo era USD35 por persona, sin incluir bebidas ni postres.

La entrada de Alicia fue Crudité, nombre elegante para una ensalada de vegetales crudos, con una presentación algo estrafalaria.

Para mí fueron los gnocchi de ricotta, que no eran los ñoquis a los que estamos tradicionalmente acostumbrados, pero estaban muy bien, acompañados de una salsa con chorizo levemente picante, y que realmente quedaban muy bien juntos.

El plato principal de Alicia, cerdo.

Y el mío, como no podía ser de otra manera, bife a la plancha, con papas, hongos y otros vegetables.

Aunque el mozo me sugirió medium rare (lo que sería bien jugoso para nosotros), y yo lo acepté, en realidad vino a un casi término medio.

No habrá sido el mejor bife de mi vida, pero no estuvo para nada mal.
Deliciosos los pancitos, unos brioches con copos de sal.

Tuvimos (o tuve) la suerte de que nuestra mesa apuntara al final de LAX, por lo tanto no dejaba de ver aviones pasar, tanto los que aterrizaban, como los que despegaban hacia el mar y luego giraban hacia el norte. Aquí un 747 de British Airways, y un 737 de (creo) Southwest.

Alicia pidio de postre el festival de chocolate, muchos chocolates de diversas formas. Luce espectacular, pero no es para mí.

Lo mío fue helado de crema, con salsa de caramelo y frutas secas.

La comida estuvo bien, sin ser algo espectacular, los platos son no demasiado complejos y con sabores bien definidos y bien combinados. El tamaño de las porciones me pareció adecuado. El servicio también fue correcto, aunque un poco demasiado formal, me hubiera gustado que fuera un poco más amigable.

Veamos ahora un poco el lugar, y lo más espectacular, las vistas.
Cada mesa tiene una brújula (o una rosa de los vientos, mejor dicho), como para orientarse más fácilmente.

Esta es la vista al pleno dowtown LA, a la izquierda de donde estábamos sentados.

La vista hacia Los Feliz, Griffith Park y el cartel de Hollywood al fondo.

En los edificios cilíndricos esta el hotel Westin, y detras la autopista 110.

Entre los edificios, el Walt Disney Concert Hall, el Dorothy Chandler Pavillion, y el Mark Taper Forum.

Hermosa vista de Echo Park, que habíamos visitado la vez anterior.

Todo alrededor del restaurant, entre cada ventanal, hay una indicación de una ciudad del mundo, o un punto de interés en Los Angeles que se encuentre en esa dirección. Buenos Aires no está.

Las montañas de San Bernardino en el fondo, con sus picos nevados.

Esta es el área semi privada del restaurant.

Otra vista del salón principal.

La bodega es sin duda estéticamente impresionante, ahora en cuanto a la variedad y calidad de los vino, no puedo opinar.

La zona del lounge, con una onda bien retro de los ’70.

La barra.

Un helicóptero de la policía de Los Angeles (LAPD) dió un par de vueltas alrededor del edificio. También vimos un helicóptero turístico acercarse bastante.

En síntesis, un lugar muy interesante para almorzar estando en LA. Creo que en total, con propina incluída nos habrá costado alrededor de USD120, lo que no me parece para nada caro, teniendo en cuenta el lugar, y las espectaculares vistas, por lo que no me disgustaría para nada volver. Por la noche los precios son el doble, por lo que ahí quizá lo pensaría dos veces. Pero sin duda un lugar para tener en cuenta.

8 Responses to El restaurant 71 Above, Los Angeles, California Almorzando a 300 mts. de altura

  1. Marchu says:

    Qué lugar tan espectacular!! Qué vistas xDios, es casi un Top On The ROck con comida y en LA!!! Muy ricos se veían los platos muy buenas presentaciones, me encantó las “estrafalarias” torres de apios de la ensalada!!! Tus ñoquis muy buenos ( hay muchos tipos de ñoquis en toda Europa central pero no los llaman así, la masa es igual pero con formas diferentes!!! Estos serán ñoquis “yanquis” Jajaja. Qué encantador festejo para la cumpleañera!! Alicia es muy parecida a la actriz Emily Blunt!! Ya se lo dije en su blog y me dijo que no soy la primera en comentar, Jajaja (soy lectora del Blog de Ali, aunque del tuyo soy más antigua )
    Muy bien organizada está celebración, cierto q es un lugar para volver y encima c el plus de los aviones!!! Un cariño a ambos!!!

    • Ale says:

      Parece que llaman ñoquis a un montón de cosas distintas!
      La pasamos muy bien, y disfrutamos de la vista y de la comida, asi que estuvo muy bien.
      Saludos!

  2. Malvif says:

    La verdad no me gusto tan (sacando las vistas) parece fría la decoración y la comida le falta una vuelta.
    Otra cosa que noto mucho es que te matan con las entradas para subir a los observatorios al punto que me parece ridiculo pagar esos montos.
    Pero por otro lado en Torres cómo está que tienen resto matas dos pájaros de un tiro por poca diferencia y además disfrutas más las vistas con un plato de comida o copa.

    • Ale says:

      Sí, quizá la decoración podría haber estado un toque mejor, pero por otro lado, todas las fotos tienen un tono azulado (y eso que traté de balancear un poco los colores) que quizá lo hace más frio, debido a un laminado que había en los vidrios para que el sol no pegue tan fuerte.
      La comida no me disgutó, a lo mejor puede ser que le faltara un poquito, pero por otro lado prefiero eso a que se pasen de vueltas.
      Con lo del observatorio tenés toda la razón, su hubieramos subido los dos nos hubiera costado USD50 (y USD16 más si queríamos salir al balcón), y por el doble de eso además almorzamos muy bien. Incluso si vas al bar a tomar algo, creo que te saldría menos! A la noche la historíá sería distinta, sin embargo.

  3. migue2015arg says:

    Que lugar exclusivo ! no debe ser raro encontrarse con alguna estrella holywoodense en ese lugar !

    Los espárragos así parecen antenas de wi fi !

    Está muy cerca del hotel Westin Bonaventure, visto en muchas películas. Lo viste de cerca? es tan espectacular como parece?

    Saludos

  4. Betty says:

    Un lujo total festejar de esa manera el cumple!!!
    Muy buenas fotos Ale!
    Saludos!

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: