BA175 London Heathrow – New York JFK y AA1769 New York JFK – Miami Fecha del vuelo: 27/10/2012

B747 British

El ulterior motivo de este viaje era ir al KissKruise II, que salía de Miami el 31/10. Como cuando se va a un crucero hay que llegar con bastante margen, ya que un crucero no espera, directamente decidimos salir el sábado 27 y pasar unos días previos en Miami. Esto luego resultó ser muy acertado.

Después engancharíamos con una visita a BsAs, antes de regresar a Londres desde EZE.


Azul: British Airways, Rojo: American Airlines

Este primer tramo, mi intención como siempre era comprar Premium Economy para luego upgradear con millas a Business. Pero justamente esa semana, eran las vacaciones de otoño en UK (midterm), y por lo tanto no había upgrade para ningún destino en la costa este de USA. Por otro lado, el vuelo directo a MIA me costaba casi £300 más que si lo hacía via JFK combinando con AA. Asique no lo dudé y reservé ese itinerario.

Durante los meses previos a la fecha de partida, estuve verificando casi diariamente si aparecía algún upgrade, pero sin éxito. Sin embargo, la semana anterior pude verificar que el vuelo iba absolutamente lleno en Economy y Premium Economy, pero con espacio aún en Business. Eso me daba buenas chances de obtener un upgrade operativo.
Efectivamente, llegado el momento de hacer el check-in online, me encuentro con el siguiente aviso:

Después de casi 60 tramos volados con British Airways, obtenía mi primer upgrade!

Excelentes noticias! Lo malo es que ya no me daba la posibilidad de elegir un asiento, no me quedaba otra mas que esperar al check-in en el aeropuerto para elegirlos, pero eso significaba que probablemente no iba a tener ventanilla, ni estar junto a mi esposa.

Llegado el día, un auto nos pasó a buscar bien temprano para llevarnos al aeropuerto, ya que teníamos bastante equipaje y no podíamos ir en el subte.
En 50 minutos estuvimos en la T5, e ingresamos al edificio. En una terminal de autoservicio, confirmé mis sospechas, solo quedaban unos 3 ó 4 asientos libres, ninguno en ventanilla, y la única opción de estar juntos eran 13FG, bastante malo ya que 13F esta pegado a 13E, donde habría un extraño, pero no había otra opción.
Obtuve mis boarding passes.

El día anterior había leído en el diario que habían puesto un jardín dentro de la terminal, donde la gente podía hacer picnics o descansar, pero no lo ví, lo único que encontré fue esto:

Un árbol donde los atletas de los Juegos Olímpicos dejaban sus mensajes al irse de Londres.
Bastante gente a esta hora de la mañana, pero era debido a las vacaciones escolares.

Otra de las novedades era este cartel que indicaba la congestión en ambos puntos de seguridad, una buena opción para ahorrar unos minutos si uno está más congestionado que otro (no era el caso).

En una de las temrinales obtuvimos los boarding passes para los dos tramos, LHR-JFK, y JFK-MIA.

Fuimos a uno de los mostradores a despachar los 3 bolsos que llevábamos, donde además la agente nos explicó como debíamos proceder con el equipaje en JFK, que fue etiquetado con destino final MIA, via JFK.

Pasar por seguridad fue rápido, y ya del otro lado, compramos algunos chocolates en el free shop, antes de tomar el tren a la T5B, que es desde donde partía el vuelo.

Los ascensores en T5B que van desde el nivel del tren hasta las puertas.

Una vez arriba, fuimos diréctamente al lounge, desde donde tenía esta vista.

Comimos algo liviano ya que aún no habíamos desayunado, y pronto fue el momento de abordar.
Nos dirigimos a la puerta, y me dí cuenta que era una de esas puertas que estan alejadas del edificio en sí, y hay unos pasillos para llegar.

Mientras, despegaba AA.

Ese era nuestro avión, el B747-400 matrícula G-CIVG.

A su lado uno de sus hermanitos.

Ya dentro de la manga aproximándonos al avión.

Abordamos y nos instalamos en nuestros asientos. Era evidente que el vuelo estaba al 100%. Una de las cabin crew me trae el trago de bienvenida (un juguito para mi), y cuando estiro el brazo instintivamente para desplegar la mesita para apoyar el vaso… y no había mesita!!! Si, tal como lo leen, la mesita faltaba de su lugar.

LLamé a la CC y ella estaba tan estupefacta como yo. Se disculpó, se fue a hablar con el CSD, y al rato volvió con el Purser, y me explicaron que como ya estabamos por salir, no podían llamar a alguien de mantenimiento ahora porque retrasaría la partida del avión, y no valía la pena por algo relativamente menor (no lo era para mi, pero sí para lo que es todo un avión repleto de pasajeros), lo que me pareció muy razonable. Igualmente ambos se disculparon miles de veces, e iban a ver si podían hacer algo.

La cuestión es que también mi asiento estaba otra ves sucio, como en el regreso de YVR.

Le mostré esto también a la CC, e inmediatamente vino con unas servilletas de papel y limpió las migas del asiento.
Al ratito vino el Purser otra vez, y me explicó que aparentemente habían retirado la mesa porque estaba rota, pero se olvidaron de reemplazarla con otra, y llenaron la planilla de mantenimiento como que lo habían hecho. Evidentemente fue un error de mantenimiento, más aún teniendo en cuenta que el avión estaba en su base (LHR), donde tienen mayores recursos técnicos que en cualquier otro lado.
De cualquier manera, la tripulación estuvo muy bien, tratando de buscar un solución, explicándome lo que había ocurrido y disculpándose una y otra vez. El avión iba ocupado al 100%, por lo tanto no había posibilidad de pasarme a otro asiento. Incluso creo que si hubiera habido un asiento en First, me hubieran pasado ahí.

En fin, luego del push-back, de la T5 no teníamos demasiado recorrido hasta la 09L, pero igualmente nos demoramos unos minutos debido al tráfico. Yo no podía ver nada, ya que para colmo el que estaba sentado en el asiento de la ventanilla las tenía ceradas, el amargo.

Así lucía la cabina de Club World.

En algún momento despegamos, muy tranquilo.

Repartieron los menús.

Comenzó el servicio, la CC me dijo que ponga la almohada sobre mi falda, y me trajo la bandeja que la coloqué sobre la almohada. No era algo terriblemente malo, pero tampoco era muy cómodo realmente.
Ahí estaba yo con la bandeja encima.

Esta es mi entrada.

Esta la de mi mujer.

Este mi plato principal.

Y el de mi mujer.

Postre.

El mío. Lo bueno es que ahora llevan estos helados The Ice Cream Union, que si no estoy mal informado lo fabrican unos argentinos cerca de mi casa en Bermondsey, y son muy parecidos a los de Freddo, lo que para una aerolínea de UK es un lujo.

Una vez comido, ya que ni siquiera tenía donde apoyar la tablet para ver una película, decidí dormir, ya que al haberme levantado tan temprano estaba un poco somnoliento.
Me desperté cuando faltaban unas dos horas para llegar, y poco antes de que empezaran a servir el te de la tarde.
No sé bien por donde aterrizamos, pero por lo que pude ver brevemente por una ventanilla que estaba abierta, creo que fue por la 4L.

Bajamos rápidamente (otra ventaja de viajar en business, se sale entre los primeros), y fuimos rápidamente para la zona de migraciones, pero lamentablemente un vuelo de CX proveniente de Hong Kong, habia llegado adelantado, y había mucha gente en la fila. Para peor, e incomprensiblemente, solo dos mostradores atendían a los extranjeros, mientras muchos más lo hacían con los ciudadanos de USA.
Habia personal de British Airways recorriendo las filas y llamando gente, incluso por nombre, que tenía vuelos en conexión con AA pronto. Para nuestra conexión faltaban 3 horas, yo lo había planeado con cuidado, asique no quedó otra que esperar.
Recién cuando atendieron a todos los US citizens la cosa se empezó a mover con más fluidez, ya que los otros mostradores comenzaron a atender a todo el mundo.
En total esperamos casi una hora y media, y detrás nuestro todavía había muchísima gente. El de migraciones nos preguntó a que veníamos y a qué nos dedicamos, foto, pianito, sello y listo.
Nuestro equipaje obviamente estaba ya mareado de dar vueltas en el carrousel, lo recogimos, pasamos por aduana, y nomás al salir hay que ir hacia la derecha en vez de la izquierda, y hay una cinta donde se vuelven a dejar los bolsos (esto por supuesto si ya estaban etiquetados hasta el destino final).
Por lo tanto el cambio hasta la T8 se hace un poco mas fácil, solo con el equipaje de mano.

El clásico corto viaje en SkyTrain a la T8.

Un 767 de Lan esperando su hora de regresar a Chile, supongo.

Si bien no es que teníamos que correr, el tiempo estaba un poco justo. Por suerte la puerta asignada no estaba en el edificio satélite, sino en el principal, lo que facilitó un poco las cosas.
Como ya habíamos despachado equipaje y teníamos los bording passes, solo quedaba pasar directamente por seguridad. Lo usual, sacarse los zapatos, las laptops, poner los líquidos en las bolsas y pasar por ese scanner de cuerpo entero.
Ningún problema, seguimos camino, y nos detuvimos en el Admirals Club, básicamente porque necesitaba acceder a internet para activar la SIM de AT&T que había comprado, y cargarle un plan de datos, cosa que pude hacer sin problemas.
También nos llevamos algunas botellas de Coca y de agua, ya que en el avión deberíamos pagarlas.

Después de esta breve parada seguimos para la puerta, donde ya estaban abordando, es más, fuimos casi los últimos.
El avión era un B757-200, y esta vez había elegidos ya desde hace tiempo los asientos 10AC, estos eran asientos Preferred Plus, justo detras de la fila de la salida de emergencia, y hasta el día anterior el B estaba libre. Pero claro, el vuelo iba también al 100%, y por lo tanto alguien estaba en el asiento del medio.
Para peor aún, ya no había lugares en los portaequipajes, por lo que anunciaban que los que no tuvieran lugar, llevaran los carry-on a la salida del avión para que los manden a la bodega. La situación era complicada, no nos podíamos ubicar en los asientos porque estábamos con los carry-ons, y tampoco volver atrás porque había mas gente intentando entrar.
Al final me metí en el espacio que hay entre la fila 9 y la mampara que separa la cabina a esperar que pasen todos. Cuando pude, llevé ambas valijitas a la salida, donde un señor le puso una etiqueta a cada una y me dió los recibos.

Volví a mi fila, y me pude ubicar, como la fila 9 tiene solo dos asientos, delante mío no tenía ningún asiento.
Con apenas unos minutos de demora, hicimos el push-back. Mientras carreteabamos, el capitán anunció que igualmente íbamos a tardar un poco, porque estábamos en el turno 16 para despegar de tanta congestión, algo que según él, no ocurría desde hace 15 años. Aparentemente era por cuestiones climáticas, pero aquí más allá de un poco nublado, el clima era bueno.
Mientras nos dirigíamos a la pista, miraba por la ventanilla, un A380 de Lufthansa.

Enjambre de Delta al pasar por la T3

Mientras esperábamos nuestro turno en la 4L, se veía que la 4R aterrizaban otros vuelos, pero la 4L se utlizaba para despegues y aterrizajes. Así, teníamos para rato!

Cathay Pacific B777-300ER a Hong Kong.

Aeroflot A330 a Moscú.

Al girar para ocupar la pista, se veían los que estaban detrás nuestro.

En el video también se ve la fila de aviones esperando su turno, hay de todo!

Así estaba ubicado.

Pronto pasaron vendiendo comida. Solo teníamos bebidas, asique mi esposa compró un sandwich de pavo para compartir.

Sorprendéntemente, el sandwich estaba muy bueno, muy fresco.

El 757 estaba en buen estado, no tenía pantallas individuales pero sí las del techo, en este caso LCD aunque no parecían tan modernas.

Como les dije, el vuelo iba 100% lleno.

Entiendo que la ruta JFK-MIA es usualmente sobre el océano, en una línea casi recta. Pero esta vez, debido a la presencia del huracán Sandy, el vuelo fue prácticamente bordando la costa todo el tiempo. Esto porque lo ví en el mapa en pantalla, ya que estuvo nublado hasta que estuvimos bien en el sur de Florida.

Esta es la planta nuclear de St. Lucie, que usa el agua de mar para refrigeración.

El aeropuerto Witham Field, que no recibe ningún vuelo comercial.

Seguimos hacia el sur por la costa.

Singer Island, Palm Beach.

Ya llegando a Miami, salimos más hacia el mar, y ví al Oasis of the Seas o el Allure of the Seas (son iguales, no puedo identificarlos), los cruceros más grandes del mundo, 6296 pasajeros.

El video del aterrizaje es largo pero está muy bueno, ya que comienza justo cuando comenzábamos a volar sobre Miami Beach.

Aterrizamos por la 26R. Aparentemente nos tocó casi la puerta más lejana, la D3.

Descendimos, pasamos por la manga y llegamos a la terminal. El aeropuerto es lindo, pero muy grande y hay que caminar mucho.

Algunos locales estaban preparados para Halloween.

Me gustaron las formas dibujadas en el piso.

Seguimos caminando.

Llegamos a la zona de retiro de equipaje, que era un área bastante pequeña, y el carrousel también bastante pequeño. Era imposible que llevaramos todo el equipaje sin un carrito, asique no nos quedó más remedio que dejarnos asaltar por la empresa que alquila los carritos por la friolera de $5, definitivamente un robo descarado.

Teniamos que tomar el MIA Mover para llegar al centro de alquiler de autos (desde el 2010, todas las empresas de alquiler de autos están en un gigantesco garage a unos 2km del aeropuerto).

El problema que para llegar hasta la estación del MIA Mover, hay que caminar en total casi dos kilómetros. Si bien hay unas cintas, no se puede ir por ellas con los carritos, porque son de goma en vez de metal. Asi que no queda más que empujar y empujar por pasillos interminables.

Al llegar a la estación, abordamos el primer tren que llegó, que nos transportó hasta el centro de alquiler de autos. Aquí se sale a un gigantesco salón donde están los mostradores de todas las empresas.
Como yo ya tenía mi auto reservado, en Avis me estaban esperando, tenía que ir directamente al garage de Avis, para lo que había unos ascensores para descender al nivel 2.

16 Responses to BA175 London Heathrow – New York JFK y AA1769 New York JFK – Miami Fecha del vuelo: 27/10/2012

  1. Ana says:

    Me copan tus crónicas!
    Y repito, entre los dos platos, siempre me quedo con tu elección. Parece rica la comida en las fotos.

  2. Heisenberg says:

    Bunisimo Ale, una duda, club world esta en el piso superior del 747-400?

    • Ale says:

      Hola Heisenberg, en los 747 hay cabina de Club World, en el piso superior y también en el inferior. Si bien los asientos son iguales, en el piso superior es más cómodo porque hay más espacio. Saludos!

  3. Heisenberg says:

    Si tenes la cronica del kiss kruise… seria genial!!

  4. Gera says:

    Muy buena la cronica del vuelo. Primera vez que me cruzo con este blog y me gusto!
    Te dire que los esqueletos del aeropuerto de MIA aun estaban, los vimos el sabado. Nosotros hicimos San Francisco – Miami – Barcelona por American, me llamo mucho la atencion lo viejos que eran los aviones y los televisores en los pasillos eran de los antiguos. Pero no saque fotos. A fin de mes me toca Jordania y Riyahd, si necesita fotos de alguno de esos me avisa. Creo que vuelo por Royal Jordanian.

  5. TERE G. says:

    Hola, qué interesante el post, sobretodo para los que no hemos estado al otro lado del océano. Y qué curiosas las vistas de Miami desde el aire!!! En fin, muy bonito todo, chao.

  6. Betty says:

    Todo lo que muestras me resulta interesante y eso que no logré ver el video porque en estos momentos hay poca velocidad en el servicio de internet, pero ya lo lograré en algún momento.

    Saludos!

  7. Edgardo says:

    Hola señor Alejandro, se me está haciendo costumbre leer sus crónicas y como siempre muy buenas, me han servido de modelo para hacer las mias en el colegio, es por ello que le agradezco la calidad de los mismos. Con respecto a este, le comento que la información que le dieron es correcta, los creadores de “The Ice Cream Union” son argentinos, acá le dejo la página http://www.icecreamunion.com/meet-the-union. Saludos desde Buenos Aires.

    • Ale says:

      Hola Edgardo, qué tipo de crónicas hacés para tu colegio?
      Es cierto, los helados los hacen unos argentinos, por eso son tan ricos!
      Saludos!

  8. Federico M says:

    A mi en Europa me paso eso de migraciones 500 extra comunitarios en 2 ventanillas y 20 europeos en 3.
    A mi en turista de Iberia tenía roto el apoya cabeza y el enchufe de los auriculares y solo me dijeron uhh que raro jajaja

    • Ale says:

      Hola Federico, y sí, muchas veces pasa que migraciones no tiene la cantidad de personal necesario como para que la espera no sea eterna.
      Saludos!

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: