MT1034 London Gatwick – Lanzarote y ZB235 Lanzarote – London Gatwick Fechas de los vuelos: 27/09/2012 y 01/10/2012

Introducción:

Hace unos meses, caminando por el shopping Westfield , vimos un stand que promocionaba los tiempos compartidos de Marriot. Como ya habíamos ido por estas promociones a Marbella y a Mallorca,  no podíamos repetir. Pero cuando le dijimos esto al vendedor, que por supueto se acercó a ofrecérnoslo, nos dijo que podíamos ir a otro de la cadena Meliá, en Lanzarote o en Tenerife. La oferta era muy tentadora y elegimos Lanzarote, con un año de plazo para viajar.

Lo que quizá no habíamos tenido muy en cuenta, es que las Islas Canarias quedan bastante lejos del Reino Unido, incluso lejos de España!

 

British Airways no vuela allí, y no hubo manera de conseguir una combinación razonable con OneWorld, ni mezclando British Airways, Iberia o Air Berlin.
Por lo tanto no hubo más remedio que buscar otras opciones, con alguna de las aerolíneas turísticas/charteras. Ryanair lo descarté por salir de Stansted, un aeropuerto que no me queda para nada cómodo. EasyJet desde Gatwick podía ser, pero los precios me parecieron mucho para lo que ofrecen.
Las posibilidades que quedaban eran Thomas Cook y Monarch. Precios similares, y aparentemente un producto parecido. Y bueno, ya que estamos probamos los dos, ida en Thomas Cook, vuelta en Monarch.

Thomas Cook Airlines es parte de Thomas Cook Group plc, la empresa turística más grande de UK, con presencia tanto online como con locales a la calle. Originalmente fue fundada en 1841 por Thomas Cook, el primer tipo al que se le ocurrió organizar un tour en tren. La empresa ha cambiado de dueños muchísimas veces a través de los años, siendo la última fusión la ocurrida con MyTravel Group plc. en 2007

Monarch Airlines, funadad en 1967, es la aerolínea británica más antigua que conserva su nombre original. Siempre se dedicó a destinos turísticos europeos, y a algunos servicios en charter a norteamérica, India y el caribe.
Hace unos años, lanzaron un concurso para elegir un nuevo slogan para la aerolínea. Pensando en el público español, les envíe mi propuesta: “Monarca, la aerolínea que no lo garca“, pero nunca tuve noticias al respecto.

MT1034 London Gatwick (LGW) – Lanzarote (ACE)
27/09/2012

Llegado el día entonces, nos tuvimos que levantar muy temprano, ya que a las 4am nos pasaba a buscar el auto. No había otras opciones para llegar, los trenes o llegaban muco más temprano o más tarde. El viaje en auto a Gatwick se hace bastante interminable, es 1:10hs si no hay tráfico (a esta hora obviamente no lo había)
El auto nos dejó en el acceso de la terminal Sur.

Había salido ya muchas veces de Gatwick, pero siempre desde la terminal Norte con British Airways, asi que esta vez tenía algo nuevo por conocer.

El acceso a la terminal.

Para habernos dejado en la puerta, todavía tuvimos que caminar bastante.

Aquí llegamos al punto donde se accede si se llega en el tren. Luego se puede ir a tomar el trencito a la terminal Norte, o quedarse aquí y buscar donde están los mostradores de la aerolínea respectiva.

Eso, dónde está Thomas Cook? Bueno, estaba ahí mismo adelante, pero podrían ponerlo en el cartel, no?

Enfrente, mostradores sin asignar, y algunos de Lufthansa, que vuela a Frankfurt desde aquí, pero solo en verano.

La fila daba tres vueltas todo a lo largo de los mostradores, pero como justamente había muchos de éstos, iba bastante rápido.

Creo que en unos 10 minutos llegamos al principio de la fila, y pasamos a un mostrador. Le doy al agente los boarding passes que había impreso en mi casa, y lo primero que instintivamente iba a hacer es poner el bolso en la cinta, pero el
señor me dice que espere, que ponga yo mi mochila y mi mujer la cartera. Thomas Cook tiene la regla de permitir solo 5kg de equipaje de mano, y se ve que lo controlan estrictamente. Esta regla solo es una obvia maniobra para hacerte despachar un bolso, que por supuesto lo cobran aparte. En British Airways tranquilamente podríamos haber viajado con un bolso de mano cada uno.
Luego de esto el Sr. se poner a ver los boarding passes, e inmediatamente me transporta a 1995 y me pide los tickets.
What? – le digo yo, y me dice, -Los tickets, tiene que tener los tickets para viajar.
Sinceramente, y no les miento, no sabía que decirle. Veamos, ya había hecho el check-in online, tenia los boarding passes y los pasaportes, y me pedía el ticket? Entonces el tipo se puso a llamar a no sé quien, y a decirle no sé que cosa, para verificar que realmente hubieramos comprados los pasajes. En fin.
Los boarding passes que yo había impreso con todo amor, los rompió en mil pedazos delante mío, y nos emitió unos nuevos.
Después de pesar el bolso, que estaba muy abajo de los 20Kg permitidos, y era de tamaño normal le puso el tag de destino, y nos dijo que fuéramos a la vuelta y que lo entreguemos allí. Incomprensible, lo de la vuelta era donde se entrega el equipaje muy grande o muy pesado. Inaudito.

Bien, continuemos.
Para acceder a seguridad y eso, hay que subir por una escalerita que me recordó mucho a aquella que había en EZE antes de que se abra la nueva terminal A.

Una vez arriba, se accede a un amplio salón, donde hay una mesas para apoyar cosas y guardar los líquidos en las bolsitas transparentes.

Rápidamente y sin problemas pasamos por seguridad, y luego se sale a un shopping. Pero es realmente un shopping sin ninguna otra cosa, por el que hay que pasar obligatoriamente y recorrer una especie de círculo para luego llegar casi al mismo lugar de inicio, pero del otro lado de una pared.

Finalmente, aqui estamos donde comienza propiamente la temrinal, y donde ya hay asientos, lugares para comer, etc. Esta esta separada en dos plantas, y es un poco extraño, ya que la mayoría de los locales estan arriba.
Abajo hay muy pocos asientos.

Arriba es donde están los locales gastronómicos, y la mayor parte de los asientos, y lugares para esperar.

Después de recorrer un rato, decidimos ir al lounge, que en esta terminal es uno de los No.1
Este esta ubicado aún más arriba, y se accede por una especie de pasarela elevada.

Es un salón más pequeño que su hermano de la terminal Norte, pero suficiente (al menos para la gente que había en ese momento, que no era demasiada), y aún había más espacio en la parte superior.
Me serví una medialuna, y un poco de pan con manteca, acompañado de un juguito de manzana.

Aún era de noche, pero hacia afuera se veía bastante movimiento.

En cuanto en cartel anunciaron la puerta de nuestro vuelo, salimos para allá, no sea cosa que nos digan que por no estar a tiempo no podamos viajar.
Bajamos todas las escaleras, e ingresamos por el pasillo que conducía hacia las puertas. El cartel no era muy alentador.

Pero luego se dividía y en realidad no había tantas puertas, los números del medio son los de la terminal Norte, pero no sé que hacen las puertas 90 a 95 aquí.

Seguimos por un pasillo.

Luego ya por los ventanales se veía nuestro 757 esperando.

Llegamos entonces a este salón redondo, donde todas las puertas estan dispuestas en circulo.

Allí en la puerta 31 ya había una larga fila de gente abordando.

Los dos Agentes de Thomas Cook que estaban en la puerta parecían mellizos, y no tendrían más de 20 años, pero la fila iba bastante rápido, y pronto nos llegó el turno.
Aquí el 757 desde la manga.

Y aquí por la ventanilla antes de ingresar.

Mucha gente, el vuelo iba al 100%. Yo ya había reservado los asientos, 7AC (que había tenido que pagar), con la esperanza de que quedara el B vacío. Pero cuando llegamos al asiento, ya estaba ocupado por alguien. Me ofreció correrse a la ventanilla, pero no way. Mi esposa igual prefirió el pasillo por si tenía que ir al baño, asique quedamos temporalmente separados por este señor.

Este B757-200, matrícula G-FCLD, entregado en abril de 1997 a Flying Colours (una de las predecesoras de Thomas Cook), y alternó en varias aerolíneas y liveries a través de los años. En el invierno usualmente realiza vuelos transatlánticos como charter, y en el verano vuela a destinos turísticos europeos. Thomas cook tiene configurados sus 757-200 en modo lata de sardinas, con capacidad para 235 pasajeros. Eso quiere decir que el espacio entre asientos es escaso, apenas 28″. Yo no soy justamente alto, y entraba justito, pero muy incómodamente. El tipo de al lado era bastante alto, y tenia que separar las piernas para entrar, lo que contribuía aún más a mi incomodidad.

Por mi ventanila, un A321 de Monarch.

Hicimos el pushback en horario, y comenzamos el taxeo hacia la 26L, que no estaba muy lejos.

Allí tuvimos que esperar por algunos despegues y aterrizajes, como por ejemplo este EasyJet.

Es despegue fue normal, notándose el clásico gran empuje de los 757.
Así lucía la cabina a poco de despegar.

Anunciaron que iban a empezar con el servicio, primeor vendiendo bebida y comida, y luego repartiendo la comida a los que habían comprado por adelantado (esto se podía hacer online antes del vuelo, y te sirven una comida caliente como era usual en cualquier vuelo).

Por suerte yo fui previsor y me había comprado mi comida en el aeropuerto.

Afuera todo nublado.

En las pantallitas desplegables del techo comenzaron a pasar “Men in Black III”, previa venta de auriculares. También se podían usar los propios, pero se escuchaba de un solo canal.
Yo casualmente tenía la misma película para ver en mi tablet, pero debido a un estúpido problema, no podía escuchar por mis auriculares, asique desistí de verla en ese momento.

La cartilla de seguridad.

La revista.

Casualmente tenía un corto artículo sobre Lanzarote.

El catalogo de shopping on-board.

También vendían unas tarjetas de bingo por £1. Me compré una de aburrido que estaba.

No concidía ningún número, por lo tanto me gane otra tarjeta. En esa otra me gané un voucher de £2 para comprar a bordo. Pero no compré nada.

Afuera las nubes seguían, pero ahora parecían una gran cobertura de crema blanca.

El vuelo dura unas 4 horas, lo que se hace largo para unos asientos tan incómodos (peor aún mi amigo Sergio que me había contado que voló en uno de estos B757 de Vancouver a Manchester, charteado por Air Jazz), por lo que me alegré cuando finalmente comenzamos a descender.
Seguía estando muy nublado, pero de vez en cuando se veía el mar por algunos huecos.
En algún momento se vió tierra firme, y como estabamos volando ya bastante bajo deduje que era la isla de Lanzarote.

Aterrizamos por la 21, con vista al mar.

Una vez colocada la manga, comenzamos a descender.

El control de migraciones era en el medio de la rampa que llevaba al nivel inferior. Habia un solo agente, que solo miraba los pasaportes, si hubiera estado con mi pasaporte argentino, hubiera causado una importante disrupción que hubiera demorado bastante toda la fila.

Al llegar a la zona de retiro de equipajes, nos encontramos con este mural de César Manrique, que como luego veríamos, su firma esta presente a lo largo de toda la isla.

Todas los arribos, como ven, gran mayoría de los vuelos vienen de UK.

Al poco tiempo llegó nuestro bolso, y al llegar a la salida, nos estaba esperando la empleada de la empresa de alquiler de autos.

 

ZB235 Lanzarote (ACE) – London Gatwick(LGW)
01/10/2012

El aeropuerto de Lanzarote es bastante amplio, ya que aunque solo recibe vuelos europeos (aunque puede haber algún charter de norteamérica), el volumen de pasajeros es grande. Tiene dos terminales, la T2 es la nueva, construida en 1999, y la T1 es la antigua, y que actualmente se usa para los vuelos entre las Islas Canarias. Incluso en la terminal original se ha construido un museo de la aviación de las Islas Canarias, que lamentablemente no había tenido tiempo de visitar.

Llegamos entonces al aeropuerto con suficiente antelación, dejamos el coche en el estacionamiento, y nos cruzamos al la terminal.

Como en toda la isla, no podía faltar el jardin de cactus.

Largas filas para el check-in, en este caso de Ryanair.

Y esta fila para el vuelo de Monarch.

Casi muero cuando ví semejante fila, y con solo dos mostradores para todos, pero al lado había un mostrador más donde no había nadie, que decía online checkin, silver and gold. Realmente no podía creer que toda esa gente no hubiera sido capaz de hacer el check-in online, yo lo había hecho ya antes de partir de Londres, e impreso los boarding passes, ya que Monarch permite realizarlo varios días antes.
Me acerqué a preguntar al mostrador si podía hacer el check-in ahí, ya que tenía impresos los boarding passes, y me dijeron que sí. Así que inmediatamente despachamos el bolso, nos emitieron otros boarding passes, y pasamos. Tampoco me hicieron pesar el equipaje de mano. Increíble, al día de hoy no entiendo como tanta gente puede ser tan dormida y no hacer un simple proceso de 5 minutos en internet. Como diría el amigo =http://www.sirchandler.com.arChandler[/URL], deben ser los mismos que van a hacer cola al Pago Fácil para pagar sus cuentas.

Una vez pasado seguridad, se llega al salón donde están todas las puertas, bastante amplio y luminoso, pero con vistas de la pista un poco obstruidas.

Las puertas tenían las cabinas para control de migraciones, pero en España no queda claro como es el asunto, a veces las usan y a veces no, a veces te hacen llenar un formulario (si no sos ciudadano de la UE) y a veces no.

Al fondo un bar prometía una terraza con vistas de la pista, pero sí, solo de la cabecera, interesante para ver los aterrizajes, pero que en ese momento no había ninguno.

Sí había unos helicópteros, que supongo harán vuelos turísticos o a las otras islas.

Dos B738 de Ryanair esperando, mientras detrás despegaba uno de los helicópteros.

Una parada técnica para comprar la cena a consumir durante el vuelo.

Según las pantallas, nuestro vuelo venía retrasado casi una hora. Sin mucho más que hacer, fuimos al lounge.
Llamado Sala Guacimeta, el lounge pertence al aeropuerto, y no a una aerolínea en particular. Desde allí teníamos mejor vista de la pista, aunque aún parcial.

El lounge era bastante pequeño, con un buen surtido de bebidas, pero muy poco para comer, tal como ha sido mi experiencia en los louges españoles hasta ahora.

Me serví unos bocaditos de tortilla, y unos maníes.

Mientras vemíamos que Ryanair estaba preparado para salir.

En un rapto de inspiración se me ocurrió usar la aplicación Flightradar24, para ver por donde andaba nuestro avión.

Ya estaba llegando entonces, y al poquito tiempo lo vi aparecer ya aterrizado.

Y aquí cruzándose con uno de los ATR-72 de Binter, una empresa que hace vuelos entre las Islas Canarias, y algunos otros destinos cercanos.

Mientras, Ryanair despegaba.

Y Monarch se acercaba a la pista.

Air Lingus también llegó.

Y por último Vueling.

Cuando llegó la hora de embarcar, fuimos hacia la puerta, que afortunadamente era la que estaba más cerca.
Se había formado una fila bastante larga, pero por suerte iba rápido.
Monarch también cobra por seleccionar los asientos, pero lo bueno es que en este caso ofrecían unos asientos con más espacio para las piernas (que por supuesto salían más caros). Quizá a €30 cada uno, sea un poco caro, pero la verdad que valió 100% la pena, viajamos muy cómodo, sobre todo porque esta vez me funcionó el truco de reservar el asiento 4AC, dejando el B vació. Por lo que pude ver sin irme hasta atrás de todo, era el único asiento vacío en el avión.
A tal punto, que la azafata quizo reubicar a alguien en el 4C, pensando que mi mujer estaba en 4B y se habia movido, y aún cuando le dijimos que esos eran nuestros asientos, nos pidió ver los boarding passes. Asique ni siquiera atinó a pedir que mi mujer se moviera, habíamos pagado por esos asientos y eran nuestros.

Desde mi ventanilla veía el A320 de Air Lingus, presto a cargar combustible.

Con aproximadamente una hora de demora, hicimos el push-back. Taxeamos hasta la cabecera 03, y despegamos sin deternos.

Al igual que en Thomas Cook, Monarch vende snacks a bordo, y sirve comidas calientes a aquellos que las hayan comprado con anticipación.

En este caso, yo tenía mi baguette que había comprado previamente en el aeropuerto, pero igual compré una latita de Pepsi, porque el precio de las botellitas de Coca en el aeropuerto era escandaloso: €3.30
Igual no sé que me hubiera convenido a la larga, porque con estas latitas mínimas no tengo ni para empezar.

Como ya ven, el asiento de al lado estaba vacío.

Y con todo el espacio para las piernas (34″).

Realmente viajé muy cómodo, tranquilamente se puede comparar con World Traveller Plus (Premium Economy) de British Airways (siempre y cuando el asiento del medio este vacío).

Tanto en el vuelo de ida como de vuelta, la gente estaba muy inquieta, parados y yendo de aquí para allá, no solo para ir al baño. Supongo que debido a la incomodidad de los asientos.

Este avión no tenía ningún sistema de entretenimiento, ni siquiera pantallas en el techo. Por lo que lo único que había para entretenerse era la revista.

Las rutas de Monarch.

La cartilla de seguridad.

Esta vez sí pude conectar correctamente los aurículares a mi tablet (aparentemente es usual en la Nexus 7, el plug aunque parezca estar bien enchufado, todavía hay que empujarlo más para que quede bien, fue lo primero que encontré al googlear el problema), por lo que estuve viendo Men in Black III, y una película rumana bastante aceptable llamada Blibliotheque Pascal.
Creo que en este caso, Cathay Pacific va por la ruta correcta. La comodidad y la calidad de tener tu propia tablet para entretenerse, es mejor que cualquier sistema de entretenimiento que pueda haber a bordo. Solo tienen que proveer un puerto USB para mantener la tableta cargada, y en el mejor de los casos conectividad con internet.

Con lo de las películas el tiempo se me pasó volando (je), y ya estábamos descendiendo en LGW.
Como un tonto decidí no grabar el aterrizaje, ya que pensé que todo iba a estar demasiado oscuro, pero la realidad es que aterrizamos por la 26L (algo bastante inusual), porque estaban realizando mantenimiento en la 26R y estaba todo iluminado.

Nos dirigimos hacia el stand, pasando por debajo del tunel peatonal. A nuestro lado estaba este B733 que me costó identificar, pertenece a una aerolinea Lituana llamada Aurela.

Los pasajeros ya estaban preparándose para descender.

Desde el edificio de la terminal, la última foto al A321, matrícula G-OZBM, modelo julio 1999, y que sirvió para varias aerolíneas además de Monarch, como por ejemplo Lufthansa y BMI.

Hacia el control de migraciones.

Por si quieren venir a estudiar a UK.

La zona de control de migraciones desde arriba, por suerte sin demasiada gente. Sobre la derecha se pueden ver las e-gates.

Yo me fui por el lado de las e-gates, y mi esposa por el lado manual. Para cuando llegué, tenía unas 5 personas delante mío. Me sorprendió que el trámite sea tan lento, primero hay que poner el pasaporte con la página de la foto sobre el vidrio para que la máquina lo escanee. Esto tarda bastante, hasta 1 minuto. Luego se abren las puertas y se puede acceder a la máquina, donde una cámara apunta hacia donde esta uno, y realiza la comparación con la foto del pasaporte. Esto tarda otro minuto, y ahí se abren las puertas de salida, y ya se ingresó al país.
Estimo que para que las e-gates sean eficientes, no deberían tardar más de 30 segundos por cada persona, 2 minutos es muy similar (si no más) que lo que tarda el control manual. Tal es así que mi mujer llegó al otro lado al mismo tiempo que yo, aún cuando tenia muchas más personas que yo en la fila.

Para este momento ya se nos estaba yendo un tren, y aún teníamos que retirar el bolso. El próximo era en 35 minutos, asique pensé que tenía tiempo más que suficiente. Sin embargo, el equipaje se demoró bastante en llegar, estuvimos esperando mucho hasta que comenzó a girar el carrusel, y hasta que llegó nuestro bolso en particular.
Teníamos 5 minutos para el tren (a esta altura eran casi la 1am), por suerte la estación está pegada a la terminal Sur, y llegamos con tiempo suficiente, para tomar el tren hacia London Bridge. De ahí un taxi hasta casa y a dormir que a la mañana siguiente había que levantarse para ir a trabajar.

En síntesis, si tengo que elegir entre estas dos aerolíneas otra vez, me quedo con Monarch. Thomas Cook me causó una muy mala impresión pidiéndome los tickets, y la configuración de asientos es muy incómoda para un viaje de 4 horas. Aunque hay que pagarlos, al menos Monarch tiene la opción de elegir asientos más cómodos. Otro detalle es que Monarch permite 10kg de equipaje de mano, con lo que con un poco de cuidado, podría se posible viajar sin equipaje despachado, algo casi imposible en Thomas Cook con sus 5kg permitidos (y que encima los verifican a rajatablas).

14 Responses to MT1034 London Gatwick – Lanzarote y ZB235 Lanzarote – London Gatwick Fechas de los vuelos: 27/09/2012 y 01/10/2012

  1. Matías says:

    Me marearon las vueltas por Gatwick jaja. Muy buen reporte Ale, como siempre.

  2. Sir Chandler says:

    Ale

    Primero… No entiendo la falta de visión comercial de Monarca… Tu slogan tiene mucho marketing!!! Jajaja

    Y gracias x mencionarme en lo de las filas! Me pone contento saber que en el primer mundo también hay amantes de las filas absurdas… Es un problema global evidentemente y en parte ayuda a que los que usamos un poco más de cerebro (poquito… No hace falta mucho más) nos hacen la vida más ágil!! Jajaja

    • Ale says:

      Sí, no se puede entender como es que nadie… porque ahí en esa fila estaba el 90% del avión. Y yo pasé sin esperar nada!
      Pero es cierto que nos beneficia al resto! Saludos!

  3. Betty says:

    Completísimo informe como de costumbre!
    Todo lo que se puede hacer on line, siempre lo he realizado. Eso demuestra que cualquiera lo lograría jaja
    Con este post me he enterado de la existencia de las e-gates… siempre me enseñas algo!
    Saludos!

  4. Mariano says:

    Shhhh, no aviven giles !!!

    (ah, excelente reporte como siempre)

  5. Sergio says:

    Efectivamente….Mi experiencia con TC fue un vuelo nocturno de 9 hs., sin casi poder reclinar el asiento y con un señor con sobrepeso que roncaba al costado. Si bien no soy alto, tenía que abrir las piernas para entrar sentado. …y por supuesto, para completar el agradable vuelo, en la fila de atrás estaba el niño que pateaba el asiento y del otro lado el bebé que lloraba…

  6. Tere G. says:

    Hola, soy una asidua del blog y twitter de Alicia, y vi el link que puso a este post, y claro, siendo de Canarias, no podía pasar por alto sin leerlo, jajaja. Vivo en otra de las islas, en Gran Canaria, pero mi parte de mi vida es de Lanzarote. Me gustó mucho los videos viéndola desde el aire, aunque ya la he visto en otras ocasiones, pero no desde un avión de Monarch,
    Cuando era pequeña ibamos en vuelos charter entre islas, pero a partir del 89 por ahí, Iberia creó la filial Binter, aunque después vendió, etc. Estos aviones eran los cargueros de hélices de antes, pero en fin, ahora parece que vas en un bus, jajaja.
    Me ha gustado todos los detalles que cuentas, interesante, leeré el resto del blog.
    Saludos

    • Ale says:

      Hola Tere, ya he escuchado hablar bastante de ti por parte de ALicia, qué bueno qué te guste lo qué escribí sobre Lanzarote. Saludos!

  7. Alberto says:

    Muy bueno el reporte.
    Con que filmas cuando lo haces ?
    Saludos
    Alberto

  8. Tomas says:

    Q página usaste para hacer este blog?

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: