BA8456 Amsterdam – London City Volviendo de Holanda por British Airways

BritishE170Door

El domingo tocaba el regreso, el vuelo salía a las 18:20, asique maximizamos el tiempo en Amsterdam, y a las 16:30 salimos del hotel hacia la estación del tren. Llegamos 16:45 y el tren salía a las 16:52, asique perfecto.
Este tren era un expreso, asi que a las 17:10 llegamos a Schiphol.
Había un par de cosas que me hubiera gustado hacer, una ir al famoso local Planes@Plaza que vende modelos de aviones y varios artículos relacionados, y además tiene un pedazo de cabina de DC-9 y un tren de aterrizaje y un motor de DC-10, pero no sabía exáctamente donde estaba ubicado y no tenía tiempo de buscarlo. Aquí hay unas fotos del local (no mías): http://www.flickr.com/photos/cruisair/2036400800/in/photostream/
La otra era ir a la terraza para hacer un poco de planespotting, pero tampoco me daba el tiempo.

Asi es que fuimos a sacar los boarding passes en las terminales de autoservicios, cosa que hicimos en un par de minutos. Luego pasamos por migraciones, y salimos a lo que se llama Holland Avenue, que es la avenida que recorre todo lo largo del aeropuerto, y que por supuesto está lleno de locales:




Hicimos algunas compras (chocolates, quesos, galletitas), y fuimos para el lado de la puerta D14, que no estaba nada cerca realmente.
No estábamos sobre la hora, pero tampoco sobraba el tiempo, por lo que no pudimos pasar por el lounge de British Airways.

Caminando, caminando, llegamos al sector D:

Antes de llegar a la puerta, paramos en Paul para comprar unas baguettes, teniendo en cuenta que apenas habíamos picado algo desde el desayuno, y que a mi esposa no le iban a servir nada de comer, y mi comida había sido muy mala a la ida.

Seguridad está en cada puerta, antes de entrar a una pequeña sala de embarque. Cuando llegamos aún no había comenzado el embarque, por lo que aproveché a sacar unas fotos. Nuestro avión era el mismo en el que vinimos, el G-LCYD:

También pasó este 777 de KLM con livery de SkyTeam:

A lo lejos se veía este 747 carguero:

Fui a comprar unas cocas en una máquina que había allí (no la había podido comprar antes porque todavía había que pasar por seguridad), €2.60 c/u, bastante afano, pero tienen el monopolio de la sala de embarque.
Mientras sacaba las botellas llamaron a embarcar a los pasajeros de Club Europe y pasajeros Gold y Silver. Cuando terminé con las botellas, ya habían llamado al resto de los pasajeros. Nos pusimos en la cola, y tuvimos que esperar porque en realidad todavía no se podíá abordar, asique quedó la fila inmóvil. Después de unos minutos, se permitió el abordaje y la fila se empezó a mover.
La puerta del Embraer 170:

Abordando:

Desde mi ventana, un 737-800 de KLM:

Hacia adelante:

Mi asiento era el 4D, y el de mi esposa 5D. Esta vez eran 4 filas de Club Europe, pero aproximadamente la mitad de estos asientos estaban ocupados (luego me di cuenta que las personas en los asientos 1AB y 1D eran los mismos que estaban en el vuelo de ida, en los mismos asientos).
El Embraer es muy cómodo y la configuración 2-2 es ideal, pero lo que tienen en contra es el poco espacio para el equipaje de cabina, teniendo en cuenta que justamente en vuelos tan cortos mucha gente viaja solo con equipaje de mano.
Olvidé comentar que en el vuelo de ida, cuando abordé ya no había lugar en el portaequipaje, y tuve que poner mi valija bajo el asiento delantero (por suerte bajo el asiento de al lado, ya que no había nadie, pero del otro lado una persona tuvo que poner su valija bajo el asiento de adelante, y viajó con las piernas encogidas).
Esta vez consguí ubicar mi valijita en el portaequipaje, pero ví que otra gente no tenía donde poner el suyo.

Antes de salir de Londres estaba pensando que nunca había volado con una capitán mujer, y oh casualidad, fue una agradable sorpresa escuchar una voz de mujer dando la bienvenida y presentándose, lamentáblemente no retuve su nombre.
La capitán también comentó que había viento a favor y que por lo tanto íbamos a llegar antes de tiempo, pero que lamentablemente teníamos 15 minutos de viaje por tierra hasta llegar a la pista 36L.
No entiendo por qué nos tocó siempre la 36L, cuando la 36R esta al lado de la puerta, o incluso la 36C que no está tan lejos, no ví que hubiera tanto tráfico, más aún que con un viaje tan corto, 15 minutos representa un 35% del total del viaje.

Hice este mapa donde se vé el recorrido aproximado desde la puerta hasta la pista: http://bit.ly/9BhLEq

La puerta se cerró 10 minutos antes, y empezamos el viaje a la pista inmediatamente. Aproveché este viaje para comer la baguette, ya que tenia algo de hambre. Para cuando llegamos a la pista, ya había terminado.
Despegamos inmediátamente, el Embraer rota en 1000mts probablemente.
Estaba bastante nublado asique no puede ver mucho.
Inmediatamente después de apagar la señal de cinturones, empezó el servicio.
Me sirivieron la comida:

Esta vez no estaba tan mal, salmón con arroz que no era una delicia, pero estaba bien, y el postre un cheescake que sí estaba muy bueno.
Aunque ya no tenía mucho hambre, comí todo, siempre me dá la sensación que si dejo comida la azafata me va a retar por no comer todo :)

El vuelo pasó rapidísimo, tal como había dicho la capitán, y pronto estuvimos aterrizando en London City:

Al salir tomé esta foto de los asientos vacíos, que no había podido antes:

Bajamos por la puerta de adelante, pero también habilitaron la de atrás:

La única desventaja del London City, es que no tiene máquinas Iris, y además no me dieron la tarjeta de migraciones en el avión, por lo que tuve que agarrar una y llenarla ahí mismo. Igualmente todo fue muy rapido y el agente de migraciones fue muy amable, y hasta me habló en español cuando vió mi pasaporte.

Salimos del aeropuerto, tomamos el DLR y en pocos tiempo estuvimos en casa, llegué a tiempo para ver el segundo tiempo del partido de River.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: