Restaurant Fuente y Fonda, Mendoza Comida de fonda en fuente de doble porción.

Fuente y Fonda

Habia escuchado hablar maravillas de este restaurant, en blogs y  comentarios. Todo el mundo salía contento! Por lo tanto el último día, el último almuerzo en Mendoza, tenía que ser aquí.

Lamentablemente, no me impresionó en lo más mínimo. Al contrario, me decepcionó. Paso a relatar.

Llegamos poco antes de las 14hs, después de nuestro recorrido a pie por la ciudad. No teníamos reserva, pero nos ubicaron en una mesa en una de los tantos cuartos, ya que el restaurante está hecho en una casa antigua como tantas hay en Argentina, con las habitaciones rodeando un patio lateral.

La barra/recepción/mostrador.

Nos sentamos en una de estas mesas.

El primer mozo que nos atendió estuvo muy bien, nos explicó como era el sistema de porciones (cada plato es una fuente para dos personas), enseguida nos trajo las bebidas, pan y un untable de queso blanco con morrón, y se retiró para dejarnos elegir del menú.

A partir de ahí, todo empezó a ir un poco cuesta abajo.

Lamentablemente el mozo del principio parece que terminó su turno y desapareció. Estuvimos esperando casi 20 minutos (teniendo en cuenta la hora desde que mandé el tweet cuando nos sentamos) hasta que vino otro mozo a tomarnos el pedido, y era difícil llamar la atención de alguno, ya que pasaban rápido entre puerta y puerta de la habitación, y no miraban o se acercaban, y tampoco íbamos a estar a los gritos.

De entrada pedimos empanadas 3 quesos. Estas llegaron bastante rápido, y no estaban mal, pero el problema es que parte del queso del relleno estaba frío. Supongo que las empanadas estarían congeladas o en la heladera a muy baja temperatura, y al freírlas no alcanzó a calentar el queso.

Como plato principal, elegimos la bondiola con pure de batatas y huevo frito.

Venía con ensalada.

Si bien no me puedo quejar de la política de que TODOS los platos sean para dos, porque ya sabía como era antes de ir, realmente no veo el motivo para que sea así. Si el plato consistía en dos trozos de bondiola, con una cantidad de puré, ensalada y 2 huevos fritos, tranquilamente podrían servir la mitad para una persona, aunque sea cobrando media porción al 60/70% del valor total.
Digo esto porque obliga a que dos personas tengan que comer lo mismo, teniendo alguna de las dos que renunciar a comer algo que le sería preferible, salvo que haya una coincidencia total (que NO es nuestro caso!)
Otra vez, ya sabía que era así, pero creo que si fueran un poco más flexibles en este sentido, sería mejor.

De nuevo, este plato dejaba que desear. La bondiola estaba muy dura, costaba cortarla y masticarla. Y el sabor, no sé, porque la salsa, a base de tomate y vino, creo, no estaba mal, pero era demasiado potente. Mas que estar comiendo una bondiola, parecía estar tomando buena sopa de tomate con algo de carne.

Cada mozo que se acercaba a traernos algo era uno distinto. En un momento, le pedí a uno que me triga otra bebida, pero nunca lo hizo.

De postre me pedí un flan con dulce. El dulce de leche muy bien, pero el flan era tan livianito, que al ponermelo en la boca prácticamente desaparecía, casi como comer aire. Prefiero que el flan sea un poco más consistente.

Alicia pidió un postre de chocolate con maicena, y dijo que estaba bien.

Encima, y esto definitivamente no es culpa del restaurant, en la mesa de al lado se sentaron un hombre y una mujer grandes, y el tipo no paro de quejarse todo el tiempo de todo (no del restaurante, sino de la vida), y para colmo tenía una voz grave tan irritante…

Cuando llegó la hora de pagar la cuenta, otra vez nos dejaron esperando con el ticket sin que nadie nos viniera a cobrar por un buen rato. Finalmente me paré y fui a pagar al mostrador. Dejé propina pero menos del 10%, porque consideré que no me atendieron bien (tampoco creo que sea necesario pedir la propina de esa forma en el ticket).

En fin, no creo que este restaurant sea tan malo como me pareció, si hay tanta gente que lo alaba tanto, y por eso me gustaría darle otra oportunidad (aunque a veces un lugar se pone de moda y la gente va y dice que le gusta para sentirse top). Quizá justo los planetas se alinearon para que las cosas no salgan del todo bien ese día; quizá el mozo que nos atendió tan bien al principio justo tuvo una emergencia y se tuvo que ir, y no pusieron a nadie efectivamente en su lugar; quizá el gas justo estaba un poco flojo y el aceite no estaba tan caliente y el queso quedó frío; quizá la bondiola que consiguieron ese día no estaba tan buena y la salsa salió mas fuerte para disimularlo un poco; quizá, quizá.

El lugar es lindo como esta puesto, y lleno de objetos que veía en mi niñez, indudablemente se pensó en los detalles, por eso no me explico como puede haber fallado tanto en otros aspectos.

Alguna otra vez que pase por Mendoza, visitaré Fuente y Fonda nuevamente.

17 Responses to Restaurant Fuente y Fonda, Mendoza Comida de fonda en fuente de doble porción.

  1. MARU says:

    Hola Ale, más allá q como decís, no se alinearon los planetas ese día, se junto comida más o menos con mala atención. Esto último es algo q lamentablemente es bastante común en Argentina cuando un lugar se pone de moda. Por ahí son lugares bien pensados, agradables y hasta comes bien pero es difícil encontrar buena atención.
    Lo digo en general, ya q no conozco ese lugar. Pero me llama la atención el tema del trato al cliente
    Saludos!

    • Ale says:

      Sí, no sé, puede ser que un lugar al ponerse de moda se sobrepase, pero en este caso el lugar no estaba lleno, ni había gente esperando, de hecho llegamos y nos sentaron enseguida sin reserva. En otros lugares me han atendido bien, no generalizaría a todo el país.
      Saludos!

  2. Sergio says:

    Una gran diferencia que noté entre la atención en Arg vs. “otros lugares” es que muchos mozos transmiten la sensación que los estás molestando (como escribió Fontanarrosa….cuando los llamás, caminan hacia vos pegándole con la servilleta a los respaldos de las sillas vacías). Es como si el concepto de “atención” no les importa…si total…vos te vas y viene otro…y si les va mal..bueh…mala suerte….En España me pasó lo mismo….pedí unas tapas en una plaza en el centro de Granada y me trajeron rodajas de pan francés (grandes) con una microcapa de algo…básicamente pan para dos a € 18 + bebidas. Acá levantás la cabeza y tenés un mozo/moza de buen humor en 10 segs.

    • Ale says:

      No sé, en otro slugares me atendieron muy bien, en otros no tanto, no me parece que sea algo general.
      En lo de Granada evidentemente caíste en un tourist trap mas grande que una casa, porque si bien la atención en España en general es mala, la comida suele ser excelente!

  3. Homero says:

    Cada vez que voy a comer a algún lado acá en Argentina, siento que me están robando, en todo sentido. Atención, calidad de la comida, las actitudes..
    en McDonald’s y Burger King me siento mejor atendido, a pesar de no haber mozos ;)

    Hay necesidad de poner ese sello rojo en el ticket, que no es ticket fiscal? Prepotencia absoluta. Espero que hayan facturado, por lo menos.
    Y coincido con vos en lo “top”… la gente está muy mal acostumbrada.
    Contame si en Londres es igual el temita de lo “top”..
    Abrazo!

    • Ale says:

      Hola Homero, como dije en las otras respuestas, en otros lugares me atendieron bien, en otros más o menos, es un poco lotería, pero depende de la visión que tengan los dueños y se la puedan transmitir a los empleados. La calidad de comida en Argentina siempre me parece de buena para arriba, y por eso quedé tan desilusionado con este lugar, casi como que no lo podía creer.
      Y acá también pasa eso con lo top, debe ser en todo el mundo. Cuándo un lugar se pone de moda, todo el mundo quiere ir y se hacen filas y no se puede reservar por meses.
      Abrazo!

  4. Homero says:

    Otra cosa, vos que harías si vas a comer con un grupo de más de 12 amigos y te echan de la “mejor hamburguesería de Buenos Aires” porque no consumiste nada durante 20 minutos??

    • Ale says:

      Evidentemente, se les subió el humo de las hamburguesas a la cabeza! Merecen que los escrachen en todos los sitios posibles! Como tienen mucha demanda, te quieren correr los más pronto posible para meter más gente.
      Salvando las distancias, hace muchos años con mi banda después de ensayar íbamos siempre a un McD que quedaba a lado de la sala de ensayo, y obviamente nos quedabamos charlando después de haber terminado de comer. Una vez vinieron a decirnos si nos podíamos ir, pobre chica la sacamos cagando, íbamos siempre y nos querían echar, jua!

  5. bettysreisen says:

    Hola! te leo, te imagino y me río!
    En muchas oportunidades padecimos la mala atención de los mozos y la larga espera:(
    Muy raro eso de comer lo mismo y con nosotros tampoco funcionaría. La vajilla se parece a la que se usaba en la casa de mi abuela…
    Saludos!

    • Ale says:

      Es que en muchos lugares, donde tienen porciones gigantes, suelen venderte “meda porción”, aunque no sea a la mitad de precio. Lo de la vajilla de la abuela es a propósito, y no me parece mal, es la onda del lugar.
      Saudos!

  6. Nestor says:

    Demasiado acostumbrado a Business y First! jaja no conozco el lugar, pero me parece que lo “top” viene por abundante y barato. El servicio en los Resto ha mejorado pero en comparacion con otros paises estamos en el descenso. El argentino no deja buena propina, para mi viene por ahi. Donde la clientela es buena te atienden de prima.

    • Ale says:

      Es abundante, aunque si es barato o no no te se decir (está la foto del ticket), porque los precios en Argentina son tan locos que no sé que es caro o barato. Es cierto lo que decís de la propina, pero en mi caso si me atienden bien, la propina la dejo con gusto, si me atienden mal algo les dejo pero lo mínimo indispensable.

    • Malvif says:

      Mira en los tours en Europa los guía me decían que los peores en propinas eran los españoles, incluso en los tour gratuitos a la gorra intentan irse (escapar) antes para no tener que dejar unos euros.
      A lo mejor Argentina es así por esa mezcla de español e italiano??

      En lo personal siempre dejo 10%
      Si tome solo un café en un bar 5 pesos

      Si me atendieron mal no dejo nada o a veces me pasó de gastar 1500 pesos en la cena y que me atendiendan muy mal y dejarle 2 pesos en el librito (y si están gastados mejor) como forreandolo, algo como lo que hacían en seinfield que ponía la propina en la mesa y a cada error sacaba 1 dólar.

      • Ale says:

        Creo que cada uno deja propina de acuerdo a lo que ocurre en su país. En España se deja muy poco, digamos el cambio en monedas y nada más. Y por eso nos cuesta tanto a los argentinos en USA dejar el 20% que te piden a veces allí. Por eso el mejor lugar es Japón, donde ni siquiera existe el concepto de propina, y dejar propina es una ofensa.
        Lo de 2 pesos está bien, es peor que no dejar nada! :)
        Y lo de lo de la pila de billetes era en 3rd Rock from the Sun:
        https://youtu.be/RWHj4BmCn64

  7. Fui a cenar allí hace unos meses.
    Lo de los platos para dos, también lo ví como inconveniente… pero en mi caso, como fue una reunión de unas 25 personas la dinámica fue distinta. Nos sirvieron bandejas con 3 platos diferentes de entrada, otros 3 para principal más un postre individual para cada uno. Así que cada uno se servía o probaba lo que quería y resultó piola, además de estar todo muy bueno,

    • Ale says:

      Bueno, lo de los platos para dos es un detalle menor, si todo el resto hubiera estado perfecto. Pero tenés razón que con un grupo grande ese problema desaparece totalmente.

Leave a Reply to Malvif Cancel reply

%d bloggers like this: