BA168 Shanghai – London Heathrow Regreso de China a Londres

British772_PVG

El vuelo de regreso a Londres partía a las 11:00hs
Nos levantamos temprano, desayunamos y nos tomamos un taxi a la estación del Maglev. Por lo que entendí, el taxista me ofreció llevarme al aeropuerto diréctamente, a lo que me negué, ya que implicaría un viaje de 40 minutos, a un costo de casi RMB100 extra, contra los 8 minutos del Maglev, para el que ya tenía el pasaje comprado.
Igualmente, una vez en la estación del Maglev, llegó un tren, pero por algún motivo no abría las puertas. Aparentemente había quedado mál ubicado, ya que al borde del anden hay una baranda, con puertas que deben coincidir con las puertas del tren para que los pasajeros puedan pasar. Por algún motivo esto no había sucedido, e incluso luego de algunos minutos el tren se movió otra vez, pero aparentemente demasiado, ya que las puertas seguían sin coincidir. Los empleados de tren continuamente hablaban por los handies (que por supuesto era inentendible para nosotros), y parecía haber una confusión generalizada. Mientras cada vez más gente seguia llegando a la estación, un Sr. muy ofuscado le reclamaba a una empleada, mientras gritaba y señalaba su reloj. Evidentemente el Sr. tenía un vuelo que tomar y no demasiado tiempo.
Finalmente alguien indicó que nos movieramos hacia el otro lado de la plataforma, para tomar el otro tren que llegaría en breve, ya que el primero evidentemente no iba a salir.
Aquí llega el 2do tren, sin rieles ni ruedas:

La ventaja de haber esperado tanto, fue que este tren al estar atrasado, corrió a 431Km/h, en vez de a 300km/h, ya que la velocidad máxima está programada en ciertas bandas horarias (ignoro el motivo):

En menos de 8 minutos llegamos al aeropuerto.
Esta es la zona de check-in:



Un agente nos preguntó en qué clase viajábamos y nos dirigió a un mostrador libre (aunque en realidad había muy poca gente y nada de cola), pero en China por todos lados hay gente solo indicando hacia donde uno debe ir. Supongo que habiendo tantos chinos, hay que darles trabajo, y muchos hacen solamente eso.
Lás máquinas de autoservicio no funcionaban, pero igualmente teníamos una valija para despachar. Rápidamente la agente controló la documentación, tageo la valija, y nos dió los boarding passes y unas invitaciones al lounge de Star Alliance. Me extrañó no solo que BA no tuviera un lounge aquí (aunque con un solo vuelo diario quizá no se justifique), sino que no hubiera uno de One World, ya que AA, CX, QF y JL vuelan también aquí.

Salimos del checkin (esta es la única palabra que aprendí a reconocer en Chino, salida):

Algunas otras fotos antes de pasar por seguridad:

Pasamos por seguridad sin demoras, y luego por migraciones, donde otra vez te sacan la foto y todo lo mismo que a la llegada.

Aquíe el cartel con las partidas:

Teníamos unos 40 minutos, yo quería ir a conocer el lounge (aunque me habían dicho que no era muy lindo), pero mi esposa quería hacer compras en el free-shop. Asique me pasé los 40 minutos parado aburrido, aunque saqué algunas fotos:

Locales:




Los empleados de migraciones iban y venían en fila todo el tiempo. En esos 40 minutos pasaron varias veces, o sea que no era un cambio de turno, no tengo idea por qué iban y venían todo el tiempo.

Tampoco había demasiados aviones a la vista, este B744 de Delta:

Y el nuestro, casualmente el mismo B772 G-YMMN en el que habíamos viajado a la ida:

Encima si la internet en China es lenta, en el aeropuerto era todavía peor. 5 minutos para cargar una página, un bodrio.

Cuando mi esposa terminó de comprar (que encima sus compras fueron unas galletitas con forma de panda que le vinieron todas rotas, y unas muñequitas que nisiquiera eran chinas), ya era hora de ir a abordar.
La puerta 75 no estaba lejos, ya estaban abordando, pero había bastante gente. Una chica con un cartel en alto indicaba a los pasajeros de Club World y First, que pasen por otro lado donde no había nadie.
Pasamos entonces inmediatamente, había 2 mangas colocadas, una para First y Club World, y otra para World Traveller Plus y World Traveller:

Fuimos por la manga que conectaba a la puerta 1, que en un 777 es adelante de todo, y por lo tanto hay que pasar por la cabina de First:

Igualmente antes de llegar a nuestros asientos, cruzamos a la gente que entraba por la puerta 2.
Estábamos en 10A/B, nos acomodamos rápidamente.

Mientras veía que en otro pasillo iban y venían con el trago de bienvenida, por el nuestro no pasaba nada. Vino la azafata a ofrecernos un diario, pero luego desapareció por un buen rato. Finalmente llegó con la bandejita.

El capitán anunció que había bastante tráfico para despegar, y que ibamos a tener que esperar un rato, pero igualmente el push-back fue bastante puntual. Mientras carreteabamos hacia la pista, yo tomaba fotografías:




Video del despegue:

Realmente impresiona el tamaño del motor Trent 800, con sus 2.8m de diámetro. Aunque las Trent 900 en el A380 son más grandes, cuando viajé en uno de ellos no tenía los motores tan cerca. Y si bien el 777 es mucho más grande, parece mentira que un 732 volara con esos cañitos bajo las alas :)

Hubo un poco de turbulencia durante el ascenso, por lo que la señal de cinturones no se apagó hasta que estuvimos bastante arriba.
Las azafatas pasaron repartiendo primero el amenity kit:

Luego los menús:

y luego las toallitas calientes.

Al rato llegó el almuerzo, las entradas:

Los platos principales:

Y el postre:

La verdad que mi comida estuvo deliciosa, de lo mejor que he comido en un vuelo en mucho tiempo.

Después de comer volábamos sobre unas montañas en algún lugar de China:




Una vez que terminó todo el servicio de almuerzo, apagaron las luces, aunque no nos pidieron que cerráramos las ventanillas. Yo hice cama mi asiento y traté de dormir un poco:

Pero como siempre no pude, menos en pleno día. Viajando hacia el oeste, nunca se hizo de noche.
Me puse a ver la tele, ví la nueva versión de Karate Kid, que transcurre en China, aunque en Beijing, e igualmente muchas cosas me resultaron familiares. Lo raro es que la película no es sobre karate sino sobre Kung-Fu.
Después ví varias series, algunas muy malas como “Worst week”. Si bien el sistema de entretenimiento tiene bastante variedad, hay un solo capítulo de cada serie (en Qantas hay 3 ó 4 de cada uno), por lo tanto en un viaje largo las opciones se terminan bastante pronto.

Bueno, pasé el tiempo como pude. Encima afuera estaba nublado y no se veía nada de la superficie.
Me puse a sacar fotos de las cartillas, la del asiento:

La de seguridad:


La revista High Life:

Finalmente, cuando faltaban 2 horas para llegar, sirvieron una comida liviana, ya que eran las 14:30 hora de UK:


10D, uno de los pocos asientos que estaba libre:

Video del aterrizaje, por la 27L:

Aterrizar por la 27 significa quedar bien cerca de la terminal. En este caso fuimos a parar a un stand remoto en la T5B. Como se ve en el video ya habia un colectivo esperando, pero todavía faltaba la escalerilla, asique el desembarque se demoró unos minutos.
Bajamos:


Fuimos por el túnel otra vez hacia la T5A:

Y ya dentro de la terminal:

Migraciones fue en segundos gracias a las máquina de IRIS. La valija llegó bastante rápido, salimos y ubicamos al chofer del remise que nos llevó hasta casa.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: