BA287 London Heathrow – San Francisco A San Francisco en un 747 de British Airways

ClubWorldSeat

Por una oferta de British Airways, vuelo + hotel, donde el hotel salía prácticamente gratis, no lo pensamos demasiado e hicimos las reservas.
BA tiene dos vuelos diarios a San Francisco, los dos diurnos, y ambos operados con B744, por lo tanto una buena oportunidad para volar en 747 que hace tanto tiempo no volaba, ya que por el momento el vuelo a EZE se hace con B777.

La reserva la tuve que hacer telefónicamente, ya que en la web no es posible reservar un paquete y además hacer un upgrade con millas a Club World. El operador fue muy amable, pero e equivocó al ingresar mi nombre (por suerte se dió cuenta) y tuvo que anular todo y volverlo a hacer.

Llegado el día, salimos para el Heathrow con bastante antelación. Como siempre, tomamos el bus, y luego el tube (subte) linea Jubilee hasta la estación Green Park, donde debíamos hacer transbordo con la linea Picadilly. Pero cuando llegamos, había un mar de gente y anuncios que la línea funcionaba con grandes demoras. En los carteles no aparecía ningún tren a Heathrow T5, asique antes de quedarnos esperando sin saber cuando ibamos a poder viajar, decidimos usar el plan B: tomar la línea Bakerloo hasta Paddington, y de ahí el Heathrow Express hasta el aeropuerto.

Eso hicimos, rápidamente llegamos a la estación Paddington.
(disculpen la calidad de estas primeras fotos, pero se me perdió el cargador de batería de la cámara, y apenas tenía un poco de carga reservada para grabar el despegue, por lo tanto estas fotos las saqué con el móvil).

El Heathrow Express sale cada 15 minutos, había uno que salía en 10 minutos, compramos los tickets rápidamente, y fuimos hacia la plataforma.

Abordamos, y el tren salió puntualmente a los pocos minutos. El interior es bastante cómodo.

La revista de a bordo. También hay WiFi gratis.

Lo malo de este tren es el precio: £18 por un viaje de 15 minutos, probablemente uno de los viajes en tren más caro del mundo. Y va bastante ocupado, debe ser un negocio espectacular para la empresa que lo opera.

Pero claro, se llega al aeropuerto en 15 minutos, para el que vive cerca de Paddington realmente es conveniente.
En la estación saqué esta foto:

Y un tipo me llamó y me preguntó si no había visto un cartel que decía que estaba prohibido. Efectivamente, había un ínfimo cartel que decia que no se podía sacar fotos, entre otras cosas. Le dije que me disculpe, que realmente no lo había visto, y me fui.

Subimos por los ascensores automáticos, que están separados del edificio principal, y se unen por un pasillo vidriado.

En el edificio principal, siempre hay alguna cosa nueva para mirar, alguna escultura o algo así.
En esta ocasión estaba este móvil del ejército.

Y también esta escultura.

Como es habitual, imprimimos nuestros Boarding Passes en la máquina de autoservicio.

Hicimos el check-in en dos minutos, y cuando fuimos por seguridad, la fila del fast track era larguísima, debido a alguien que estaba trabado por algún motivo. Por lo tanto nos fuimos por la ruta común y pasamos también muy rápido.

Paseamos un poco por el shopping, y aproveché para comprar un cargador para la batería.
Subimos al primer piso, a la zona de los lounges, donde hay un mostrador de Travellex, donde había encargado unos dólares y tenía que retirarlos. Mientras esperaba en la fila, detrás mío había un uruguayo, que me avisó que en la entrada del Galleries First estaba Jenson Button. Yo jamás lo hubiera reconocido ya que no sigo la F1, pero ahí estaba el tipo paradito con un bolsito. Al poco tiempo se fué por la escalera mecánica, se vé que ya abordaba su vuelo.

Como nuestro vuelo salía de la terminal T5B, fuimos directamente a tomar el trencito que nos lleva al otro edificio. Ahora como ya esta funcionando la T5C, el tren sigue hasta la T5C, pero por supuesto nos bajamos en la T5B.

Una vez en la T5B, fuimos directamente al Galleries lounge. Allí aprovechamos para almorzar, tomar algo, y muy importante, cargar un poco la batería de la cámara.

Después de aproximadamente una hora, salimos del lounge para ir a abordar.

Ya con la cámara cargada pude comenzar a sacar algunas mejores fotos.
B747-400, matrícula G-CIVO, de 1997.

Con el fast track pasamos por el control inmediatamente, como siempre en los vuelos a USA hay una persona de TSA controlando todo, pero no hizo más que mirar los pasaportes.
En la manga había un poco de congestión con la gente que esperaba para abordar.

Pero no hubo que esperar demasiado y abordamos, el CSD estaba recibiendo a la gente y nos indicó subir por la escalerita.
Los asientos elegidos eran 64JK, mis favoritos en el upper deck del 747.

Mientras las cabin crew servían la copa de bienvenida, el capitán saludó y se presentó por los parlantes y anunció que nos ibamos a demorar unos minutos ya que uno de los contendedores de equipaje estaba dañado y tenian que cambiarlo por otro, transfiriendo el equipaje que esta adentro. Esto habrá tomado unos 5 minutos, y en el interín aprovecharon para hacer la demostración de seguridad, en este caso manual, una rareza en BA (ya que siempre en en video), debido a que el sistema de video no funcionaba en ese momento.
Una vez terminada, estuvimos listos para partir, hicimos el push-back y coemnzamos el carreteo hacia la pista 27R, que otorga un paseo por todo el aeropuerto, y permite ver muchos aviones.

One World a full.

Al fondo, el nuevo edificio de la T2, en construcción.

No era el único 777 de Tam, antes había visto otro (no fotografiado), será que se habrá quedado uno por un problema técnico?

La conocida maqueta para los simulacros de incendio.

Esperamos que despeguen un par de aviones delante nuestro y fue nuestro turno.

Una vez a la altura de crucero, nos repartieron los menús, que ahora tienen un nuevo diseño, mucho más atractivo y elegante, an mi opinión.

Carta de vinos.

Y luego vinieron a tomar los pedidos, al rato a repartir las toallitas calientes, y por último comenzaron a servir bebidas. Yo como siempre pedí Diet Coke.

No hay con que darle, los asientos del upper deck del 747, y particularmente los de la fila 64, son los mejores de la flota de British Airways, incluso que los de First, y probablemente que los de la mayoría de las aerolíneas del mundo.
Vean el espacio que hay, incluyendo los portaequipajes que a su vez pueden funcionar como mesa para apoyar cosas.

Mientras repartian las bebidas, aproveché para fotografiar el galley que está al fondo de la cabina, donde el techo se hace más bajo.

Por afuera todo estaba muy nublado, pero me llamó la atención la forma de estas nubes, parece una columna vertebral.

En breve llegó el almuerzo. Mi entrada, el salmón estaba excelente.

Pero el plato principal, arrollado de pollo, no estaba muy bien.

Mi esposa eligió mejor, y pidió el bife.

El postre de chocolate.

A esta altura, ya habían anunciado varias veces que había problemas con el sistema de video en demanda, y que estaban tratando de solucionarlo, incluso consultando con alguien en tierra a través de la radio del avión.
Finalmente se dieron por vencidos, anunciaron que no iba a funcionar, y una de las azafatas repartió unos formularios para pedir compensación.

La compensación consistía en un voucher por £75 para comprar a bordo o por coreo en la tienda High Life, o bien 15000 millas. Elegimos las millas, 30K alcanzan para un upgrade a business para dos en un vuelo intercontinental.
Por suerte, hombre previsor, tenía algunas películas en la laptop, y el enchufe del asiento sí funcionaba. Me puse a mirar “Super 8”. Una pavada importante, pero al menos me entretuvo un rato, hasta que me dió un poco de sueño. Puse el asiento en cama y dormí un rato.

Cuando me desperté, no había más nubes y estabamos volando sobre unas montañas nevadas muy lindas, en Canada.

Así estaba la cabina antes del té de la tarde.

La escalerita hacia el main deck.

Un rato más y ya estábamos acercándonos a San Francisco. Lamentablemente estaba un poco nublado, y ya era el atardecer, pero quedaron unas lindas fotos, aunque no sé de donde son exáctamente.

Entre las nubes y el recorrido del avión no pude ver nada de San Francisco. Lo único que identifiqué fue el puente de San Mateo, que cruza la bahía justo al sur del aeropuerto, pero que no fotografié porque ya estaba listo para grabar el aterrizaje.
Hay videos espectaculares de aterrizajes en SFO, ya que puede ocurrir que haya aterrizajes paralelos y se pueda ver otro avión aterrizando en la pista del lado, pero no es el caso aquí, aunque se puede ver la 28R ahi al lado.

Pues bien, carreteamos hasta la terminal internacional, y estacionamos en la puerta 4A.  El tiempo total de vuelo fue aproximadamente 10hs.

No demoramos mucho en bajar, y habiendo dos mangas se hizo bastante rápido.

Caminamos hacia la zona de migraciones, por suerte se ve que para esa hora no había demasiado movimiento, y no había otro vuelo recién llegado, por lo tanto los 6 mostradores estaban a nuestra disposición para este vuelo. Las ventajas de poder salir del avión enre los primeros es llegar también primero a migraciones. En este caso solo teníamos 3 personas delante nuestro (dspués de haberse separado la fila en 3 subfilas, con dos mostradores para cada una), pero para cuando nos toco el turno ya había una larga fila detrás nuestro.
El oficial de migraciones hizo las preguntas de rigor, y me pidió que ponga mi mano en el scanner de huellas digitales mientras él sostenía en su mano el pasaporte de mi esposa. Me dí cuenta que se estaba equivocando, pero preferí no contradecirlo (a ver si se enojaba!). Luego de tomar mis huellas se dió cuenta de su error y pidió disculpas, y volvió a comenzar con mi esposa esta vez. Una vez sellados los pasaportes, fuimos a buscar el bolso.

No había que pagar por los carros? Qué milagro!

Habremos esperado unos 10 minutos hasta que apareció.
Con el bolso a cuestas, seguimos adelante hasta llegar a la zona de aduanas. El Sr. miró nuestro formulario y nos hizo pasar directamente, sin tener que pasar el equipaje por los scanners (a ver si en EZE se dan cuenta que esa es la manera de hacer las cosas!).

Finalmente en la zona de arribos, en landside.

Ya lo mostraré mejor en el reporte del regreso, pero el aeropuerto de San Francisco, si bien amplio, cómodo y muy limpio, me pareció muy insípido, todo muy gris y sin color.

Subimos al sector del partidas, ya que por allí debíamos tomar la van que nos llevaría al hotel (previamente contratada). Hablamos con una chica que estaba allí, que tenía mis datos en su teléfono, nos dijo que debíamos esperar unos minutos.
Mientras esperábamos, veo la cola del avión de British Airways, ahí nomás después de un pequeño murallón.
Me acerqué a sacar una foto, que lamentablemente salió un poco movida, ya que para ese momento no había más luz natural.

Y este es el frente de la terminal internacional de SFO.

Al rato llegó la van , que iba casi llena, y me senté adelante, al lado del chofer. San Francisco queda bastante lejos del aeropuerto, y el tráfico estaba bastante pesado, y para colmo llovía, creo que tardamos poco mas de una hora hasta que nos dejó en la puerta del hotel Fairmont San Francisco.

4 Responses to BA287 London Heathrow – San Francisco A San Francisco en un 747 de British Airways

  1. JUAN PABLO RANIERI says:

    Realmente te queria felicitar por la calidad y lo minucioso de tus post. Para quien es un fanatico de la aviación esto es un gran placer, espero que continues subiendo cosas ya que soy un fan de tu blog, felicitaciones.-

    • Ale says:

      Hola Juan Pablo, muchas gracias.
      Todavía me faltan poner algunos reportes más antiguos, y por supuesto que seguiremos agregando cada vez que volemos. En breve se vienen unos reportes muy interesantes de Rod, en American Airlines long-haul y otras aerolíneas.

      Saludos!

  2. Pity says:

    Ale! Esto esta superbien! He llegado aqui por un comentario en mi blog, y he leido todo tu reportaje. Esta superbien, y muy ameno, todo muy bien descrito, tanto que dan ganas de tomar un avion YA! Besitos

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: