AA3821 Toronto – New York JFK y CX889 New York JFK – Vancouver A la costa oeste con Cathay Pacific, fecha del vuelo: 20/07/2012

Otro vuelo que partía bien temprano, 6:25hs. Me había quedado con el auto que había alquilado el día anterior justamente para devolverlo en el aeropuerto, ya que a esa hora (4am), la única manera de llegar al mismo es en taxi. Asique carganmos la valija en el auto, y partimos hacia YYZ.

Nada de tráfico a esa hora, llegamos enseguida, aunque tuve que dar un par de vueltas para llegar a la estación de servicio y llenar el tanque antes de devolver el auto.
Dejamos entonces el auto en una fila con muchos otros autos (ya que a esa hora, todavía Avis estaba cerrado), y nos dirigimos hacia la terminal.
El garage de Avis está en la Terminal 1, asique debíamos tomar el Link Train a la Terminal 3.
Pasamos por varios lugares desiertos.

Y finalmente llegamos a la estación del trencito.

El interior del tren no es como el usual en los trenes de aeropuertos, cada puerta daba a una especie de camarote individual.

Terminal 1

Una vez en la Terminal 3, hay una zona de donde parten todos los vuelos a USA.

Esto es debido a que este aeropuerto (así como muchos otros en Canadá), cuenta con pre-clearing, es decir, se pasa por migraciones de USA antes de abordar el vuelo.
Aqui usamos la terminal para imprimir los boarding passes.

Por algún motivo me volvió a pedir todos los datos que había entrado en la web (nro. de pasaporte, etc.), pero al final me imprimió los boarding passes, y el tag para la valija.

El tema de la elección de los asientos también fue un poco accidentado. Originalmente, antes de comenzar todo este itinerario, había tenido que elegir asientos en filas separadas, ya que no había nada disponible con ventanilla. Recuerden que en ese momento AA no había reconocido mi nivel Sapphire de One World, por lo tanto no podía elegir los asientos Preferred. En el check-in del vuelo de ida, la agente había ingresado nuestros números de British Airways, por lo tanto ahora sí veía disponibles los asientos Preferred. Pero cuando elegía los que quería, me decia que no estaban disponibles! Dos días antes llamé por teléfono a AA, y la Sra. que me atendió me dijo que ella tampoco podía cambiarlos desde su lado, y me pasó con los que manejan el website. Le pedí que me cambie a 6CD, y se vé que me entendió “sixteen d”, porque cuando me fijé luego en la web, allí es donde estaba. Otra vez me cambié manualmente a donde estaba antes, y decidí esperar hasta que abra el check-in para intentar otra vez.
En ese momento, no sé si porque los asientos ya estaban liberados, pero pude elegir los asientos que quería, 5CD, justo detrás de first class, con más espacio para las piernas.

Bien, a la entrada del pre-cleareance habia una sra. verificando los BP y pasaportes, y preguntando si ya nos habíamos registrado en el ESTA. Al ingresar, vimos que la fila era bastante larga, dando varias veces la vuelta al salón alrededor de los tensa-barriers. Me pregunté si habríamos de tener suficiente tiempo, pero la realidad es que la fila iba bastante rápido, además de haber varios agentes de inmigración, la mayoría de la gente tenía pasaporte canadiense, por lo que nadie se demoraba más de un par de minutos.
Cuando llegó nuestro turno, nos hizo un par de preguntas básicas, y nos selló los pasaportes.
Pasando estos mostradores, había una cinta donde debimos dejar la valija a despachar, y luego continuamos la caminata hacia la puerta.

En teoría no teníamos tiempo para pasar por el lounge, que probablemente quedaba hacia el otro lado, por lo que directamente fuimos a la sala de espera de la puerta.

Tal cuál en JFK, la puerta A9 se subdividía en varias puertas para las salidas de los vuelos de American Eagle y sus pequeños CRJ.

Mientras esperábamos, llamaban para un vuelo a Chicago, y también a un pasajero en particular. En ese momento, se me acerca una señorita de rasgos orientales, y me pide si le puedo prestar un pon. Pensé que necesitaba una lapicera, asique le ofrezco una. “No, no, a pon” me decía mientras me mostraba un número en su agenda. “Ah, a phone!” le digo, “yes, yes, local call”. Bueno, le presto el teléfono y se pone a hablar con alguien. Estuvo hablando varios minutos (que por supuesto no entendí absolutamente nada porque era en coreano), mientras alguien de American Airlines se le acercaba y miraba su boarding pass. Al parecer, la persona que estaban llamando era con quien estaba hablando esta chica, que evidentemente no se encontraba en el aeropuerto. Una vez que me devolvió el teléfono, se fué a abordar. Quién sabe como era la historia.

Al rato llamaron para abordar nuestro vuelo.
Pasamos por esa manga precaria, dejamos otra vez la valija de mano al lado del avión, y abordamos.

Como ya había comentado, nuestros asientos eran 5CD, justo detrás de la ultima fila de first, lo que hace que esta fila tenga mucho más espacio para las piernas.

Del otro lado 5AB todavía tiene más espacio, ya que de ese lado hay un solo asiento de first.

Poca gente en este vuelo, no recuerdo exáctamente cuántos.

Los aisentos de first.

Otro CRJ al lado nuestro.

Otra vez, el espacio para las piernas era excelente.

Los portaequipajes en first son incluso más pequeños.

Aquí se ve bien la manga precaria.

Y el carrito con los equipajes de mano que van a la bodega.

Hicimos el push-back en horario, y comenzamos el carreteo hacia la pista 6L.

El video del despegue, contiene buenas vistas del centro de Toronto y CN Tower.

Este vuelo es realmente corto, alrededor de una hora. Hojeando la revista se me pasó rapidísimo.

La cartilla.

Reconozco que esta vez el CRJ me causó mejor impresión, probablemente por estar en un asiento un poco más cómodo, y en un vuelo no tan lleno.

Pronto estuvimos llegando, acá vemos Rockaway Beach, inmortalizada en el tema de Los Ramones del mismo nombre.

Aterrizamos por la 4L

Inmediatamente desembarcamos, saliendo por el exacto mismo lugar donde habiamos estado unos días antes, pero esta vez el lugar estaba prácticamente vacío.

Haciendo el camino inverso, llegamos a donde está seguridad, pero para ir a buscar el equipaje todavía hay que bajar un piso. Este lindo mural estaba sobre la escalera.

Tuvimos que esperar un ratito más hasta que llegó el bolso, y ya podíamos salir de la terminal.

 

Una horas en New York.

Ahora se nos presentaba un problema. Eran las 8 de la mañana, y el vuelo a Vancouver no salía hasta las 22:40. Mi idea original era dejar las valijas en el left-luggage, e ir a Manhattan para almorzar y pasear hasta la hora del vuelo, pero parece que mi mujer no pensaba lo mismo. Claro, nos habíamos levantado a las 3am, habiendo dormido unas 3 horas, y todavía nos esperaban muchas más por delante, y ella, digamos que no se pone del mejor humor cuando tiene sueño.
Una de las opciones era despachar ahora la valija, pasar por seguridad y quedarnos en el Lounge, donde podríamos dormir, ducharnos, y comer. Pero no sabía si podía despachar todo tan temprano, la única posibilidad era ir al mostrador de Cathay Pacific y a averiguar.

Teníamos que ir entonces a la terminal 7, para lo que tomamos el Air Train, pero no sé si porque hay un tramo en reparaciones, o es siempre así, pero solo cirula en un sentido, entonces para ir de la T8 a la T7 hubo que pasar por todas las otras terminales primero.

No fue un gran inconveninente para mí, ya que hacer un tour de JFK no es algo de todos los días.

Finalmente, en la T7 me acerqué al mostrador de Cathay para preguntar si podíamos despachar las valijas, y después de consultar con alguien por la radio, me dijeron que no, que como muy temprano podría ser a las 17hs. Si hubiera sido BA, podría haberlas despachado desde las 5am para cualquier vuelo del día, pero bueno.

La otra alternativa que quedaba, era un hotel por el día. Algunos hoteles de la zona de aeropuertos, aceptan pasajeros con un “day-rate”, usualmente de 10 a 18, y de paso alquilan las habitaciones que les quedaron sin ocupar. Aprovechando un mostrador de informaciones que tenía un teléfono para comunicarse directo con todos los hoteles de la zona, empezamos a llamar para ver cuáles tenian day rate y a que precio. Llamamos a varios, que no tenían, o eran muy caros, pero finalmente en el Courtyard nos atendió alguien muy amable que nos consiguió una habitación y nos dijo que nos podíamos quedar hasta las 19.
Obviamente, negocié con mi mujer que íbamos a almorzar a Manhattan, y después volvíamos al hotel.

Asique otra vez al Air Train, esta vez hasta Federal Circle, que es donde pasan todas las vans de los hoteles. Allí nos pasó a buscar la van del Courtyard, que nos llevó hasta el hotel. Dejamos las valijas, nos refrescamos un poco, y otra vez en la van volvimos a Federal Circle, donde otra vez tomamos el Air Train, pero esta vez para ir hasta la estación Jamaica del LIRR.

El tren muy cómodo y rápido, creo que en 20 minutos estuvimos en Penn Station, al lado del Madison Square Garden.
Luego tomamos el subte y tuvimos que hacer un cambio para llegar a la estación de la 2nd Avenue, en el Lower East Side.

El subte de New York es muy práctico y todo eso, pero en limpieza deja muchísimo que desear. Si alguien cayera a las vías, el peligro principal no sería que lo pise un tren, sino ser devorado vivo.

Caminamos unas cuadras y por fin llegamos al lugar donde había estado planeando ir por meses: Kat’z Delikatessen.

Algunos conocerán este restaurant por ser el lugar donde se filmó la famosa escena de “Cuando Harry conoció a Sally”.

Pero lo que yo iba a buscar era esto:

Sandwich de pastrami caliente!

En fin, después de haber disfrtutado de esa obra maestra de la gastronomía, salimos un poco rodando, y me encontré esto en la vereda de enfrente, un poco anticipando lo que vendrá en Noviembre.

Hicimos el camino inverso para volver al hotel, donde nos duchamos y nos pegamos una buena siesta.
Cuando llegó la hora de dejar el hotel, otra vez tomamos la van que esta vez nos dejó en la puerta de la Terminal 7 de JFK.

 

Cathay Pacific en el B777-300ER Business Class.

Así lucía el acceso a la Terminal 7 de JFK a eso de las 19:30hs

Todos los vuelos de One World (British, Iberia, Cathay, Qantas, excepto los de AA que tiene su propia terminal, y no estoy seguro Lan), parten de la T7. Aqui las filas frente a los mostradores de British Airways.

Qué feo llegar y ver que te equivocaste de terminal!

Pero los pasajeros de Business y First, tienen una zona separada para el check-in.

Al final estaban los mostradores de Cathay.

Al lado los de British Airways, para todos sus vuelos a London Heathrow.

Había algunas personas delante nuestro, pero enseguida nos tocó el turno.

Nos dieron los boarding pass y también una invitación para el lounge.

También hay un fast track de seguridad

En el que había bastante gente.

Lo que es comprensible, ya que de ahí al final del día, hay 3 vuelos de British Airways, dos de Iberia y dos de Cathay, todos intercontinentales y con aviones grandes.

Después de una espera no muy larga, pasamos por seguridad sin problemas.

Ya en airside, teníamos mucho tiempo por delante, asi que decidimos pasear un rato, y curiosear por los locales.

Mucha gente para el vuelo de Iberia a Madrid y Barcelona.

Cuando nos aburrimos de pasear, fuimos para el lounge.

El acceso.

El lounge pertenece a British Airways, pero es usado por todas las aerolíneas One World que utilizan la terminal.

Aunque el lounge es grande, había mucha gente y pocos lugares para sentarse.

Había una buena selección de bebidas, pero poco de comida.

Quizá eso sea debido a que existe el Pre flight Dining.

Esto es debido a que los vuelos nocturnos de British Airways a Londres son los “Sleeper Service”, y ofrecen un servicio limitado de comida, ya que es posible cenar previamente en el lounge (es un retaurant a la carta), y luego aprovechar para dormir lo más posible en el vuelo.

La sala de computadoras.

Matamos el tiempo tomando, comiendo algo, leyendo.
Por fin se hizo la hora de acercarnos a la puerta. Saliendo estaba esta mesa tan adornada.

Ya tenía reservados los asientos 12AD, no tuve problemas en elegirlos, pero no sé si por el status de One World, o porque en CX cualquiera puede elegir.

Como ven, la configuración en business es 1-2-1, lo que hace que realmente sea muy espacioso. Mi mujer en este caso estaba al lado mío, pero pasillo de por medio. Este B777-300ER, matricula B-KPA, fue entregado a CX en Septiembre de 2007 (aparentemente es fue el primer 777-300ER de CX), tiene una configuración de 4 clases.

A partir de aqui ocurrió algo extraño. Nunca sentí como que estuviera un avión. Abordamos por la manga, no hubo posiblidad de ver el avión desde afuera, y diréctamente nos sentamos en nuestros asientos, que prácticamente estaban al lado de la puerta.

Esta “mini cabina” de business solo tiene dos filas, y con el asiento lejos de las ventanas, realmente parecía estar en una habitación, no en un avión. Eso puede ser positivo para alguna gente, pero yo hubiera preferido estar en un avión.
De cualquier manera, el producto de CX es excelente. El asiento es amplísimo, por algo se dice que es el mejor asiento de business del mundo.

Los asientos del medio, estan bastante separados, y además apuntando ambos hacia afuera, lo que otorga buena privacidad entre sí.

La fila de adelante.

El control remoto, la luz, los controles del asiento y conectores de audio y video.

Mucho espacio por todos lados.

La pantalla, wide de 17″ y de muy buena calidad, un lujo espectacular!

Las azafatas pasaron repartiendo el trago de bienvenida.

El compartimiento de auriculares tenia un espejito! No hay que ir al baño para sacarse una foto frente al espejo! :)

Ahí estoy ya acomodado.

Mientras en la pantalla ya estaba funcionando el mapa con el Air Show, mostrando la ruta que íbamos a hacer.

El capitán salió por los parlantes dando la bienvenida, e informando que el vuelo iba a tomar unas 5 horas. Por su acento, aparentemente era británico. También dijo que iban a mostrar el video de seguridad. Luego repitieron lo mismo en chino (supongo), pero era otra voz.

Hicimos el pushback puntualmente, y comenzamos el carreteo. Como obviamente estaba oscuro, y además estaba lejos de las ventanillas y no tenía buena visibilidad hacia afuera, no logré orientarme asique no sé por que pista despegamos.

Luego de unos minutos de despegado, cuando la tripulación pudo levantarse, repartieron el menú.

Y también el amenity kit, o washbag.

El de mi esposa era diferente al mío, aunque no sé si el contenido también lo era.

La tripulación estaba compuesta por integrantes orientales, por lo menos los que ví. Tanto la jefa de cabina, como la tripulante que estaba encargada de nuestros asientos, vinieron a presentarse (no me pregunten como se llamaban!), dirigiéndose a nosotros por nuestros apellidos.
Ese es otro punto por el cuál no me sentía en un avión. Un par de veces me levanté para ir a ver otras zonas del avión, e inmediatamente fui interceptado por un tripulante preguntándome si necesitaba algo. Y no daba para decir “quiero ir a sacar fotos a premium economy”.
Solo pude sacar esta foto hacia la 2da cabina de business.

Incluso, en una de esas intercepciones, la tripulante de nuestra área me ofreció asociarme al Marco Polo Club, el programa de viajeros frecuentes de Cathay Pacific. Le dije que teniendo ya status silver de British Airways Executive Club, no veía ningún beneficio en la tarjeta verde de CX, el nivel más bajo, y que además es muy raro que viaje con CX. Ahí mandó un discurso sobre los beneficios, que upgrades, que millas, etc. (que no es del todo cierto, una tarjeta del nivel inicial solo sirve para acumular millas viajando en CX). Pero el único beneficio real era que no me cobraban los $50 (es cierto, yo había intentado registrarme en el website para acceder más facilmente, y había que pagar $50 dólares americanos). Asi que un poco para aprovechar eso (nunca se sabe) y otro poco para sacármela de encima, le acepté los formularios y me los llevé a mi asiento.

Al rato comenzaron a servir la cena.

Primero trajeron una bandeja con los cubiertos, manteca, y una ensalada, y me dieron para elegir un pan de una canastita.

Me gustó el detalle del salero y pimentero.

El detalle es que para servir los platos no usaban el clásico carrito, sino que usaban un carrito abierto, de dos pisos, como si fuera un restaurant, donde podía ver los platos antes de servir.
Yo me pedí la carne con vegetales rostizados y papas gratinadas.

Mi mujer se pidió la sopa de wonton.

El postre fue torta de yoghurt de frutillas para mi.

Y frutas frescas para mi esposa.

Coincidimos con mi esposa que la comida estaba bien presentada, pero no era nada del otro mundo, parecía como que le faltaba gusto.

Después de comer y que levantaran la bandeja, me puse a explorar el sistema de entretenimiento, llamado Studio CX.
Hay una revista exclusiva con la programación e instrucciones para el uso.

Como ya conté, la pantalla es muy buena, pero extrañamente no es touch, solo se podía manejar con el control remoto, lo que lo volvía un poco más incómodo, pero no era un gran problema.

La selección de películas y series era inmensa.
Por ejemplo, tenían temporadas completas (y actuales) de muchas series, por ejemplo de Family Guy, una de mis favoritas.

También muchas películas.

Variedad de juegos.

Y el mapa y la cámara externa (claro que de noche estaba absolutamente negra)

Las luces bajaron un poco y se pusieron en modo noche.

Despues de ver un par de capítulos de Family Guy, y aunque me hubiera gustado seguir aprovechando el sistema de entretenimiento, realmente estaba muy cansado y se me cerraban los ojos. Pero después de todo, dormir en una cama confortable mientras volamos, también es aprovechar! Asique puse el asiento en forma horizontal, y me dormí un par de horas.

Me desperté cuando encendieron las luces de la cabina, y ya estaban anunciando el descenso (y realmente estábamos descendiendo). Aproveché para llenar el famoso formulario de Marco Polo (que ya me lo había reclamado!) y la tarjeta de migraciones de Canada.

La aproximación fue desde el oeste, desde el mar, asique no puede ver mucho, y aterrizamos por la 08R.
Rapidamente llegamos a la terminal, y ya que se colocaron dos mangas (una para first, y la otra para el resto), desembarcamos prácticamente primeros.
Aqui gracias a que las mangas tenian paredes de vidrio, pude sacar una (mediocre) foto del avión.

Y luego otra ya desde el edificio de la terminal.

Si no hubiera podido sacar estas fotos, realmente hubiera pensado que me habían metido en una habitación, y que un rato después aparecí en otro lado.

Comenzamos a caminar por la terminal.

Realmente muy linda la terminal, y a esa hora prácticamente no había nadie.

En el próximo reporte del rgereso de YVR a LHR, hay muchas fotos de este aeropuerto, que es el más lindo en el que estuve.

Llegamos a la zona de migraciones.

El de migraciones me hizo más preguntas que para entrar a USA, que a que venía, donde me iba a quedar, donde vivía mi amigo, si era canadiense, etc.
Una vez sellado el pasaporte, fuimos a buscar el bolso.

Mi amigo Sergio nos habia avisado que nos esperaba al lado de los dos totems.

Después de los saludos, nos fuimos al estacionamiento, subimos a su auto y nos fuimos para su casa dondo podríamos descansar después de este día tan largo.

7 Responses to AA3821 Toronto – New York JFK y CX889 New York JFK – Vancouver A la costa oeste con Cathay Pacific, fecha del vuelo: 20/07/2012

  1. Mariano says:

    Ale, algun otro blog/web como el tuyo para recomendar ?

    • Ale says:

      Hola Mariano, no te alcanza con este?
      En español, lo único que conozco es el foro de aeropuertosarg.com.ar, y algo en el blog de Chandler.

      saludos!

  2. Mariano says:

    Jajaja, si si, me alcanza con este, solamente tenia curiosidad para saber si existian otros iguales.

    Abrazo

  3. Solo queria saber si este el foro adecuado para anunciar que soy coleccionista de tarjetas de embarque de compañias aereas, si alguien que lo vea esta interesado puede ponerse en contacto conmigo respondiendo al mensaje, tambien agradeceria que me informaran si no es el sitio adecuado, saludos

    Por cierto se me olvidaba decir buen reportaje de vuelo.

Dejame un comentario!

%d bloggers like this: